<$BlogRSDUrl$>

viernes, septiembre 30, 2011

Algunas reflexiones sobre el acontecer represivo del último tiempo (x un encapuchado cualquiera) 


(Tomado de Hommodolars)

Violencia económica y violencia penal: las dos armas del Estado/Capital

En alguna parte de su tratado más citado y menos leído, Carlitos Marx decía que el sistema capitalista se forma primero en base a una acumulación de violencias privadas que operan al margen de las leyes, para después pasar a usar la propia Ley como herramienta de aplicación de violencia. Esta violencia es tanto económica (“la burguesía naciente necesita y emplea el poder del Estado para regular el salario…prolongar la jornada laboral y mantener al obrero en le grado normal de dependencia”) como extraeconómica o “penal” (las Casas de Trabajo, luego convertidas en cárceles, y todo el sistema policial/judicial que se consagra casi exclusivamente a reprimir sub-proles, lumpen-proles, y disidentes). Una vez consolidada la producción capitalista, la violencia inicial más desbocada se normaliza: es el punto en que el sistema funciona y se reproduce a sí mismo en base al sufrimiento originario acumulado de varias generaciones de proles, que genera como efecto de largo plazo una situación en que el trabajador finalmente termina por reconocer “las exigencias de dicho modo de producción como leyes naturales comprensibles por sí mismas”.

La “compulsión económica” es “muda”, y en general basta para completar la situación permanente de dominación de los trabajadores. Es el tipo de temor que el grueso de los proletarios sentimos de manera habitual (miedo a perder la pega, miedo a quedarse sin un lugar donde vivir, miedo a que la plata no alcance para llegar al fin de mes, miedo a volverse loco en este circuito absurdo de acumulación de capital, etc.). Pero Marx dice que la violencia directa, extraeconómica, se sigue empleando, “aunque de manera más excepcional”. Entendemos que con esto se refiere a que en fases de “normalidad” capitalista el grueso de la dominación se consigue mediante el chantaje silencioso de la economía, pero que la violencia más brutal, directa y propia de la fase que él mismo bautizó como de “acumulación originaria” se sigue ejerciendo en los márgenes del sistema (contra la población sobrante que el sistema no puede utilizar directamente, y que al mismo tiempo es usada como efecto demostrativo de lo que podría pasarnos si es que no aceptamos la dominación/explotación propias del sistema del capital/estado). En este sentido, mirando las cosas desde un punto de vista estático, ambas formas de violencia coexisten, siendo la económica más masiva y la penal mucho más reducida. Pero desde un punto de vista dinámico podemos decir que ambas violencias se articulan de acuerdo a las necesidades de cada momento histórico. Por lo mismo, en períodos de agitación social, cuando el edificio capitalista/estatal se tambalea, la proporción de violencia penal directa se incrementa y la mantención del orden requiere de una rearticulación en que esta última debe pasar a ser más espectacular para servir de disuasivo.

En esa labor, el aparato represivo estatal no está sólo, pues el rol principal en la legitimación, justificación y direccionamiento de la represión lo cumplen los medios de comunicación de masas, con la inestimable ayuda de la socialdemocracia y la izquierda del capital. Esta es la situación en la que estamos ahora en varias partes del mundo, una vez que ya se ha desatado un malestar que podemos leer como síntoma que anuncia un tercer gran asalto proletario contra la sociedad de clases.

El escenario actual: a mayor nivel de lucha social, mayor violencia represiva

En Chile, la represión nunca fue suave. Bastaría un breve repaso a la historia de la violencia política para demostrarlo. En este sentido, un reciente texto de Igor Goicovich sobre la rebelión en curso se encarga de recordar que históricamente las revueltas sociales que estallan esporádicamente suelen ser ahogadas en sangre por las fuerzas represivas. Lo interesante –y para esto sirve la socialdemocracia- es que la violencia del Estado no es la que más da que hablar, puesto que tanto el Estado como la prensa burguesa y estos órganos vivientes suyos que se instalan a la izquierda del espectro de la dominación política (PC, PS, etc.) se encargan de garantizar que a la violencia represiva no se le designe como tal, sino que como “orden público”, mientras sólo la acción de los dominados que se alzan contra el sistema es tachada de “violencia” propiamente tal, constitutiva de “delincuencia”, generalmente obra de “provocadores”, “infiltrados ajenos al movimiento”, “lumpen” etc. Incluso en sus expresiones y momentos más “críticos”, cuando ciertos sectores de la socialdemocracia denuncian la violencia estatal, cumplen con su obligación de legitimarla en tanto tal, puesto que en la labor de organizaciones como Amnistía Internacional y todas las demás ONGs de derechos humanos lo que se denuncia no es su existencia, sino que sus excesos represivos siempre atribuibles a tal o cual personaje del perraje y/o del alto mando de cada institución, o a veces de algún que otro ministerio, y por ende siempre reducibles en su responsabilidad a personas determinadas.

Lo que ellos nunca hacen, y que sí es propio de la labor comunicativa de los antagonistas, es identificar esa violencia represiva directa como un engranaje fundamental pero no aislado del funcionamiento total de la maquinaria estatal-capitalista, como una expresión de choque del sistema completo del trabajo asalariado inventado hace unos cuatro siglos y que ya está cercano a su límite histórico objetivo. Dicha comprensión de la violencia es propia de la subversión comunista-anárquica, y en períodos de agitación, cuando llega a masificarse, es lo que gatilla los procesos insurreccionales que ponen en riesgo la continuidad de la dominación estatal y la explotación capitalista, unidas siempre como uña y mugre. Por todo esto es que constituye una tarea fundamental del momento presente toda la propaganda que ayude a señalar esas conexiones, mostrando al capitalismo en sí mismo (y no sólo a sus expresiones más coyunturales: el neoliberalismo , los regímenes autoritarios, etc.) como la mayor violencia histórica, y destacando así el sentido histórico profundo de la rebelión necesariamente violenta de los explotados-oprimidos en contra de la reproducción eterna de la absurda finalidad a que el capitalismo ha obligado por la fuerza a toda la humanidad: acumular valor para seguir acumulando valor…

Por supuesto, no es de esto de lo que van a hablar la CONFECH ni los partidos y sectas izquierdistas de distintas cepas. Pero sigamos: en las últimas movilizaciones que se han producido en todo el país (y que no están desligadas de un contexto mundial bastante agitado para cuyo análisis remitimos a la última revista COMUNISMO, N°62, “Catástrofe capitalista y revueltas proletarias por doquier”), pese a que la fuerza armada del capital que es Carabineros de Chile ha matado a un adolescente y ha causado decenas de lesionados, y en que luego la entente formada por la prensa, el Ministerio del Interior y el Ministerio Público ha logrado que el aparato judicial deje en prisión preventiva a varios compañeros, la hegemonía socialdemócrata que está a la cabeza del movimiento estudiantil ha logrado que casi lo único que se discuta en cuanto al elemento represivo tenga que ver con la represión de manifestantes pacíficos en marchas autorizadas, además de la discusión sobre los desalojos de establecimientos tomados.

