<$BlogRSDUrl$>

martes, mayo 24, 2016

@: Un cáncer a extirpar 



Así va la Realpolitik.

Esto dice la portada de la edición impresa de El Mercurio el día de hoy, 25 de mayo del año en curso:

"LÍNEA DE TRABAJO QUE DESARROLLAN CARABINEROS Y LA PDI:
INVESTIGACIÓN DE VIOLENCIA EN VALPARAÍSO SE CENTRA EN GRUPOS ANARQUISTAS QUE PLANIFICARON SUS ACCIONES.
--
Intendente Gabriel Aldoney dijo, tras visitar La Moneda, que son "un cáncer al que hay que extirpar ahora".
--
Presidenta Michelle Bachelet y general Bruno Villalobos coinciden en que caso Avilés inhibió en parte el actuar de Carabineros."

Así que está más que claro, tal cual dijeron hoy lxs cabrxs en el patio de los cañones: LA OFENSIVA EMPIEZA HOY. Ambas partes se enseñan los dientes...

No Trend: Cáncer.

Etiquetas: , , , ,


miércoles, mayo 18, 2016

Estudiar Derecho/Abajo la Constitución: no más códigos ni leyes 


Sobre el estudio del derecho.

Cualquiera que sepa leer, puede estudiar Derecho, y no debería irle mal. El problema es tener que soportar tantas otras cosas….profesores momios, compañeros y compañeras de curso abiertamente ahuevonados, lenguaje especializado y burocratizado, fetichismo jurídico en profesores y alumnado, que de hecho no comparte con ninguna otra carrera…etc. Etc. Etc. Pero se puede.

En mi caso, yo prefería estudiar Sociología en la U. de Chile, pero a fines del 87 el rector designado por la dictadura, Federici, decidió cerrar los ingresos a dicha carrera por un tiempo. En la introducción a la Sociología Teodoro Adorno dice que siempre el estudiante de “sociología” era considerado sospechoso de “socialismo”. Así hubiera sido en mi caso, pero como no pude entrar ahí, una vez que comprobé por la prensa que no me había ido mal en la Prueba de Aptitud Académica, postulé en primer lugar a Derecho en la U. de Chile, y ahí quedé.

Como entré a estudiar teniendo aún 16 años de edad, el cerebro estaba fresquito y los dos primeros años me fue muy bien. Después ya no estaba tan fresquito y además aprendí que con un esfuerzo mucho menor pasaba igual de curso. Casi no iba a clases los últimos años, pero no faltaba nunca a la escuela. Primero me juntaba con 2 o 3 camaradas y nos íbamos a beber chicha mezclada con pipeño en el Galindo: un barucho que ahora es restaurant y se gentrificó abiertamente. Costaba como 120 pesos la caña. A las 11:00 volvíamos al recreo largo (15 minutos), a juntar más camaradas y dinero, y nos íbamos a seguir bebiendo en el Da Noi o El mastique, en Diagonal Paraguay con Portugal, litros y litros de cerveza, toda la tarde. No sé de adonde salía la plata para beber tanto….muchas veces de los depósitos que recibían los estudiantes alcohólicos de provincia.

Hacia inicios de los 90 la escuela era tan fome que solíamos pasar más tiempo en los pastos de Macul con Grecia: los ultrones eramos muchos más en número, y todos recuperaban en el supermercado de la esquina, por lo que comer y beber era casi gratis.

Lo que más me llamó la atención siempre fue que la mayor parte de la gente interesante duraba un año o dos, y se iba a otras carreras como Periodismo o Literatura. De ahí salieron dos desertores ien conocidos: Jaime Pinos, el poeta, y Patricio Fernández, el jefe de The Clinic. Más me llamaba la atención en todo caso que en una era tan “izquierdista” llegara tanto gil que luego de unos meses se desilusionaba y declaraba cosas tales como: “me voy a ir, porque veo que el Derecho no sirve para luchar por la justicia”. Yo les respondía con: “¿No leíste nada de Marx?  ¿Qué creías que era el derecho sino un instrumento al servicio de la clase dominante?”. En fin….su ingenuidad me resultaba sorprendente, y hasta irritante. Pero parece que no es inusual, ni siquiera al día de hoy: mucha gente entra a la universidad porque cree que debe hacerlo, y una vez ahí adentro empieza a tomar conocimiento de la carrera seleccionada y si es que le gusta o no, o si tiene o no dedos para el piano. Cuando les va como las huevas, se van y dicen: “no era lo que esperaba”, o peor, creen que fue válido llegar hasta esos extremos para recién poder concluir cosas como “esta carrera es una mierda”. Si los imbéciles volaran…

Y podrían ahorrarse tantos displaceres leyendo un poco más, un poco antes. Lo esencial es eso: lo que uno estudia por su cuenta.


Va un prólogo que redacté a petición del camarada y colega Rodolfo Montes de Oca, para un libro que compila varios de sus escritos “jurídicos” y que debería ser editado en algún momento cercano en el tiempo en Venezuela.


Se me olvidaba poner algo de música ad hoc:

1.-Kortatu, La cultura.
2.- Cecil Taylor, Student studies.
3.- Ornette Coleman, Law years.

--
“ABAJO LA CONSTITUCIÓN: NO MÁS CÓDIGOS NI LEYES”
Prólogo para el libro de Rodolfo Montes de Oca “Civis Seditious-Textos jurídicos de un abogado heterodoxo”.

1.-Recuerdo que hacia principios de la década del 90, en el recién reestrenado ambiente anarquista metropolitano, a no pocas personas les llamaba la atención que existiera un grupo de estudiantes anarquistas en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. El colectivo se llamaba “cadáver exquisito”, en homenaje a una técnica surrealista de escritura colectiva, porque curiosamente todos los integrantes, que proveníamos de diversas expresiones del marxismo local de los años 80, nos habíamos “anarquizado” no por la lectura de ningún clásico, sino que por la influencia de Antonin Artaud, sobre todo de su “Carta a los poderes”, en la muy estimulante edición argentina de Argonauta (y luego, la mayor influencia para muchos fue Evaristo y la Polla Records: en la época de la dictadura,  pese a todas las prohibiciones, circulaba profusamente toda clase de literatura marxista-leninista, pero ni en los 80 ni hasta ese entonces nadie había visto jamás libro alguno de Bakunin).
En todo el ambiente libertario de ese entonces se entendía, como pareciera obvio, que Derecho es igual a Ley, y Ley es igual a Estado y Orden -que además no es cualquier orden sino que el de esta sociedad burguesa-, y que por ende nada tenía que ver nuestra bella y querida Acracia con el estudio de la horrible disciplina jurídica, estudiada por quienes luego inevitablemente tendrían que ejercer su profesión como horribles leguleyos, desde las mismísimas entrañas de la bestia estatal y capitalista: los tribunales de “Justicia”.

La idea de un “abogado anarquista” puede resultar a simple vista tan chocante como la del “banquero anarquista” de Pessoa, y la prueba de eso es que se pueden contar con los dedos de una mano:

-Desde Italia, a fines del siglo XIX, el compañero Pietro Gori, famoso por sus brillantes defensas de anarquistas criminalizados por el Estado, pero que al menos en su aporte “criminológico” manifestado tanto en clases en la Universidad de Buenos Aires durante su exilio argentino, y en la publicación de la revista “Criminología moderna" parece no diferenciarse mucho de las pretensiones científicas de dicha disciplina en esos tiempos, de Lombroso a J. Ingenieros.

-Desde España, también a fines del siglo XIX, don Pedro Dorado Montero, que publicaba frecuentemente en las revistas anarquistas de su tiempo, como La Revista Blanca, firmando como P. Dorado, y a quien incluso los cuadernillos de la publicación Etcétera-Correspondencia de la guerra social han homenajeado en el número 69 de su colección mínimas con una valiosa selección de textos breves, más el índice de un interesante libro llamado “Valor social de leyes y autoridades”…

¿Alguien más? No recuerdo más.