Balance provisional de las luchas y el nuevo estilo represivo

Hay una serie de fenómenos interesantes que casi no se mencionan en el discurso oficial ni sus variantes socialdemócratas. Entre ellos, podemos destacar dos por el lado de los buenos: la masividad y espontaneidad de los mejores momentos de enfrentamiento, y el retorno de prácticas ofensivas como el uso de molotov, que el endurecimiento de las leyes penales durante los años de la Concerta habían casi hecho desaparecer del mapa. Estos dos factores han provocado que a nivel de saldo de cada jornada de movilización, el número de detenidos fuera más bien bajo en comparación al número de manifestantes, y bastante alto el número de pacos lesionados.

Por el lado de los malos, hay que destacar que la práctica represiva se ha ido perfeccionando, y que gracias a factores tales como la existencia de numerosos registros fílmicos y fotográficos obtenidos directamente por la policía o proporcionados gentilmente por periodistas que luego no entienden por qué se les corretea a piedrazos, es más fácil ahora centrarse en ciertos compas para cargar en ellos el peso de la represión, en comparación a su táctica de previa de detener al tún tún a montones de manifestantes que luego necesariamente y ante la falta de pruebas los tribunales tenían que poner en libertad.

La conjunción de estos dos factores ha implicado que experimentos tales como el de Hinzpelota en orden a suprimir el uso de bombas lacrimógenas (decisión que duró dos días y fue revertida) hayan resultado de vital importancia para mantener el orden social del capital. En efecto, en los combates que se dieron durante ese breve lapso de tiempo, quedó bastante claro que sin el uso de gas lacrimógeno los pacos son incapaces de despejar un sector en que los manifestantes encapuchados se han hecho fuertes, puesto que en el combate directo sin ese refuerzo la policía dura bastante poco y se ve obligada a retroceder (es lo que este cronista pudo presenciar una bella tarde otoñal de viernes durante el mes de mayo en las inmediaciones de la Universidad Central, donde un grupo de alrededor de 200 encapuchados repelía una y otra vez a los zorrillos y guanacos que poco podían hacer por sacarlos del Parque Almagro. Esta confrontación se daba en el contexto de un conflicto interno de la Universidad Central que estalló antes del conflicto estudiantil más general, y resulta fácil concluir que ante la masividad de los combates que en los meses posteriores se han seguido produciendo en ese mismo lugar, sin el uso de su tradicional nube tóxica Carabineros de Chile tendría en este momento unos cuantos mártires más cuyos cadáveres hubieran tenido que descolgar de los hermosos árboles que adornan este sector de la ciudad.

El retorno del enano maldito

Y ya que mencionamos a Hinzpeter, un factor que no puede ser menospreciado en el estilo represivo del momento es el fichaje del enano maldito conocido como Jalandro Peña a las filas del Ministerio del Interior, incorporación producida a principios de mayo, y que debe haber sido parte de los acuerdos adoptados entre dicho Ministerio y la Fiscalía dos meses antes del golpe represivo del 14 de agosto del 2010, conocido como “Operación Salamandra”. En su momento, esta operación cumplió con la función de sacar a Jalandro del caso Bombas, para evitarle el papelón que elegantemente endosó a sus colegas de la fiscalía sur, pero tras permanecer unos meses oculto, a cargo de una oscura “división de estudios” cuya finalidad es dirigir la lucha contra los movimientos sociales, el Enano de mierda ha vuelto a aparecer en tribunales y ante las cámaras precisamente con el encargo de velar porque se apliquen las más duras medidas posibles en contra de los detenidos en actos de lucha social. Su estilo ha sido clave en la obtención de medidas de prisión preventiva contra Francisco Moreno y Cristóbal Bravo, respecto a quienes en primera instancia se había negado la solicitud de prisión preventiva, pero que gracias al nivel mucho mayor de presión que el MININT y la prensa ejercen en las Cortes de Apelaciones, han sido enviados a la cárcel por decisión de los jueces en ese nivel jerárquicamente superior, lo cual envía una señal clara a jueces de garantías que estuvieran tentados de ser demasiado “garantistas” (valga la redundancia).

En esta materia, las cosas no han cambiado nada desde los tiempos en que Jonathan Swift decía, por boca de su Gulliver, que “En los procesos de personas acusadas de crímenes contra el Estado, el método es mucho más breve y laudable, ya que el juez sondea primero la opinión de los que se hallan en el Poder y luego ahorca o salva a un criminal, siempre observando estrictamente las formas legales”.

Hay que estar alertas al rol de peña en el MININT, porque si bien las tendencias gruesas de le represión y los modos de control obedecen a razones históricas profundas, las variaciones concretas del “estilo represivo” pueden obedecer significativamente a estos cambios de personal, y no es necesario que insistamos sobre el carácter particularmente eficaz y contundente del estilo represivo de Jalandro, que si bien a la larga tiene tremendos problemas de legitimidad, incluso para los estándares del derecho burgués vigente, en la práctica suele tener un efecto inmediato de maximización de la represión sobre los elementos rebeldes que el Estado considera más molestos. De hecho, creemos que este conchesumadre es más peligroso donde está ahora que cuando estaba a la cabeza de la Fiscalía Sur.

Violencia horizontal: pacos de rojo y policías ciudadanos

Ya lo ha señalado Goicovich en su texto “La rebelión encapuchada”. Pero hay que insistir en ello: ante el evidente desgaste e incapacidad operativa de la policía estatal, la táctica de la dominación recurre a las policías paraestatales para tratar de neutralizar, aislar y capturar a los elementos “incontrolados”.

A la tradicional labor de los pacos de rojo que por décadas ha usado el partido rabanito (me refiero al autodenominado Partido “Comunista” de Chile), hay que agregar ahora al conjunto de ciudadanistas que con una excelente conciencia de clase pequeño burguesa se dedican a denostar a los “flaites” o a quienes ahora llaman “sopaipas”, llamando “cobardes” a quienes se encapuchan (¡como si no se requiriera valentía para ir a enfrentar directamente a los chanchos de verde mucho mejor armados y equipados y arriesgando las penas que se arriesgan por ello!), correteando, golpeando o entregando compañerxs, y colaborando entusiastamente con la pega que es propia de la policía estatal, ¡a cuyos agentes por último les pagan por dicha labor!

Este factor resulta particularmente complejo, pues como si no bastara con la molestia que en general representa la policía estatal, ahora hay que tener ojo con estos colaboradores que tienen la capacidad de perfeccionar los efectos de le represión, y a quienes no les resulta para nada contradictorio ser violentos con los que no quieren ser pacifistas. Frente a ellos, que representan una especie de brazo armado de la socialdemocracia, sólo cabe una advertencia: ¡si quieren actuar como policías, entonces van a ser tratados como tales!

Recomendaciones clásicas y no tanto (capuchas, bolitas, etc).

El acontecer represivo del último tiempo deja algunas conclusiones que en realidad no son tan novedosas, puesto que reafirman algunas lecciones ya clásicas, pero que deben ser adecuadas a o complementadas con el nuevo estilo represivo (sobre todo en lo referente a la tecno-vigilancia y tecno-represión).

En primer lugar, está más que claro que la capucha debe usarse sí o sí, si es que uno se va a dedicar a romper la cotidianidad domesticada y burguesa mediante acciones directas. En segundo lugar, hay que tener en claro que la cantidad de registros existentes ahora se ha multiplicado poderosamente (cámaras de vigilancia, filmaciones policiales, periodistas de distintos pelajes, celulares y fotos tomados por ciudadanos, etc.), con lo cual las medidas de seguridad deben extremarse, así como también la necesidad de corretear a todos estos pacos frustrados del entorno de las acciones.

Ante el uso habitual de pacos a caballo, y teniendo presente que como amantes de la vida no nos satisface lesionar animales (nos referimos a los caballos) salvo como daño colateral absolutamente inevitable, hay que volver a la vieja práctica del uso de aceite y bolitas de vidrio para que éstos se resbalen con sus agentes a cuestas y luego de eso podamos concentrarnos en golpear a las verdaderas bestias.

Eso se nos ocurre sugerir en relación a las acciones mismas. Ahora, el tipo de pruebas que el Estado ha usado en episodios represivos como el del “caso bombas” nos reafirma en la justeza de ciertas recomendaciones dadas por el camarada Victor Serge hace ya más de 80 años en su libro “Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión”, del cual juzgamos pertinente extractar dos:

“La única prudencia real, la única efectiva, es no tratar por escrito asuntos relativos a la acción, ni siquiera indirectamente”. En nuestros tiempos debemos agregar a las cartas el uso de mails y teléfonos.

“Una recomendación fundamental: cuidarse de las manías conspiradoras, de la pose de iniciado, de los aires de misterio, de dramatizar los casos simples, de la actitud ‘conspiradora’. La mayor virtud de un revolucionario es la sencillez, el desprecio de toda pose, incluso ‘revolucionaria’, y principalmente conpiradora”.

Etiquetas: , , ,


¿Qué está fumando Hinzpeter?! 


http://www.latercera.com/noticia/nacional/2011/09/680-396092-9-ministro-hinzpeter-por-caso-bombas-no-creo-que-sea-un-fracaso-para-nada.shtml

No es necesario ser freudiano para entender que esta negación es una afirmación. Pero lo más curioso es lel lapsus en la frase sobre las bombas lácrimógenas en las casas...¿Lo traicionó su inconsciente y se estaba sintiendo culpable por las lacrimógenas que ayer carabineros disparó sobre casas particulares mientras reprimía la marcha estudiantil en Blanco Encalada?:

El ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, se refirió por primera vez al caso bombas que lleva la Fiscalía Sur y sus retrocesos a lo largo de la investigación. "No considero que sea un fracaso para nada, mientras tanto se pueda llevar a la justicia con fundamento a personas que eventualmente estén involucrados en la colocación de artefactos explosivos".

Hinzpeter agregó que "hay que ver cuál es la sentencia final, esa es la que tienen que acatar todos los chilenos".

"Chile durante mucho tiempo vio cómo se ponían bombas lacrimógenas en sus casas, eso es algo que afortunadamente ha disminuido considerablemente. A todos nos toca acatar los fallos, pero quiero decir que la convicción con el Ministerio Público, los fiscales y querellantes es que tiene que estar orientada a eliminar del país los delitos que causan daño", sentenció desde Casa Piedra.

Etiquetas:


martes, septiembre 27, 2011

Foro sobre caso Security, hoy en Derecho de la U. de Chile! 

Etiquetas: , ,


miércoles, septiembre 21, 2011

Robar bancos (versión punk rock y heavy metal) 


Por el punk rock, con harto de dub/reggae, los que elogiaron el arte de robar bancos a la manera de los viejos ladrones anticapitalistas fueron los Clash con Bankrobber.

En el otro rincón, representando el heavy metal, tenemos nada menos que a los autodenominados Dioses del Metal: Judas Priest interpretando una variación sobre el mismo tema en el video clip de su hit Breaking the Law.

Etiquetas: , ,


La rebelión encapuchada (x Igor Goicovich) 


Un muy necesario e interesante artículo, en medio de la marea de mierda ventilada por los medios oficiales y la izquierda del capital.