No en vano a principios de los 70, en la ciudad francesa de Tolosa, futuros miembros del Movimiento Ibérico de Liberación (el 1000) trataron de incendiar la facultad de derecho por considerar que era “un nido de fascistas”…Siendo optimistas, creo que por cada uno o dos “abogados libertarios” (que suena menos tremendista y contradictorio que “abogados anarquistas”) esas facultades deben producir a lo menos un millón de abogados fascistas y varios millares de socialdemócratas.

2.-Ante esa avalancha de crítica y escepticismo más o menos justificado sobre quienes ejercemos este oficio, mi respuesta siempre fue la misma: En comparación a los juristas, ¿son acaso “mejores” o más “inocentes” los profesores (y por añadidura los estudiantes de pedagogías varias)? Creo que no: de entrada, los abogados entramos en contacto directo con una proporción más o menos minoritaria de la población general, no así quienes moldean la mente y el cuerpo de toda la infancia del mundo día tras día, año tras año, dentro y fuera de las salas de clases. ¡Y qué decir de ingenieros, médicos, etc.! Como dirían los Sex Pistols: ¡nadie es inocente!, o en términos más filosóficos y hegelianos: “Inocentes, las piedras”.

Pero aunque la pedagogía evoca una serie de imágenes que para los libertarios son unívocamente detestables: la palmeta –instrumento de tortura sutilmente diseñado para causar un buen nivel de dolor a las manos y nalgas de quienes recibían su golpe, mediante agujeros que impedían que el aire opusiera resistencia a tan bella herramienta de madera-; la letra que con sangre entra; el Silabario hispanoamericano que al enseñarnos el pra-pre-pri-pro-pru nos dice que “los policías llevan presos y encierran a todos los que se portan mal” (los subrayados están en el texto original), etc., no pocos desde los ambientes libertarios se han atrevido a postular y ensayar incluso una “pedagogía libertaria”, asumiendo que algo así fuera posible (y deseable).

La pedagogía, al igual que el derecho, la ciencia y casi todo lo que se nos ocurra pensar,  también está marcada a sangre y fuego, y totalmente influida o determinada, como un concepto que es propio de las sociedades ya divididas en clases y con un poder político separado de la comunidad humana.  De hecho, etimológicamente proviene del griego: paidos y agogos: niño (o hijo) y conductor (o guía). El “pedagogo” conduce al niño, lo dirige. Ciertos diccionarios etimológicos agregan además que originalmente el “pedagogo” era el esclavo encargado de llevar de la mano al niño entre su casa y la escuela. Como es fácil advertir, el término está teñido de autoritarismo y adultocentrismo, y en definitiva de toda la Dialéctica del amo y del esclavo.

Y así y todo hay quienes sueñan con liberar la pedagogía…siendo que más bien se trataría de destruirla.

El programa del comunismo anárquico debiera incluir también la abolición de la pedagogía y los diversos saberes especializados y puestos al servicio de la vieja mierda, del Poder.

3.- A diferencia de la pedagogía, el Derecho no goza de ninguna simpatía libertaria. Es un campo o sector de la realidad donde al igual que en el grueso de los marxismos, al anarquismo le basta con proyectar su abolición repentina y/o disolución gradual a medida que el día después de la revolución avancemos a paso firme hacia la sociedad sin clases, sin Estado, y sin “Derecho”.

En cuanto a eso, pareciera que ni siquiera hay diferencias entre marxismo y anarquismo: el objetivo final de la lucha por la liberación individual y colectiva, el comunismo (sociedad sin clases) y/o la anarquía (sociedad sin Estado), que a mi entender están tan imbricados como el capitalismo y el poder estatal, incluye también la abolición del Derecho como esfera especializada y separada. 

Pero el Derecho existe. Y conocerlo puede tener no pocas ventajas. Cuando hablamos de Derecho, así con mayúsculas, nos referimos en realidad principalmente a este Derecho: el de la sociedad capitalista y estatal. Pero también han existido y en parte subsisten otros derechos, otras formas “jurídicas”, más o menos especializadas, que diferentes sociedades, culturas y comunidades han generado en distintos tiempos y lugares.

Sobre esto último (la posibilidad de “otros derechos”) nos hemos detenido bastante poco: En general asumimos que “derecho” es únicamente el Derecho estatal propio de la Modernidad capitalista, y en rigor es ese “Derecho” el que queremos abolir.

No en vano el Derecho de nuestro tiempo es el producto de lo que algunos han llamado “el secuestro del Derecho por el Estado”, un proceso mediante el cual el concepto mismo de lo jurídico es reducido hasta convertirlo en monopolio estatal. Hasta el lenguaje común lo denota: cuando alguien entra a estudiar derecho, la gente dice de él que va a “estudiar leyes”.

P. Dorado decía que más que un “Estado jurídico” lo que tenemos al frente es un “Estado legalizado”. Otro jurista español más reciente, Alejandro Nieto, nos dice que el Derecho en el siglo XIX se convierte en un rehén del Estado, y que “la consecuencia más notable del monopolio del Derecho por el Estado es que terminó formándose una unión hipostática de ambos: el derecho, si quiere serlo, ha de ser estatal; y el Estado por su parte, ha de ser jurídico en el sentido de que ha de actuar siempre con arreglo a derecho. En otras palabras, ambos se legitiman mutuamente” (Crítica de la razón jurídica, 2007).

Pero, ¿qué pasa con esas otras formas previas y/o coexistentes de derecho no estatalizado? ¿Tendrán un lugar dentro de una sociedad liberada o por el contrario serán siempre formas de subsistencia de las viejas lógicas mercantiles y autoritarias? ¿Será mejor ver al derecho en bloque, y odiarlo también en bloque, o es más sabio entenderlo –y usarlo- como un campo dinámico y complejo de múltiples fuerzas en tensión?

Sabemos bien que en todas las revoluciones populares/proletarias un momento clave consiste en la destrucción de todos los registros y títulos oficiales. Pero sabemos menos acerca de la forma en que los revolucionarios han tenido que hacer frente a problemas de distribución, de justicia, de solución de conflictos. ¿Qué principios aplican ahí? ¿Cómo se organiza la comunidad humana liberada para resolver una serie de conflictos interpersonales que necesariamente se seguirán manifestando?

4.- También existen, y no pocos,  estudiantes de derecho, procuradores, técnicos jurídicos y abogados, y siempre entre las filas de esa “especialización disciplinaria” se va a manifestar también (como casi en cualquier otro sector de la realidad que escojamos analizar) el conflicto de clases y la vieja pugna entre poder y libertad, autoridad y revuelta: en otras palabras, el partido del Orden contra el partido de la Anarquía.

En los 90, recuerdo que uno de los anarquistas más veteranos que teníamos entre nosotros, el Lolo Saball, nos defendió (o más bien, como decimos por acá, “nos prestó ropa”) contando la siguiente anécdota: en su exilio en Francia había visto un muy buen libro donde  unos compañeros abogados  libertarios habían volcado todo su conocimiento para dar forma a un verdadero Manual de infracción de leyes y resquicios para trabajar menos declarándose enfermo o inventándose feriados, burlar a la policía y los jueces, recuperar mercancías apropiándoselas, evadir ciertos impuestos, etc.
 Inspirados por ese ejemplo, recuerdo que por ahí por 1992 en El Duende Negro cuando todavía era fotocopiado, se publicó un escrito de uno de nuestros compas, haciendo todo un análisis jurídico de la okupación de inmuebles.

¡Para eso entonces podían servir los abogados! No era poco, pero, ¿podrían servir para algo más? 

Pareciera que no mucho. Y de hecho, más de 20 años después, ninguno de los otros miembros de “cádaver exquisito” se considera anarquista, libertario, ni nada por el estilo. El peso de la tradición los convirtió a casi todos en abogados respetables. Además, hay que tener en cuenta que en esos años se produjo en Chile una masiva despolitización/desradicalización de la juventud que hacia mediados de los 80 se había sublevado contra los milicos con todos los medios a su alcance.

5.-Pero, ¿por qué pasa eso? ¿Hay una presión mayor hacia la adaptación respecto a los estudiantes de Derecho que genera efectos de renegación más rápido y efectivamente que en otros campos del saber académico?

Recuerdo haberlo discutido hace un par de años en un Foro Antirepresivo en una Universidad en toma en la ciudad de Valparaíso, cuando alguien preguntó acerca de cómo un estudiante de derecho o abogado podía pretender ser “revolucionario”, si en toda su vida tenía más bien que rendir pleitesía a la ley y a los poderes.  Lo cual, dicho sea de paso, es totalmente cierto: en nuestro medio, para obtener el título de abogado en la Corte Suprema hay que aceptar jurar “por Dios y los Santos Evangelios”, y en cualquier escrito y alegación verbal hay que partir por decir  “Su señoría”, o “Usía Ilustrísima” o incluso “Excelentísima”…

El otro expositor, abogado y viejo militante trotskista, decía que un abogado era como cualquier otro compañero, sólo que trabajaba en al ámbito jurídico, y que perfectamente podía ser un revolucionario.

Yo discrepé, y sostuve que efectivamente es a lo menos muy difícil que un abogado pueda ser un revolucionario. Al hacerlo me sentía un poco como en los tiempos de las críticas que mencioné en el primer punto. Pero así es la dialéctica, ¿no? Y es la realidad la que es profundamente dialéctica, y tramposa (como la dialéctica, ja).

Para ilustrar mejor mi posición, opté por contar otra anécdota: una escuché de unos compas en en Asunción (Paraguay) hace hartos años.

En esos territorios, así como gran parte de Argentina y Brasil, la industrias de la soya transgénica llevan a cabo una “acumulación originaria de capital” que no tiene nada que envidiarle a las páginas más cruentas del volumen 1 de El Capital y su famoso capítulo XXIV. Cómo sé que lamentablemente al grueso de los anarquistas la sola mención de la palabra Marx les genera alergia, aunque estemos hablando de Groucho, me contentaré con sintetizar en titulares lo que ahí trata el barbón: Expropiación violenta de la tierra, y expulsión/contención/eliminación de las comunidades tradicionales que quedaban. Por medios legales e ilegales, que Marx abiertamente califica de “terroristas” (Si pueden superar la alergia, hagan como Bakunin y lean con sumo cuidado el Libro 1 de El Capital. Mal no les va a hacer…A mi juicio, este análisis es totalmente complementario con el de “Dios y el Estado”).

En una de esas comunidades deciden que uno de los suyos debe prepararse para ayudarlos, manejando con eficacia las herramientas del enemigo, y sobre todo las leyes.  El muchacho entra a estudiar Derecho en una universidad, gracias al aporte de toda su comunidad. Cuando el joven recién iba en segundo año de facultad, la comunidad discute acerca de cómo organizar y llevar a efecto un corte de ruta. El muchacho pide la palabra y dice: “disculpen, pero no creo que debamos hacer esto porque los cortes de ruta son ilegales”.

6.- Luego de eso traté de dar mi respuesta: El derecho es distinto a otras profesiones u oficios. Una de sus principales características es que, ya desde su “invención” en la civilización romana, los juristas y su Saber especializado ocupan un sitial intermedio entre la Política y la Religión formales y organizadas. De ahí que en todas las sociedades oficiales que conocemos (jerárquicas, patriarcales y mercantilizadas), el Derecho es una parte esencial del engranaje de dominación y explotación. De hecho, es prácticamente el cemento que mantiene articulada y unida a la sociedad burguesa. 

Una cuestión de por sí interesante y polémica es el asunto de si pudiera ser de utilidad para los revolucionarios conocer el material jurídico y su operatoria en detalle. Pero otra cosa muy distinta es tratar de negar el hecho de que por libertarios y subversivos que se crean ciertos sujetos individuales, su paso por el mundo del derecho, sobre todo si necesita prácticamente actuar en el interior de las entrañas del sistema jurídico oficial, no puede sino transformarlos profundamente. Esa transformación en general tenderá a ser muy negativa: al estudiante no se le premia por ser inquieto y creativo, sino que más bien por todo lo contrario. Y por el sólo contacto, casi por osmosis, a los que se manejen en el territorio jurídico les será imposible salir intactos del contacto con una de las formas más concentradas e intensas de ideología dominante.

El Derecho tiene una tendencia intrínseca a la mistificación. Es un tipo particular de opio del pueblo. Quien se dedica en su vida a lidiar con él, debe estar consciente de ese dato, en todo momento, debe asumir en tanto jurista una “mala consciencia”, y no sucumbir al fetichismo de la forma jurídica.

Sobre todo si tiene pretensiones anticapitalistas, antiautoritarias, y revolucionarias. Aunque en cuanto a esto a veces prefiero asumir que, el abogado “libertario”, al verse obligado a actuar dentro de un terreno que fue configurado totalmente por el enemigo, es en el mejor de los casos una especie de “socialdemócrata”…Me explico: lo queramos o no, debemos estar claros de que al actuar en el escenario jurídico actual estamos operando como un apéndice de ese sofisticado engranaje, somos una pieza más en su eterno movimiento. Parte de nosotros se aliena en dicha actividad. Por definición, no se trata de una actividad libre. Y al aceptarlo, agachamos el moño…nos guste o no. De hecho, lo que hacemos al actuar “en el Derecho” es similar a lo que hacen los buzos al sumergirse en el agua, con la diferencia de que nuestro océano es un inmenso mar de mierda. Pero no estamos obligados a quedarnos en ella, tragándola. Tenemos también el antídoto, cuando salimos de ahí, pero esto es algo que no depende exclusivamente de nosotros mismos, sino que necesitamos de nuestros pares y de las comunidades de lucha en que ellos se forman y viven, impidiendo que se apague el fuego de la revuelta.

Nuestro primer deber, entonces, sería el de “no dejarse mistificar”. Y el segundo, derivado, sería no contribuir a que ese efecto “mistificador” de las formas jurídicas se extienda a todo el resto (sean los compas, los defendidos, los otros libertarios, o la sociedad en su conjunto).

Como decía el joven Lukács (cuando todavía era un marxista revolucionario y no un jodido estalinista) en “Legalidad e ilegalidad” (1920), “la condición de una franca actitud revolucionaria frente al derecho y el estado” consiste en “descubrir, bajo la máscara del orden jurídico, el aparato de coacción brutal al servicio de la opresión capitalista”.

La contrapartida de eso es que además somos nosotros los que manejamos herramientas muy apropiadas para plantear que en esta sociedad toda actividad revolucionaria, subversiva, anticapitalista y antiautoritaria, es violencia limpia, o si se quiere, “legítima defensa”: al exhibir la violencia del Derecho, necesariamente hablamos a favor del derecho a la violencia. Por algo Hobbes decía que uno de los peores enemigos del contrato social son los profesores de derecho que enseñan doctrinas subversivas, y que “quienes ofenden así” deben sufrir “no como súbditos, sino como enemigos” (cuatro siglos después estas mismas posiciones siguen siendo defendidas por sujetos como Gunther Jakobs).

7.- Y en este camino tan extraño, el del derecho visto desde una posición libertaria, nos topamos con los trabajos de Rodolfo Montes de Oca. Por mi parte, debo decir que primero me topé con sus textos bajo la forma de pequeños folletos editados y distribuidos en distintas ferias libertarias en la región chilena. La mayoría de ellos exponían posiciones abolicionistas respecto de la cárcel y el sistema penal.

Al hojearlos, y leerlos, me llamaba la atención que un compañero anarquista hiciera ondear coherentemente la bandera del abolicionismo, puesto que al menos en el medio chileno los “abolicionistas” o bien no existen, o se encuentran más bien recluidos cómodamente en lo que queda de Academia. Ese abolicionismo light pretende por lo general, al igual que el enfoque predominante en la burocracia internacional de los derechos humanos, criticar tan sólo los “excesos” más impresentables de la violencia estatal, o incluso cuando pretenden ser abolicionistas de la “pena”, llegan a cuestionar la forma misma que asume en tanto “sistema penal” propio de la modernidad capitalista (el ius puniendi en manos del Soberano, y la expropiación del conflicto original a sus protagonistas), pero siempre desde debajo de las faldas de la socialdemocracia en sus diversas variedades, y sin denunciar explícitamente el mecanismo propiamente capitalista al cual todo esto necesariamente se reconduce: la producción de mercancías (el “devenir-mundo” de la mercancía, y viceversa).