En cada ocasión que los estudiantes y las organizaciones populares se movilizan en el espacio público, los medios de comunicación al servicio de las clases dominantes chillan al unísono: ¡Violencia! Se suceden las imágenes de jóvenes encapuchados que levantan barricadas, arrojan piedras sobre la fuerza pública y destruyen parte del equipamiento urbano. Los conductores de televisión, los reporteros en la calle y una variada gama de opinólogos condenan rápidamente los hechos. Se suceden sin ningún rigor conceptual anatemas tales como: “Violentistas”, “terroristas”, “anarquistas”, “lumpen”, “delincuentes”, etc. Pero nadie, no obstante, se ha preocupado de analizar de manera rigurosa las causas que precipitan la comisión de los actos violentos y mucho menos se ha intentado explicar el profundo trasfondo político que subyace a este tipo de protesta.

Quienes protagonizan este tipo de manifestaciones son personas (mayoritariamente jóvenes populares), profundamente molestas con el sistema de dominación de clase existente actualmente en el país. Están molestos con el modelo económico que los explota a ellos, a sus hermanos o sus padres; están molestos con la estructura inequitativa de la sociedad que condena a una parte importante de la población a la miseria o al endeudamiento crónico; están molestos con la represión policial, que golpea cotidianamente sus poblaciones; están molestos con el imaginario simbólico que recrea un mundo de fantasía que sólo se encuentra disponible para unos pocos privilegiados. Existe un largo acumulado de tensiones, frustraciones y desencantos que se han venido acentuando y que, hoy día, en el marco de las movilizaciones sociales (estudiantiles, medioambientales, indígenas y recientemente de trabajadores), se expresan como rebeldía popular.

Se trata de una rebelión espontánea, en la cual no se visibiliza con claridad ningún tipo de centralidad ideológica. No, a lo menos, como se observó en América Latina y Chile entre las décadas de 1960 y 1980. Tampoco se pude negar la existencia de organizaciones sociales y políticas que se reconocen en núcleos ideológicos, como el anarquismo o el marxismo, que participan activamente en los enfrentamientos callejeros. Pero, a mi juicio, estas organizaciones no poseen hoy día un control efectivo sobre dicho enfrentamiento. Es más, una parte de las acciones violentas que se han podido observar recientemente carecen de conducción política y de orientación ideológica: Por ejemplo, los ataques a pequeños establecimientos comerciales y el saqueo de colegios en la periferia urbana. No obstante, en estas acciones, así como en los ataques contra los grandes supermercados, las cadenas de farmacias, las instituciones financieras o los centros comerciales, existe un denominador común: La rabia. De ahí que estas acciones continúen expresando el profundo descontento social que la inequidad ha venido construyendo.

Es más, la espontaneidad de las acciones violentas remite, incluso, a la forma escasamente estructurada que poseen los ataques contra los dispositivos represivos del Estado. La masa arremete contra carabineros sin planificación operativa alguna y, normalmente, armada sólo con los recursos que provee el medio urbano (piedras y adoquines). Por lo mismo, se puede caracterizar como una violencia de baja intensidad. Particularmente si la ponemos en relación con los conflictos sociales y políticos que se viven actualmente en Colombia, México o Brasil.

Cabe señalar que este tipo de manifestaciones no son en absoluto novedosas. Por el contrario, a partir de la segunda mitad del siglo XIX se hicieron particularmente recurrentes. Cada vez que se producía una crisis económica que afectaba a la subsistencia de las clases populares o en cada oportunidad en que la legitimidad del régimen político experimentó un importante grado de deterioro, la furia popular irrumpió en el espacio público. Sólo por mencionar algunos hitos emblemáticos podemos referir, el motín de los tranvías de 1888, la huelga de la carne de 1905, el motín urbano de abril de 1957 y las protestas populares contra la Dictadura Militar del ciclo 1983-1987. En todas esas ocasiones, y en muchas más que podríamos enumerar, los manifestantes saquearon o intentaron saquear los establecimientos comerciales de la burguesía, atacaron tanto la sede de gobierno como los palacios señoriales en los cuales se regocijaba y ostentaba impúdicamente su riqueza la oligarquía, se enfrentaron con las fuerzas represivas del Estado y destruyeron parte del equipamiento u ornamentación pública. En todas esas oportunidades, además, la represión, al igual que hoy, actuó con particular saña y alevosía. Es importante señalar que en este tipo de manifestaciones siempre los muertos se encuentran en las filas de los que protestan; no de quienes reprimen. Por el contrario, quienes históricamente han masacrado al pueblo han recibió premios y ascensos; como fue el caso de Roberto Silva Renard, el general responsable de la matanza de la Escuela Domingo Santa María de Iquique en 1907. Mientras que hoy día los crímenes alevosos, como el de Manuel Gutiérrez, son calificados como “violencia innecesaria causando la muerte”, lo cual supone para el criminal, en el peor de los casos, una condena de tres años de prisión.

En el contexto de esta asimetría de fuerzas y de recursos los medios de comunicación al servicio de la burguesía cumplen la tarea de criminalizar la protesta popular. Pero lo que sucede hoy día con los medios de comunicación no es muy diferente de lo que ocurría a comienzos del siglo XX, en el contexto de la emergencia de la llamada “cuestión social”. Efectivamente, las protestas obreras, que demandaban mejores condiciones laborales y de vida, no sólo eran violentamente reprimidas; también eran criminalizadas. Quienes protestaban eran “enemigos de la patria, de la propiedad y de la religión”. Hoy, como ayer, existe un control monopólico sobre los principales medios de comunicación; tanto impresos (El Mercurio y COPESA), como en radio y televisión. Ello hace que la línea editorial referida a la conflictividad social se uniforme: Las demandas son “desmedidas”, los estudiantes son “intransigentes”, las propuestas están “ideologizadas”, etc. Luego, ante la imposibilidad de invisibilizar la protesta, se instala el discurso homogenizador en torno a las formas correctas de movilizarse: Lo lúdico, lo festivo, lo carnavalesco. Y, de la misma manera, se encuadra el “sentido” de la manifestación: Que sea autorizada, que se desarrolle donde las autoridades quieren, que programáticamente se ajuste a lo que el sistema puede ofrecer y que se autoregule en su trayectoria y desarrollo. En consecuencia, toda manifestación que rompa con las “formas políticamente correctas de expresarse” es rápidamente anatemizada y criminalizada. No obstante, lo que más llama la atención es esta verdadera ausencia de profesionalismo o rigor de los periodistas adscritos a estas cadenas, que no sólo no hacen su pega, sino que se convierten más bien en espurios portavoces del gobierno o de los patrones. A ese efecto habría que destacar que situaciones de violencia “estructural”, como la desigual distribución de la riqueza, la explotación laboral, la expoliación comercial de las grandes cadenas de retail o la usurpación y represión de que han sido objeto históricamente los mapuche, o no concitan el interés periodístico o son rotuladas con eufemismos. Por ejemplo, estos medios jamás han hablado en el caso de Manuel Gutiérrez de asesinato o de alevosía. Se han referido a su deceso como “la muerte del joven poblador”; como si se hubiese muerto en su cama de causas naturales. Pero si han enfatizado en el arrepentimiento que habría mostrado el carabinero que lo mató.