Para nosotros la cuestión es diferente: dado que la “pena privativa de libertad” es una invención propia del capitalismo, que hubiera sido imposible de generalizar sin que a la vez se generalizara e impusiera a todo el mundo la forma mercancía, la valorización del valor, el sometimiento formal y real de todo lo existente a las necesidades de la dominación del capital como infinita acumulación de trabajo muerto, nos parece imposible tratar de abolirla sin abolir al mismo tiempo todo el conjunto del edificio formado por la nefasta dupla del Estado/Capital.

En eso, me parece que las posiciones de Rodolfo son claras y no admiten lugar a confusión alguna. Por eso, creo que su mérito indiscutible hasta ahora es haber conseguido sacar al abolicionismo de su entorno más comodificado, y acercar esas ideas a donde merecen circular, es decir, en los ambientes libertarios.

8.- Llegando al final de este presentación a la que el autor amablemente me invitó, procedo a destacar el valor e interés se esta nueva obra, que Rodolfo ha subtitulado como “Textos jurídicos de un abogado heterodoxo”. Según el Diccionario de la RAE heterodoxo es, en su tercera acepción, el “disconforme con doctrinas o prácticas generalmente admitidas”. Por cierto que en tanto “jurista” el individuo que se define como anarquista o libertario va a ser visto siempre como tal, e inclusive agregaría yo como un “hereje”, o como alguien que “no cree en el Derecho”: en definitiva, como un “anti-abogado”.

Para mí, en estos textos lo que Rodolfo hace es, cual materialista benjaminiano, pasarle al Derecho (en tanto parte integrante de la historia) el “cepillo a contrapelo”. Por eso, desmenuza cuidadosamente leyes y reglamentaciones que el común en los mortales raramente tendrá el tiempo para analizar, y que a pesar de las pretensiones “populares” de la burocracia bolivariana siguen siendo expresadas en un lenguaje poco abordable para todos los no especialistas, y  al develar desde las entrañas de estos mecanismos legales lo que está en juego en términos de las relaciones de poder, desacraliza el lenguaje pretendidamente sagrado de la Ley, para exhibirla en su real significación y materialidad.

Lo realmente heterodoxo del material se revela al lector ya en el Capítulo I, cuando entremedio del análisis estrictamente “jurídico” se intercalan historias de resistencias locales, sicogeografías peculiares en las que se cuelan “zonas temporalmente autónomas” pobladas por crotos, payadores y anarcopunks. Poder popular “legalizado”, servicio militar, nuevas leyes de policía y diversificación del control social, formas de terrorismo de estado y formas de defenderse de él, inteligencia/contrainteligencia, resistencias humanas individuales y colectivas contra el poder. En la constelación de Rodolfo todos estos temas, problemas y rebeliones conviven y se articulan y rearticulan constantemente, generando lo que él llama “cartuchos de ideas para afrontar la contingencia”.    

Posteriormente, en el capítulo II, toda la maraña de temas ya referidos se vuelva conectar de una manera nueva, más personal si se quiere, gracias al formato entrevista (una con El Surco, de la región chilena, y otra con Destruye las prisiones, de la región mexicana).

En definitiva, este libro es una invitación a reflexionar y accionar. Mientras lo leía no podía evitar las ganas de gritar la misma consigna que da título a este breve prólogo, y que vi alguna vez en la prensa anarquista editada en la región chilena hacia fines del siglo XIX:
¡Abajo la Constitución: no más códigos ni leyes!


Julio Cortés Morales
Santiago/Punta Arenas/Puerto Natales, septiembre-octubre de 2015. 

Etiquetas: , , , , , ,


jueves, mayo 12, 2016

Movilización por Chiloé/A propósito de la catástrofe de las salmoneras y la devastación marítima en el sur 

No es que me simpatice la CNFECH, pero el afiche les quedó bastante bien. me acordé del gran Robert Wyatt y su "Canción del mar".

A propósito de la catástrofe de las salmoneras y la devastación marítima en el sur