Estas violencias estructurales son, sin lugar a dudas, un factor clave en el desencadenamiento de las violencias reactivas que protagonizan los jóvenes populares.

Otro aspecto particularmente preocupante es la configuración de un escenario de enfrentamiento “horizontal” entre quienes participan de las manifestaciones populares. Al respecto creo que es necesario considerar dos situaciones. Por una parte, se puede observar un importante grado segmentación social entre quienes protestan. Efectivamente, una parte de los estudiantes adscritos a las carreras profesionales aparentemente más exitosas (medicina, ingenierías, derecho, etc.), provienen de estratos socioeconómicos más acomodados o dotados de un mayor “capital cultural”. Estos estudiantes universitarios se refieren a los jóvenes no universitarios (secundarios y subocupados), como: “flaites”, “sopaipillas”, “lumpen”, etc., reproduciendo, de esta forma, el discurso estigmatizador y criminalizador del gobierno y los patrones. Luego, encuadrados en el discurso de la “manifestación políticamente correcta”, se pueden llegar a convertir en delatores (cuando señalan a sus compañeros a la policía), o en agentes directos de la represión (cuando detienen y entregan a la misma policía a estos compañeros). Hay mucha irresponsabilidad en el gobierno, en los medios de comunicación e incluso entre algunos dirigentes sociales, cuando impelen a estas personas a enfrentarse con los manifestantes encapuchados. El día de mañana si se llega a producir un enfrentamiento fatal la responsabilidad política estará entre quienes incitan al conflicto fratricida.

Otra línea de interpretación remite a los dos fundamentos constitutivos de la sociedad de clase en Chile: El orden público y la propiedad. Si debemos reconocerle un mérito a la oligarquía primero y la burguesía después, fue haber elevado estos dos principios a la condición de valores naturales; alcanzado incluso un importante nivel de transversalización social. Muchos creen, hoy día, que tienen algo que perder: Un auto, un pequeño negocio, la casa. Y lo meritorio del sistema fue haber instalado en este sector de la sociedad que la amenaza la constituye el “otro” desprovisto o precarizado. De aquí surge el viejo y reiterado discurso fascistoide de la “mano dura”. Cualquier amenaza a la propiedad deviene en amenaza al orden público. En consecuencia el recurso a la represión se valida ampliamente.

En este contexto la violencia encapuchada se convierte, también, en una rebelión simbólica y cultural. Es la rebelión contra todas las formas inveteradas que ha asumido la subordinación; es el rechazo al “mandé patrón”, “como usted diga jefe”, “perdone mi cabo”. El encapuchamiento rompe con toda forma de subordinación y en cuanto ruptura constituye una disonancia no sólo para el Estado y los patrones, sino que, también, para quienes han internalizado el discurso oficial. No obstante encapucharse es un acto político, en cuanto expresa la voluntad de rebelión frente a las condiciones estructurales de la violencia (económica, social y política) y, por otro lado, es un gesto de desafío frente a la pusilanimidad con la cual se ha hecho política en Chile.

Dr. Igor Goicovic.
Académico de la Universidad de Santiago de Chile.
Director del Magister en Historia de la Usach.

Etiquetas: , ,


sábado, septiembre 17, 2011

Planchadita/Enano devorado por tejones 


"Yo quiero a mi bandera, planchadita planchadita planchadita"....decía Luca Prodán, y serviría de himno anti-18. Por cierto, tras audicionar "LLegando los monos" (1986) y "After Chabón" (1987) me dí cuenta de que está perdida mi copia de "Divididos por la felicidad" (1985). ¿Donde estará?.

Por su parte Cooperativa informa de una de las noticias más bizarras de que tenga recuerdo. Desafortunadamente, no se trata del ex-fiscal ahora empleado del Ministerior del Interior, sino de un actor de pronografía gay:

Actor enano de porno gay fue devorado por tejones

El actor protagonista de producciones pornográficas homosexuales, Percy Foster, falleció este miércoles al ser devorado por una manada de tejones que lo arrastraron hasta su madriguera en la localidad de Tregaron, en el oeste de Gales.

Según consignaron medios locales, en el reporte policial se aseguró que el hombre de 35 años fue encontrado "en las profundidades del subsuelo, en una cámara, por un equipo de expertos del Ministerio de Agricultura que concretaba un plan de control de tejones".

Aunque las autoridades no tienen certeza sobre lo que acontecido, el suicidio no ha sido descartado por los investigadores.

La estrella porno, que medía un metro y siete centímetros, era reconocido en el mundo de la industria de entretenimiento para adultos, pero además por ser el doble del reconocido chef televisivo Gordon Ramsey.

El productor Dexter Yamunkeh señaló que "Percy era un tipo pequeño con grandes problemas. Lo estaba haciendo bien, pero estaba bajo presión como todos en esta maldita industria".

Etiquetas: , ,


miércoles, septiembre 14, 2011

Chanchos al matadero/¡De la Lucha Estudiantil a la Lucha de Clases!¡De la movilizacion a la Revolucion! 

¡De la Lucha Estudiantil a la Lucha de Clases!¡De la movilizacion a la Revolucion!

"Estamos tocando a tu puerta, esto va a comenzar: Es la lucha de clases".