Una mirada anárquica y de propaganda frente a su desquiciada maquina muerte
(http://metiendoruido.com/2016/05/a-proposito-de-la-catastrofe-de-las-salmoneras-y-la-devastacion-maritima-en-el-sur/)
“Los ecosistemas mutarán radical y velozmente gracias a la estupidez humana expresa en las cubetas de la manipulación genética. Una vez que un agente o un gen nuevo es lanzado a un ecosistema no se puede recuperar: mutará el ecosistema. El número de variables a considerar es infinito, imposible de predecir, imposible de regular, y no hay vuelta atrás: una vez modificado un ecosistema la modificación hecha no puede ser borrada. Un error mata a cientos de especies, muta a otras tantas… y el ser humano no vive fuera del ecosistema.”    Manifiesto Anticivilización
“Las ultimas catástrofes no fueron causadas por la “naturaleza”, fueron causadas por la configuración capitalista del espacio afectado”   8 tesis críticas sobre las últimas  catástrofes en Chile
¡La devastación y el extractivismo han llegado a niveles desproporcionales de muerte y nocividad! ¡La verdadera y única cara del capital, el estado y sus tecnócratas se muestra en la miseria de su paso y justificación!
La explotación de la naturaleza ha sido desde siempre una condición necesaria para la acumulación de capital y del poder. Toda la maquinaria de la sociedad (entendida como forma de relación jerárquica como principio fundamental) funciona a través de la explotación de la tierra, el mar, los seres  y todo cuanto consideren pertinente para enriquecer su mercancía. Un ejemplo es el  combustible, el carbono y lo que les da garantía para hacer más armas para sus guerras  y generar nuevas formas de control ¡esto no es chovinismo, es la crudeza de este monstruo con tentáculos!
En este último tiempo  hemos sido testigos de la arrogancia de las empresas salmoneras, el estado,  sus autoridades que las avalan, y sus tecnócratas que marean con su justificación. Estas empresas  se jactan que dan trabajo, que ni más ni menos impone la vida capitalista en zonas donde su forma de vida aun tiene ciertas maneras diferentes del vivir, es allí  donde  han dejado muerte,  donde se instalan con su maquinaria  y desastre social en las comunidades, tanto en su empobrecimiento material  como en su entorno natural.
La misma empresa (Marine Harvest)  que introdujo el virus al salmón en el territorio llamado Chile, ahora ocupa cinco veces   los  químicos que ocupaba hace dos años. Salmones en situación de hacinamiento y holocausto, introducidos como objetos en jaulas asquerosas para el paladar de ciudadanos hambrientos por el consumo. La industria salmonera se encontraba afectada por “piojos de mar”, bacterias, enfermedades virales y situaciones de colapso ambiental que era incapaz de detener en el mar de la Patagonia. El  rostro de esa agonía hoy lo estamos viendo en las Regiones de Los Lagos y de Aysén, con miles de salmones putrefactos llegando a las playas de las regiones australes después de haber sido liquidados por un Bloom de algas de la propia Industria y que  los servicios del estado avalan.
No es un  fenómeno climático lo que gatilló el Bloom de algas que ha causado este desastre, no sólo se trata de la temperatura del mar,  la falta de vientos, la alta irradiación solar, sino que también y principalmente se trata de la eutrofización del medio acuático marino, esto es, del enriquecimiento con nutrientes a escalas siderales que ha generado la Industria Salmonera en el Mar de la Patagonia, teniendo como cómplices en su proceso destructivo precisamente a los que se escudan en la excusa climática para tratar de ocultar , estos son SERNAPESCA, SUBPESCA, es decir:  EL ESTADO .La eutrofización de un medio acuático no sólo se refleja en la aparición de eventos de “mareas rojas” o blooms, sino también en la aparición de condiciones anaeróbicas en este sistema, producto del ingreso de materia orgánica (o carbono) en cantidades que superan las capacidades del medio para absorber, reciclar o dispersar este ingreso excesivo de materia orgánica. Una condición anaeróbica es una situación donde la vida acuática es imposible, por los bajos niveles de oxígeno disuelto en la columna de agua y/o sedimento, la industria salmonera los aporta con creces: un kilo de alimento para salmones aporta en Nitrógeno total la misma cantidad que las aguas servidas propias de 15 personas.
¡32 MILLONES DE KILOS DE SALMONES MUERTOS POR EL VIRUS DEL CAPITAL! botados al mar y destruyendo todo a su paso, generando un colapso en las especies marítimas y sus entornos, y un colapso social en las comunidades adyacentes EN TODOS SUS ASPECTOS. El vertimiento de estos salmones incidió en la aparición de marea roja, la naturaleza marítima  lo que recibió no son salmones muertos, sino que a esta altura son básicamente una masa orgánica que emite ácido sulfhídrico,  una masa altamente contaminante y bastante peligrosa: EL VENENO DEL CAPITAL SE HACE CONCRETO.
Lo sucedido evidencia que tanto el Estado como la mega industria salmonera, siguen utilizando el  mar como un vertedero industrial, con el objetivo de disminuir los costos financieros al empresariado, quienes continúan traspasando los costos de esta nueva crisis sanitaria al medio ambiente marino a las comunidades y a los hábitats. El papel de las instituciones estatales científico-técnicas como en el caso de IFOP, han señalado como “causas naturales” los catastróficos eventos del florecimiento de algas nocivas en Cochamó y seno de Reloncaví, el masivo varamiento de 10.000 toneladas sardinas, anchovetas y pejerreyes en caleta Queule, Araucanía, el varamiento masivo de machas en Cucao y Quetalmahue, y el masivo evento de marea roja que abarca desde el norte de Aysén hasta la bahía Mansa en Osorno. A lo anterior habría que agregar el masivo varamiento de 300 ejemplares de ballena Sei en las costas de Aysén, atribuido entre otras hipótesis, al consumo de algas tóxicas.
El capital en su manifestación más concreta es lo nocivo (lo que arrasa). EL UNICO PROBLEMA DE ESTA CATASTROFE Y TODAS LAS DEMAS ES EL CAPITAL,  su forma de vida impuesta, la devastación y explotación de los hábitats y entornos, de los humanos, de todo tipo de seres.  ESTA MAQUINARIA NO PUEDE VIVIR SIN EL ESTADO, este lo avala con sus leyes y su represión, son la misma cosa, están indisolublemente unidas: es la ley, el poder  auto reproduciéndose.
Frente a todo esto se  están produciendo movilizaciones en todas las zonas del sur: pescadores, comunidades originarias, seres descontentos. El punto es entender que el enemigo de la vida son los de siempre: el estado, el capitalismo, las autoridades, los tecnócratas, los que imponen una forma de vida, y en este aspecto no hay doble lectura: ¡Sólo las posiciones  anárquicas pueden negar todas estas formas de poder tanto en la práctica como en sus fines! Es importante la agitación y la radicalización de lo que realmente nos afecta. Hay que profundizar los análisis, acá no se trata de mera burocracia, sino que el elemento mismo, en su misma nocividad y devastación ha causado un desastre donde se ha puesto.
Las individualidades y colectivos tenemos que agitar, movernos con nuestros principios antiautoritarios frente a el nuevo ataque del capital.  Hay que   luchar contra la nocividad que supone  convertir el territorio en capital. El extractivismo, sea de la industria minera, forestal, salmonera o pesquera es igual en todas partes. ¡Destruye el territorio, destruye el medio ambiente, empobrece y enferma a las comunidades!
¡El capital/ estado es muerte, es imposición!
¡A agitar hacia la insurrección y desobediencia  contra los de siempre!
¡Allí donde no vive su poder, su maquinaria de muerte y  su ideología es donde Vive la Anarquía!
Colectivo Crítica y Acción
Calbuco

Etiquetas: , , ,


miércoles, mayo 11, 2016

Control Preventivo de Identidad/Psico-1971 

Esta mañana en la marcha de la ACES/CONFECH, Carabineros realizó "controles de mochila" a una gran cantidad de escolares, sobre todo en las inmediaciones del Metro Baquedano.

Consultados acerca del motivo concreto de ese procedimiento de control de identidad y registro, regulado (hasta ahora) en el art. 85 del Código Procesal Penal, se escucharon 3 tipos de respuesta justificatoria:

1-"Unos vecinos llamaron diciendo que unos escolares parecían haber escondido droga en el parque, así que eso estamos viendo: ahí tiene el "indicio"".

2.- "El indicio es la mochila: como está por empezar una manifestación,cualquiera que porte mochila puede ser controlado, porque en ella puede estar llevando objetos que después quieran lanzar contra nosotros".

3.- "Esto no es un control de identidad: ¡no le pedí el carnet y nunca pedí verificar nada en la base de datos! Sólo le pedimos a este joven que voluntariamente nos mostrara el contenido de su mochila".

Los pacos no son gramscianos (supongo yo, quien sabe...) pero saben que "el país legal no es el país real". Así y todo, con sus prácticas ellos están llevando a la Ley a desplazarse más abiertamente hacia la barbarie fascistoide de un estado policial plenamente legalizado: el nuevo control preventivo, a punto de aprobarse en la fábrica de leyes de nuestra Democracia Capitalista, no es más que la conformación a posteriori del desplazamiento hacia la "totalización de los mecanismos de represión" que en la calle se produjo hace rato, y da cuenta del reacomodo represivo del Estado exitosamente conducido por el gobierno de la Nueva Mayoría.

Va la versión de Control preventivo de Identidad que acaban de aprobar en Comisión Mixta de Diputados y Senadores, con 7 votos a favor y 2 en contra:

 Artículo 12.- En cumplimiento de las funciones de resguardo del orden y la seguridad pública, y sin perjuicio de lo señalado en el artículo 85 del Código Procesal Penal, los funcionarios policiales indicados en el artículo 83 del mismo Código, podrán verificar la identidad de cualquier persona mayor de 18 años en las vías públicas o en otros lugares de libre acceso público, por cualquier medio de identificación tales como cédula de identidad, licencia de conducir, pasaporte, tarjeta estudiantil o utilizando, el funcionario policial o la persona requerida, cualquier dispositivo tecnológico idóneo para tal efecto, debiendo siempre otorgar las facilidades necesarias para su adecuado cumplimiento. En caso de duda respecto si la persona es mayor o menor de 18 años, se entenderá siempre que es menor de edad.

El procedimiento descrito anteriormente deberá limitarse al tiempo estrictamente necesario para los fines antes señalados. En ningún caso podrá extenderse más allá de una hora.  

No obstante lo anterior, en aquellos casos en que no sea posible verificar la identidad de la persona en el mismo lugar en que se encontrare el funcionario policial deberá poner
término de manera inmediata al procedimiento.

Si la persona se niega a acreditar su identidad, oculta su verdadera identidad o proporciona una identidad falsa, se sancionará según lo dispuesto en el Nº 5 del artículo496  del Código Penal.

En caso de que la persona sometida a este trámite mantuviere una o más órdenes de detención pendientes, la policía procederá a su detención, de conformidad a lo establecido en el artículo 129 del Código Procesal Penal.

En el ejercicio de esta facultad, los funcionarios policiales deberán exhibir su placa y
señalar su nombre, grado, dotación, debiendo respetarse siempre la igualdad de trato y
no discriminación arbitraria.
           
Constituirá una falta administrativa ejercer las atribuciones señaladas en este artículo de manera abusiva o aplicando un trato denigrante a la persona a quien se verifica la identidad. Lo anterior tendrá lugar, sin perjuicio de la responsabilidad penal que procediere.

Las policías deberán elaborar un procedimiento estandarizado de reclamo destinado a
aquellas personas que estimen haber sido objeto de un ejercicio abusivo o denigratorio
de la facultad señalada en el presente artículo.

Las policías deberán informar trimestralmente al Ministerio del Interior y Seguridad Pública sobre los antecedentes que les sean requeridos por este último, para conocer la aplicación práctica que ha tenido esta facultad. El Ministerio del Interior y Seguridad Pública, a su vez, publicará en su página web la estadística trimestral de la aplicación de la misma.”

--

MUCHA TENSIÓN EN LA MARCHA. Y A DIFERENCIA DE CIENTOS DE JÓVENES YO NO LA PUDE DESCARGAR.

POR ESO ME RELAJARÉ EN LO QUE QUEDA DE TARDE ESCUCHANDO DOS GRANDES OBRAS DE LA PSICODELIA ALEMANA SETENTERA:



UNA DE POPOL VUH




OTRA DE ASHRA TEMPEL.


AMBOS DEL GLORIOSO AÑO DE 1971.

Etiquetas: , ,


martes, mayo 10, 2016

Racionalidad irracional o "El miedo es el mensaje"/Ack Ack Ack Ack 

SANTIAGO.- Una situación similar a la ocurrida en 2014 fue lo que arrojó la última encuesta sobre victimización de la Fundación Paz Ciudadana dada a conocer este martes. Lo anterior, porque nuevamente se produjo una baja en cuanto al número de personas y hogares que fueron víctimas de un delito durante el 2015 respecto del penúltimo año, pero se registró un aumento del nivel de temor. De acuerdo a los datos entregados por la fundación, de un 43,5% durante 2014, las personas y hogares que fueron víctimas de robos disminuyeron a 38,9% en 2015. Por su parte la sensación de temor pasó de 13,8% a un 21,1% en entre enero y diciembre del año anterior. Delitos y valoración Según el texto dado a conocer hoy, el Gran Santiago, Iquique, Curicó y Rancagua son las ciudades que tienen los índices de victimización más altos del país. Es decir, que hogares y personas han sufrido delitos como robo o intento de robo dentro y fuera de sus domicilios. Mientras que los más bajos están en las ciudades extremas como Punta Arenas y Arica, a las que también se suma Osorno. La encuesta también abordó la valoración que tienen los chilenos respecto de sus instituciones, la que presentó una baja respecto de 2014. En ese sentido todos los organismos relacionados con la seguridad del país sufrieron una disminución de cómo los ven los ciudadanos, tales como las policías, el Ministerio Público, Gendarmería, Defensoría, Poder Judicial y el Congreso Nacional. También se registró una baja en la valoración del Gobierno, principalmente en las ciudades de Viña del Mar y Rancagua

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/05/10/802100/Encuesta-de-Fundacion-Paz-Ciudadana-muestra-una-baja-en-victimizacion-pero-aumento-del-temor-en-2015.html



LA POLLA RECORDS, Delincuencia,
LOS PICOS, Odiolapolicía


Etiquetas: , , , ,


lunes, mayo 09, 2016

CHILOÉ: CARTA ABIERTA (ALGUNXS PROLETARIXS POR LA COMUNIZACIÓN) 

UNA IMPORTANTE CARTA QUE ANDA CIRCULANDO POR AHÍ:



Hermanos y Hermanas:

Hemos podido ver cómo han salido a defender el mar y la tierra que los acompaña en su diario vivir, sabemos que ustedes tienen una conexión mucho más profunda con su ambiente que nosotros que vivimos en la urbe, y por eso miramos con admiración cómo han conseguido una organización total de sus comunidades, paralizando por completo la isla, plantando cara a las fuerzas represoras que pretenden volver a instaurar el orden del capitalismo.

Quisiéramos poder estar allá y acompañarlos en su lucha, en los cortes de ruta, en las ollas comunes, pero sabemos que el combate contra el capitalismo debe darse de manera global. Es por esto que quisiéramos contarles nuestra experiencia con respecto a nuestras luchas en la ciudad  y, al mismo tiempo, exponer nuestras ideas con respecto a su lucha. Porque sabemos que en cada movimiento que se rebela contra el poder, está el germen de una lucha mundial por recuperar una comunidad auténtica fuera de la competencia y la valorización mercantil.

Nuestra experiencia nos empuja primero que todo a comunicar, porque creemos que si de algo han adolecido nuestras revueltas y movimientos pasados ha sido de comunicación, de conseguir instaurar una línea comunicativa  entre proletarixs que sea capaz de relacionarse estratégicamente, para así de una vez por todas librarnos del yugo capitalista y burgués. Sabemos que nosotros, los proletarios del mundo, podemos levantar un mundo nuevo, lejos de la arrogancia de políticos profesionales y autoridades que solo administran el poder que les damos para vivir sus lujosas vidas. Por eso, consideramos vital compañeros y compañeras, que no le den espacio a los políticos profesionales dentro de sus comunidades, mantengan la horizontalidad y la auto organización como pilar y principio fundamental de su movimiento, esa siempre será una ventaja ante el poder, que los quiere sumisos y jerárquicamente ordenados para así cooptar su movimiento. Quizá la única premisa que podríamos entregarles es la de tener siempre en el centro de sus actividades la tarea de RETOMAR EL CONTROL DE NUESTRAS VIDAS. De lo contrario, la dispersión, la negociación mediada por burocracias, la canalización política del rechazo general al capitalismo, será la forma que encontrará el Estado para frenar las rupturas reales del conflicto.

Por otra parte, quisiéramos ser sinceros, sabemos que muchos de ustedes quisieran volver a la "normalidad" capitalista en unos días, quizá semanas... pero a la vez sabemos que un conflicto social expresado en demandas, evidencia también un cúmulo de contradicciones que se encontraban contenidas en el funcionamiento normal del sistema, por eso quisiéramos recalcar que estas circunstancias terribles que les ha tocado vivir, no son meras casualidades o irresponsabilidades del capitalismo, son la consecuencia lógica de un sistema voraz que precisa de la devastación para su existencia, la cual no se podrá contener ni reformar con políticas ambientales, puesto que yace en su raíz la dinámica de valorización, que convierte todo lo vivo en mercancía , inherente al capitalismo y a su clase despótica, la burguesía. Vivimos este proceso en carne propia en las revueltas estudiantiles del año 2001,2006 y 2011,  en las revueltas ambientales por Hidroaysen, o en cualquier otra instancia en donde se haya respondido ante la proliferación de la catástrofe del sistema, por lo que sabemos que este es solo otro capítulo de la explotación capitalista y que las reformas políticas son mero maquillaje.

Es fundamental que nosotros, los proletarios del mundo, nos unamos no bajo siglas, ni dirigentes, sino bajo principio éticos de acción que ustedes han sabido demostrar en la acción: solidaridad, auto organización, acción directa y horizontalidad. No necesitamos partidos políticos, ni ideologías salvadoras que nos digan qué hacer, no tenemos recetas mágicas. Es urgente reivindicar la consigna de nuestros hermanxs proletarios en argentina, y decir "¡Qué se vayan todxs!", y es aún más urgente destruir las condiciones de las que provienen para que no vuelvan más. Así mismo, es indispensable reapropiarnos del programa revolucionario de nuestra clase, nuestras formas históricas e inmediatas de lucha. Programa que es una práctica histórica de clase y no una plataforma acordada en un congreso. Las posiciones revolucionarias del proletariado –el internacionalismo, la crítica del Estado y el Capital, el trabajo, el dinero, etc. – son claves en la extensión de la revuelta y el potenciamiento de las rupturas con el orden dominante. Es así que como clase vamos entrando con más fuerza en el terreno del antagonismo radical, como vamos clarificando los objetivos de nuestras acciones y podremos dar un salto cualitativo en nuestras vidas.

Para terminar, es importante saber ante qué estamos dando la batalla, y sobre todo el para qué, puesto que el capitalismo tiene muchas formas de camuflaje, ante esto, solo cabe recordarnos que la emancipación real de los trabajadores será obra de ellos mismos o no será. La necesidad de una vida emancipada de todo lo que nos oprime y destruye, está sujeta sólo a nuestras posibilidades autónomas de clase.