(The Apostles - Pigs for slaghter)

Son millones l@s proletari@s que con desición y sin permiso alguno salen a las calles a enfrentar el mundo que los domina. Aunque las razones varíen de forma y color, los estallidos se multiplican por el ancho y largo del mundo, la revuelta toma forma y se dirige directamente a destruir todo aquello que represente nuestra subyugación a este mundo de mercancías.

L@s charlatanes de siempre - la prensa oficial y "alternativa" - tratan ilusamente de disfrazar el carácter antagónico y general de la revuelta. Nos dicen que en medio oriente las luchas son religiosas o contra ciertos dictadores y tiranos; que en Grecia, Inglaterra y el resto de Europa se trata de jóvenes inmigrantes y marginad@s afectad@s por el desempleo y la crisis; aquí mismo hablándonos de delincuentes e infiltrad@s -"inútiles subversiv@s"- que desvirtúan y empañan la causa estudiantil. L@s poderos@s persisten en hacernos pensar que entre una lucha y otra no hay horizonte común, que entre un país y otro no hay explotador@s es común y que solo la vía pacifica es la forma de expresar el descontento "democráticamente" (disociando de esta forma violencia y no-violencia, partes integrales de toda lucha). La estrategia del poder es la de hacernos asumir este discurso y llevarlo a la practica en nuestras propias movilizaciones, separándonos nosotr@s mism@s de la lucha de nuestr@s herman@s de clase. La estrategia del poder radica en negar lo máximo su realidad total, social y mundial y por ende su negación histórica: La vieja LUCHA DE CLASES.

Aun así la práctica nos demuestra todo lo contrario a lo que nos dicen: Es la misma causa apuntando a l@s mism@s enemig@s; son l@s proletari@s empujad@s por la irreconciabilidad entre sus necesidades y deseos contra la necesidad avasalladora del mercado por lucrar con todo vestigio de vida a cualquier costo. Son las manifestaciones de la opresión burguesa las que están siendo atacadas al rededor del mundo: policías, comisarías y cárceles; multitiendas, bancos y empresas; instituciones del poder burgués y de sus partidos políticos. Aunque la causa que rebalse el vaso sea distinta en cada lugar (reivindicaciones estudiantiles, la muerte de un joven en manos de la policía, estados dictatoriales, etc.) la historia es la misma en todos lados: son l@s proletari@s hart@s de su realidad y de los llamados a la calma y la paciencia quienes toman las calles y arremeten contra todo símbolo de su miseria.

Hoy esta es también nuestra realidad local, la causa estudiantil a sobrepasado toda parcializacion e intento de apagar la rabia de las calles: el olor a lacrimógena se siente, las consignas aunque aun débiles se leen en las murallas y tomas, las piedras y vidrios se ven tras los enfrentamientos y quizás lo mas importante: la discusión se retoma en las calles, nadie esta indiferente a las movilizaciones.

Son cada vez mas quienes rompen con el discurso inmovilizante de la prensa y el poder, para salir a exigir lo que se considera propio; he ahí las principales fuerzas y debilidades del movimiento. Su fuerza es la de seguir en pie, sin dar brazo a torcer, a pesar de los costos, en sus reivindicaciones y exigencias; al entender que la lucha es la que puede cambiar las condiciones materiales de nuestra existencia y no la actividad fúnebre/ciudadana del voto, la apatía y la delegación. Su fuerza es la de la clase proletaria alrededor del mundo que ya no tiene nada que creer, ni nada que pactar con la clase que la explota. Aun así, son las debilidades las que siguen tiñendo de amarillo los avances del movimiento: su exceso de confianza (cuando solo la confianza ya es desastrosa) en la estructura institucional, en el Estado como regulador de los excesos del empresariado, en el mito interclasista del ascenso social y de la vía universitaria como forma de mejorar las condiciones de subsistencia. Estas son las principales debilidades del movimiento estudiantil, pero que son herencia de todo el viejo discurso socialdemócrata que se pretende revolucionario. Los jóvenes que hoy salimos a las calles hemos crecido con la mentira de una Unidad Popular que con nacionalizaciones y estatificaciones lo único que hizo fue sepultar el intento revolucionario de una clase social entera por cambiar el rumbo de la historia.

¿Acaso se piensa que una sociedad completa basada en el mercado nos va a educar para algo que no sea ser mercancías más rentables? ¿Acaso se piensa que con educación gratis o con mejores condiciones en los colegios seremos algo distinto de lo que ya somos ahora, es decir, material dispuesto para la creación de la riqueza de otros?

Compañer@s, aprendamos de nuestros herman@s ingles@s, aunque ahí el Estado cubre educación, salud y desempleo, la miseria no escapa a la vida de l@s proletari@s y su revuelta lo demuestra a todas luces. Profesionales o no, educad@s por municipios, particulares o por el Estado, llegada la hora seremos la misma mierda que llevamos siendo por siglos: Asalariad@s, con el único derecho de recibir lo indispensable para seguir siéndolo.

Compas, hoy l@s "dirigentes estudiantiles" evalúan el dialogo con el gobierno (¡como si no llevasen dialogando ya desde meses mediante l@s representantes de sus partidos!) poco a poco intentan hacer que nuestra lucha se encuadre dentro de los canones que nos permiten nuestr@s patron@s y gobernantes, llamándonos a la calma, a no radicalizarnos, a volver a la normalidad, a denunciar a l@s infiltrad@s, etc... Debemos romper con ell@s y también con el aislamiento como "lucha estudiantil".

Compañer@s, el llamado es a no decaer, a seguir y superar la movilización, pasar del conflicto estudiantil al conflicto como clase relacionándonos con otros sectores en lucha. Lo mas probable es que las exigencias como estudiantado no se vean realizadas por las nuevas reformas (¡ningún cambio real se logra con reformas!), aun así, no nos decepcionemos de la lucha, se ha ido demasiado lejos como para que las reivindicaciones sean acogidas por cualquier gobierno. Si se ha denunciado el lucro en la educación, seamos capaces de denunciarlo en todas las áreas de nuestras vidas, como condición indispensable para la vida del capitalismo.

Nuestra lucha es una lucha histórica y mundial, por ella han pasado generaciones asesinadas y encarceladas, pero que nos acompañan hoy en todo enfrentamiento con el orden. Aprendamos de ellas y de las que hoy luchan por todo el planeta, reconozcámonos como parte de una misma clase y avancemos así hacia un real cambio social. Rompamos con la mentira de los medios de comunicación, de los partidos y sus representantes; su mentira es la única forma de mantenernos cautiv@s, dividid@s e incapaces de tomar protagonismo en la historia.

Expandamos el dialogo y la discusión, mantengamos y multipliquemos los contactos y las redes aun acabándose las movilizaciones, creemos nuestros propios medios de comunicarnos al margen de los del poder y el espectáculo, cuestionémonos sobre fondo y forma, descubramos los caminos para tomar con nuestras manos el rumbo de nuestras vidas, aboliendo el Estado, sus instituciones, el trabajo asalariado, el lucro y la sociedad de clases, condición indispensable para la vida libre en comunidad.
CONTRA EL LUCRO SOBRE NUESTRAS VIDAS: REVOLUCION PROLETARIA, INTERNACIONALISTA Y ANTI-ESTATAL.

*** ** ****** *
¡Fin al Lucro! ¡Guerra a la Burguesia!

¿Acaso se piensa que una sociedad completa basada en el mercado nos va a educar para algo que no sea ser mercancias mas rentables? ¿Acaso se piensa que con educación gratis o con mejores condiciones en los colegios seremos algo distinto de lo que ya somos ahora, es decir, material dispuesto para la creacion de la riqueza de otros

El lucro no es "algo" que se pueda eliminar de una area especifica de la sociedad capitalista, sino una condicion indispensable para su funcionamiento

¡Y ESTA EN TODAS LAS AREAS DE NUESTRAS VIDAS!

- En la alimentacion cuando nos llenan de productos toxicos solo para reducir gastos y elevar la ganancia de los productos.

- En nuestro tiempo cuando este esta completamente condicionado por nuestras actividades laborales y el consumo.

- En la salud cuando los bolsillos de doctores y banqueros se llenan a medida que se llenan los hospitales y cementerios.

- En la vivienda cuando nuestros hogares se parecen cada vez mas a ratoneras solo para sacar el maximo de casas por un minimo espacio.

- En la diversion cuando el dinero es el principal mediador de toda actividad recreativa. Desde que nacemos hasta despues de morir, desde que despertamos hasta que nos acostamos, toda nuestra existencia esta totalmente condicionada por el trabajo y el consumo ¡por el lucro que le generamos l@s proleteri@s a la burguesia!

Para eliminar el lucro de nuestra realidad debemos partir por entender su funcionamiento y su implicancia en el desarrollo de la sociedad, reconocerlo como motor de la explotacion total de la clase dominante sobre l@s proletari@s, l@s animales, el medioambiente ¡y todo aquello que le genere ganancias!

¡La emancipacion del proletariado es y sera obra de l@s proletari@s!
CONTRA EL LUCRO SOBRE NUESTRAS VIDAS: REVOLUCION PROLETARIA INTERNACIONALISTA Y ANTI-ESTATAL

Etiquetas: , , ,


Ariel dice que va a hacer AGITPROP y otras yerbas desde una KOMBI... 



Habrá que apoyarlo.