Hermanos; que su potencia negadora sea la yesca que prenda la hoguera de los proletarios en todo el territorio, que la lucha contra el Estado y el Capital se expanda como la peste. Nada ha terminado, todo está por empezar.

¡Vivan los proletarixs insumisxs de Chiloé! ¡Que en todas partes se alcen las comunidades en guerra contra el Estado y el Capital!.


Algunxs proletarixs por la comunización.


Etiquetas: , , , , , ,


jueves, mayo 05, 2016

El cumpleaños de K@RL M@RX/OK NO Way/Subsunción real 

"No me digas que Marx está muerto, cuando en momentos como éste es mi amigo!" (Mission of Burma, OK/No way).

Feliz cumpleaños viejito!



Los proletarios juveniles metropolitanos ya te hicieron un buen regalo inutilizando en Alameda con 18 un furgón policial.

(Gentileza: emol)


"SUBSUNCION REAL DEL TRABAJO EN EL CAPITAL, O MODO DE PRODUCCION ESPECIFICAMENTE CAPITALISTA

En el Ch. III  habíamos expuesto pormenorizadamente cómo con la producción de la plusvalía relativa (para el capitalista individual, en la medida en que toma la iniciativa acicateado por la circunstancia de que el valor = al tiempo de trabajo socialmente necesario que se ha objetivado en el producto; estimulado por el hecho de que consiguientemente el valor individual de su producto está por debajo de su valor social y de que, por ende, se le puede vender por encima de su valor individual) se modifica toda la forma real del modo de producción y surge (incluso desde el punto de vista tecnológico) un modo de producción específicamente capitalista, sobre cuya base y al mismo tiempo que él se desarrollan las relaciones de producción -correspondientes al proceso productivo capitalista- entre los diversos agentes de la producción y en particular entre el capitalista y los asalariados. Las fuerzas productivas sociales del trabajo, o las fuerzas productivas del trabajo directamente social, socializado (colectivizado) merced a la cooperación, a la división del trabajo dentro del taller, a la aplicación de la maquinaria y en general a la transformación del proceso productivo en aplicación consciente de las ciencias naturales, mecánica, química, etc., y de la tecnología, etc., con determinados objetivos, así como los trabajos en gran escala correspondientes a todo esto (sólo ese trabajo socializado está en condiciones de emplear en el proceso directo de producción los productos generales del desarrollo humano, como la matemática, etc., así como, por otra parte, el desarrollo de esas ciencias presupone determinado nivel del proceso material de producción); este desarrollo de la fuerza productiva del trabajo objetivado, por oposición a la actividad laboral más o menos aislada de los individuos dispersos, etc., y con él la aplicación de la ciencia -ese producto general del desarrollo social- al proceso inmediato de producción: todo ello se presenta como fuerza productiva del capital, no como fuerza productiva del trabajo, o sólo como fuerza productiva del trabajo en cuanto éste es idéntico al capital, y en todo caso no como fuerza productiva ni del obrero individual ni de los obreros combinados en el proceso de producción. La mistificación implícita en la relación capitalista en general, se desarrolla ahora mucho más de lo que se había y se hubiera podido desarrollar en el caso de la subsunción puramente formal del trabajo en el capital. Por lo demás, es aquí donde el significado histórico de la producción capitalista surge por primera vez de manera palmaria (de manera específica), precisa-mente mereced a la transformación del proceso inmediato de producción y al desarrollo de las fuerzas productivas sociales del trabajo. Hemos demostrado (Ch. III) que no sólo “conceptual” sino “efectivamente”, lo “social”, etc., de su trabajo se enfrenta al obrero no sólo como algo ajeno, sino hostil y antagónico, y como algo objetivado y personificado en el capital. 

 Del mismo modo que se puede considerar la producción de la plusvalía absoluta como expresión material de la subsunción formal del trabajo en el capital, la producción de la plusvalía relativa puédese estimar como la de la subsunción real del trabajo en el capital. Sea como fuere, las dos formas de la plusvalía, la absoluta y la relativa- si se les quiere considerar a cada una para sí, como existencias separadas (y la plusvalía absoluta precede siempre a la relativa)- corresponden a dos formas separadas de la subsunción del trabajo en el capital, o dos formas de la producción capitalista separadas, de las cuales la primera es siempre precursora de la segunda, aunque la más desarrollada, la segunda, puede constituir a su vez la base para la introducción de la primera en nuevas ramas de la producción" (Libro VI -inédito- del Libro I de El capital).

Etiquetas: , , , ,


martes, mayo 03, 2016

VIGILANDO A LOS VIGILANTES/SUEÑOS DE PLASTICINA 

O como diría ELVIS (Costello): Watching the detectives.



La COCHINOLOGÍA no se hace preguntas, sólo se dedica al goce que le provoca la observación de COCHINOS: policías, profesionales varios al servicio de la policía, académicos al servicio del Orden, etc.

Tenemos algunos ejemplos significativos esta noche, mientras escuchamos un CD que si bien sirve bastante bien para acompañar el de Area con invitados freejazzeros que comentábamos hace unas horas, el primero de Tangerine Dream, cuando eran un trío que incluía al gran antimúsico alemán Conrad Schnitzler, no deja de ser una obra bastante imperfecta y que plantea algunos importantes problemas. Aún recuerdo que con Lautaro de Disturbio Menor una vez lo escuchamos en su casa observando el horizonte, bien volados pero en una época en que no fumábamos marihuana (recuerden: “Luuuuu-ci-dó! Soy más peligroso!”. Lo cual, por supuesto, es mentira…).  Estábamos volados escuchando esto: “Meditación Electrónica”, de 1970, que suena como a una zona intermedia entre el primer (y buen) Pink Floyd (después de Ummagumma es pura mierda), y Amon Düül II (los Düül, I y II, son la única banda en el mundo aparte de Hüsker Dü en usar dos Ues con ¨ arriba de ellas). Pero cuando azota la guitarra eléctrica don ….¡cómo chucha se llama? No soy fan de TD, aunque los conozco de potrillo gracias a mi padre y tíos paternos, pero recuerdo que con Lautarro nos matamos de la risa diciendo: Carlos Santana! Según no se qué comentarista (allmusic tal vez) es algo “inspirado en Hendrix”, lo cual bien pudiera ser cierto ( p. ej, es como decir que mis chillidos están “inspirados en Kaoru Abe”: la intención es lo de menos!). Pero no suena a Hendrix, ni a Santana: suena demasiado inepto! Lo cual es chistoso y hasta inspirador, para nuestros estándares punk (proto y post). Pero es triste para un músico con tan altas expectativas, puesto que cualquier rasquido de cuerdas hecho por Glenn Branca, Lydia Lunch, el cabro este de Gang of Four, o el de DNA o el mismísimo King Gordo -más conocido en ciertos círculos postmodernos como DJ Stalin-, lo manda de inmediato corriendo al WC de la historia...). (En fin: no todos pueden ser Frank Zappa. Por suerte).

Ah, en el libro de David Stubbs dan algunos datos: mmmmm, Edgar Froese, C Schnitzler, y Klaus Schulze. Como sea, es un disco que se puede escuchar decenas de veces, dado que en efecto si bien es más rockero que electrónico, sus resultados abstractos hacen que resulte realmente “meditativo”. Me explico? Creo que no. Ciertamente, yo no me entendí.

Pero mejor en vez de esto, escuchemos a Conrad Schnitzler, con su obra adecuadamente titulada Krautrock



Pero no nos distraigamos de la COCHINOLOGÏA COMPARADA (Oh: quedó una ¨sobre la i: me imagino que es un tributo inconsciente a Hüsker Dü). En esta ocasión, queremos mostrar dos casos separados por apenas 100 años de investigadores que se empiezan a confundir y hasta enamorar de su objeto de estudio: los anarquistas, o sea los voluntarios del partido de la anarquía: 

1.- Uno de ellos es “el rati libertario” descrito por Gonzalez Vera en sus Memorias de juventud, en la parte de ellas que se ha publicado a veces separadamente como “Los anarquistas”: en revista Babel hace medio siglo o más, en ediciones Eleuterio hace poco si no me equivoco también….). 

2.- El otro es el caso del “psicólogo social” y perito de la DIPOLCAR, Erik Marín, cerebro y único miembro aparente del Observatorio del Anarquismo en Chile, con dos impresionantes piezas: “Por qué un Observatorio del anarquismo en Chile”, y un texto sobre Mauricio Morales. Las conclusiones no las publico. Hágalo usted mismx…

“El rati libertario” (el título es nuestro)

(Extracto de José Santos González Vera, “Los anarquistas”, Revista Babel, 1949).

En el taller del viejo Silva había mirones a cualquier hora, y mañana y tarde venían visitantes. No cesaba la conversación. Después de almuerzo llegó un señor de nariz bastante aguileña y algo roja, de espaldas un tanto curvadas.
Cubríase con un sobretodo gris claro. No fue acogido con delirio. Entró y al momento extrajo de su faltriquera un libro doblado contra el lomo.
-Kropotkin, rebatiendo a Malthus, dice que cuando haya necesidad hasta de las piedras se podrá obtener alimento. Es algo raro. ¿Qué opinan ustedes?
-En el Cerro San Cristóbal suelen verse peñascos atravesados por una raicita -expresó Alcides que estaba apoyado en la pared-. He leído que en Japón siembran los cerros del plan a la cúspide. En ésta, si hay rocas, echan tierra y plantan encima. Por lo demás la tierra sobra en todas partes y lo que no de ésta lo dará el mar, y luego el hombre está inventando lo que hace falta…
El individuo de nariz aguileña miró su reloj y dijo:
-Me voy. Tengo que cumplir varias órdenes. Mañana a las cuatro iré a detener a Rebosio. ¡Hasta otro día!
-¿Quién es? -pregunté.
-Es el pesquisa Prado. Es curioso, muy lector, y cita a casi todos los anarquistas y nunca deja de llevar un libro. Conoce las ideas mejor que nosotros sin embargo, dudo que su interés sea sincero, si no ¿por qué ejerce tan feo oficio? ¿Por qué no trabaja en algo útil? Es joven todavía y tiene buenas manos… ¡Sería bueno avisarle a Rebosio que no se deje ver! Podría irse al puerto –dijo el viejo Silva dando vueltas al tirapié como si fuera un rosario.
-Este pesquisa no será jamás un hombre emancipado –sentenció Alcides-. Es débil. Lo he visto leer en los tranvías. Es uno de sus vicios, pero no compra un libro. Los pide a los compañeros. No obstante dispone de plata para beber. De noche anda con paso vacilante. ¿Qué se puede hacer de un hombre así? No deja de ser extraño, al fin, si interés por cultivarse. Yo digo que para vivir se necesita valor…La mayoría no lo posee y se entrega al juego, a la pereza, a la bebida, a las mujeres y también a la religión. Cuesta ser hombre, serlo siempre y sacar fuerzas de sí mismo. Es más fácil embriagarse, llorar sobre la almohada en la obscuridad o esperarlo todo del cielo. Sin embargo, ¿quién, por infeliz que sea, no consigue resolver sus propias cuestiones en la medida de su capacidad? Con la cabeza y las manos se llega a cualquier resultado, pero vivimos todavía en la edad teológica. ¿Llegará el día el que el hombre se afirme en sus pies solamente?¿Lo verá alguien reemplazar a los dioses por la reflexión, por su buen sentido?¿qué son ahora los hombres? Una piara, una multitud, algo sin cabeza, es decir: nada. Los engaña el diputado, los engaña el comerciante, los domina el militar…-en esta parte hizo el gesto de escupir pero se contuvo y no habló más.
--

Por qué un observatorio del anarquismo en Chile
Por Ps. Erik Marín C., Santiago de Chile. Agosto de 2008
(Tomado de https://observatoriodelanarquismo.wordpress.com/, con su misterioso símbolo:)



El anarquismo ha surgido con fuerza en Chile. En un primer momento ha sido menospreciado por las autoridades de turno dándole un tratamiento de antisistémico, antisocial, de lumpen y otros calificativos que no hacen más que caricaturizar a un movimiento principalmente juvenil que surgió con fuerza opositora ante la APEC el año 2004 y alcanzando un impacto mediático el año 2006 con el atentado incendiario a una de las ventanas del Palacio de Gobierno. Mi mirada es desde la psicología social y la sociología. Mi interés ha estado radicalizado en observar la utilización que han hecho los nuevos movimientos sociales de las llamadas tecnologías de la información. No obstante en el anarquismo he encontrado no sólo ideas, he encontrado mucha pasión por parte de quienes están llevando las banderas negras del anarquismo tradicional. Los anarquistas en Chile se han ganado un espacio, que desde mi perspectiva requiere de análisis. Mi posición es la del investigador interesado por los fenómenos sociales, no me declaro en contra, tampoco a favor.

Reflexiones: Por qué murió Mauricio Morales Duarte

Mucho se dijo acerca de Mauricio Morales, el joven universitario que terminaba sus estudios en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, quien murió despedazado por el artefacto explosivo improvisado que portaba. En los medios de prensa se indicó incluso que era instructor en explosivos. La verdadera historia dista mucho de esto.
Mauricio Morales perteneció a una orgánica anarquista que se desarrolló principalmente en las universidades y que de manera tangencial participaba en centros alternativos en los cuales se difunde entre otras ideologías la anarquista, a la cual pertenecía. Mauricio Morales era un joven de clase media que cursaba estudios universitarios en una universidad privada, quien se caracterizó por tener cierto liderazgo entre sus pares. Mauricio Morales era vegano, perteneció al movimiento straight edge, pero su interés ideológico fue siempre el anarquismo individualista.
Morales, la noche del 21 de mayo cometió un error de principiante, un error que le costó la vida. Evidentemente Mauricio Morales no estaba acostumbrado a realizar atentados explosivos, es posible que ésta haya sido su primera y de seguro última vez.
Posterior a la muerte de Mauricio Morales se han producido a lo menos 20 atentados explosivos sólo en la ciudad de Santiago de Chile. La logística de estos anarquistas era bastante simple: elaboración de un artefacto explosivo improvisado del tipo tubo, dos o tres individuos encargados de su colocación utilizando como medio de movilización bicicletas. El segundo individuo que fue registrado por una cámara de seguridad, sigue prófugo de la policía hasta el día de hoy, en dos meses se cumplirá un año de la trágica noche en la que por primera vez los cientos de artefactos explosivos causaron una muerte. Desde ese día Morales pasó a la historia internacional del anarquismo, creando un fuerte sentimiento de solidaridad internacional entre sus pares quienes han querido seguir el “legado” de Morales. Italia, México, Argentina solidarizan con el anarquista muerto por la vía directa de realizar atentados que dieran a conocer al mundo de la muerte de este joven anarquista: Mauri, la tua rabbia brucia nelle nostre vene
Como muy bien señala otro anarquista … la caída de Mauricio se da en un contexto de guerra social indesmentible y de rebelión creciente ante el lujo monstruoso de los ricos que no cesa de aumentar. No es casual que su cuerpo haya partido a metros de la escuela de gendarmería, pues la clara conciencia de la existencia de esta fábrica de carceleros y la necesidad de atacar uno de los principales entramados de castigo, aislamiento y exterminio de proletarios, da cuenta de su sólida disposición ofensiva que traspasa los limites de variadas e inconsistentes teorías del conformismo que, mimetizadas tras un abanico de lenguajes y simbologías, intentan hegemonizar en el control de nuestras mentes para neutralizar así las continuas revueltas cotidianas en las que vivimos inmersos como individuos rebeldes e insurrectos capaces de activar sin esperar ordenes de nadie, alimentados por una incesante sed de justicia.

--
(NOTA VISUAL: Las ilustraciones de COCHINOS corresponden al tierno personaje La Chancha Patricia, de R. Crumb, y a dos pacos culiaos que aparecen en el film El gato Fritz. Íconos de la contracultura sesentera/setentera).

Etiquetas: , , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?