--


El carburador de la kombi está dañado, para que gaste menos que 4 kilómetros por litro debo viajar en 4ta marcha entre 45 y 50 kilómetros por hora, cualquiera a ese ritmo se pondría neura, sin embargo a ese paso es capaz de llegar a cualquier parte.
El viernes 9 muchos me preguntaron qué era el proyecto kombi y me costaba bastante responder pues salvo el conocer las mañas para manejar la furgoneta cada vez es menos lo que sé sobre él. He debido hacerme al costado por algunos problemas personales y ello ha servido para que la creación se emancipe de uno de los creadores y tome vida propia, no me sorprendería, que dentro de muy poco, sean otros los que me enseñen a manejar a una nueva kombi o que me releguen al puesto de pasajero mientras seguimos un itinerario para mi desconocido.
A muchos les respondí que le preguntaran a cualquiera de los muchos que se esmeraban de ejecutar a la perfección sus tareas asumidas, ellos podrían decir qué era el proyecto. A medida que transcurren los días, y los eventos, sé menos y todos van haciéndose una idea de qué se trata esta historia aunque todavía no hayan dado una vuelta ni de copilotos en la kombi.
Si nos atenemos a cuales eran los objetivos de la completada bailable debemos asumir que, en al menos uno de ellos (el más importante para quién lo juzgue desde afuera) fracasamos estrepitosamente. Sólo es posible decir que existieron ganancias socializando varios costos y aplicando una contabilidad tan indecente como creativa.
Eran las 20:30 hrs del nueve de septiembre en la Isla Tortuga y se me vino a la mente el climax de “Zorba el Griego”, la entrañable película de los sesenta. Antes de bailar, el protagonista “Zorba” interpretado por Antonny Quinn, le responde a su empleador cuando éste lo recrimina por su fracasado proyecto de ingeniería: “¿Acaso había visto alguna vez un fracaso tan maravilloso?”, le dice a su patrón con una amplia sonrisa.
Me imaginé un maravilloso descalabro, necesario e impostergable, desde que contribuí a desatar espíritus reacios a los consejos, uno de ellos el mío, y hacerlos coincidir en tiempo, espacio y propósito.
Para cualquier patroncito, los millones de microempresarios o gerentes de sueldo mínimo, producir una actividad destinada a recaudar fondos es pan comido. La tarea que demanda más trabajo es evitar el robo y conservar la jerarquía. No se trata de colocar a un hombre en la Luna sino que organizar un espectáculo, cobrar entrada, y tratar que coman y tomen a destajo.
Sin embargo los delirios faraónicos de los kombistas, el leitmotiv de porqué están en este proyecto y porqué éste se emancipó de quienes lo concebimos inicialmente, los hicieron pensar en que la “completada bailable” sería la actividad más importante alguna vez realizada en la historia de la humanidad y por lo tanto había que cocinar los mejores completos y tener la mejor música.
Es por ello que no es llegar y tirar al tacho de la basura la actividad porque no se tuvieron utilidades proporcionales al empeño puesto o capaces de financiar los proyectos faraónicos que siguen. Hubo una tarea, subsidiaria según algunos, que consistió en elaborar el mejor completo alguna vez hecho, y que demandó el 90% de la energía. Un proyecto tan megalómano que incluía confeccionar mayonesa casera, sin equipos de frío, dentro de una casa ocupa y con equipos improvisados, un día viernes a la hora de la corneta.
Si quieren mi sincera opinión les debo confesar que nunca me agradó la idea de una “completada” menos la de una “bailable”. Menos me gustó que se hiciera un día viernes pues deja poco tiempo, y estómago, para vender mucha comida. Aún menos me gustó que insistieran en preparar mayonesa; llegué a tener pesadillas con un titular de las últimas noticias haciendo mofa de los hueones que terminaron en la posta por puro querer darle la contra al gobierno hasta en la comida ¿Qué se venía después? ¿Un mariscal frío bailable? ¿Un ceviche al ritmo de la lombriz solitaria?
Sin embargo el viernes, a pesar de lo dicho, que nosotros éramos los que estábamos detrás, que habíamos mezclado salitre, carbón y lumbre, nada explotó.
Y no sólo eso, funcionó el plan más ambicioso de recaudar fondos para el proyecto más ambicioso que se nos ha pasado por la cabeza.
Organizamos todo aprovechando los sistemas virtuales, honramos los compromisos asumidos, nos soportamos en una situación desfavorable, actuamos como una inteligencia colectiva sin líderes y haciendo primar los acuerdos por sobre las voluntades individuales.
Ustedes dirán que el proyecto se puede evaluar tan sólo por el dinero recolectado pero si es por eso vendíamos camisetas de Felipe Camiroaga y nos hacemos millonarios, el dinero claro que lo necesitamos pero la experiencia de trabajar en conjunto importa mucho más.
Por eso mismo siento que hayamos sido tan mezquinos entre nosotros mismos, deberíamos haber renunciado a parte de las utilidades, lo que no nos habría hecho ni más pobres ni menos ricos, para agasajar a todos quienes colaboraron, a fin de cuentas estábamos disfrutando de un maravilloso fracaso que no fue.
Propongo que la próxima actividad sea un día sábado o domingo, que se prolongue por todo el día, que todo comience con un almuerzo comunitario entre todos los kombistas.
Y también sugiero, que antes que la rifa, o paralelo a ella y a otra actividad, nos avoquemos a la tarea de echar andar la kombi, creo que dinero para eso ya tenemos, de modo que sea también el vehículo para llevar a cabo la próxima actividad a un nivel aún más desquiciado, faraónico y al borde del abismo.
Los completos y la mayo casera son un territorio conquistado y no debemos retroceder. La próxima actividad, aunque sea “no bailable”, deberá ser completada, ya veremos el modo que sea rentable pues bien sabemos que eso es sólo una fracción insignificante de la vida.
Deje su Comentario Acerca del Blog
Tweet

Etiquetas: , , ,


y 2 más 



Para que haya arte, para que haya algún hacer y contemplar estéticos, resulta indispensable una condición fisiológica previa: la embriaguez. La embriaguez tiene que haber intensificado primero la excitabilidad de la máquina entera: antes de esto no se da arte ninguno. Todas las especies de embriaguez, por muy distintos que sean sus condicionamientos, tienen la fuerza de lograr esto: sobre todo la embriaguez de la excitación sexual, que es la forma más antigua y originaria de embriaguez. Asimismo la embriaguez de que van seguidos todos los apetitos grandes, todos los afectos fuertes; la embriaguez de la fiesta, de la rivalidad, de la pieza de virtuosismo, de la victoria, de todo movimiento extremado; la embriaguez de la crueldad; la embriaguez en la destrucción; la embriaguez debida a ciertos influjos meteorológicos, por ejemplo la embriaguez primaveral; o la debida al influjo de los narcóticos; por fin, la embriaguez de la voluntad, la embriaguez de una voluntad sobrecargada y henchida. – Lo esencial en la embriaguez es el sentimiento de plenitud y de intensificación de las fuerzas. De este sentimiento hacemos partícipes a las cosas, las forzamos a que tomen de nosotros, las violentamos, – idealizar es el nombre que se da a ese proceso. . Desprendámonos aquí de un prejuicio; el idealizar no consiste, como se cree comúnmente, en un sustraer o restar lo pequeño, lo accesorio. Un enorme extraer los rasgos capitales es, antes bien, lo decisivo, de tal modo que los demás desaparezcan ante ellos.

(Nietzsche crepuscular)

Etiquetas:


Actividades de la semana 



Etiquetas: , ,


lunes, septiembre 12, 2011

Marx sobre la educación (y el Estado) 


Esto también está en la Crítica del Programa de Gotha (1875), el que fuera calificado de "absolutamente inadmisible y desmoralizador para el Partido", teniendo en cuenta además que "cada paso de movimiento real vale más que una docena de programas" (Carta a W. Bracke, 5 de mayo de 1875). Resulta un ejercicio interesante comparar esta reivindicación y la crítica marxiana a la misma con las demandas actuales del "movimiento por la educación".

--

B. "El Partido Obrero Aleman exige, como base espiritual y moral del Estado:
1. Educación popular general e igual a cargo del Estado. Asistencia escolar obligatoria general. Instrucción gratuita".


¿Educación popular igual? ¿Que se entiende por esto? ¿Se cree que en la sociedad actual (que es de la única de que puede tratarse), la educación puede ser igual para todas las clases? ¿O lo que se exige es que también las clases altas sean obligadas por la fuerza a conformarse con la modesta educación que da la escuela pública, la única compatible con la situación económica, no sólo del obrero asalariado, sino también del campesino?

"Asistencia escolar obligatoria para todos. Instrucción gratuita". La primera existe ya, incluso en Alemania; la segunda, en Suiza y en los Estados Unidos, en lo que a las escuelas públicas se refiere. El que en algunos estados de este último país sean "gratuitos" también centros de instrucción superior, sólo significa, en realidad, que allí a las clases altas se les pagan sus gastos de educación a costa del fondo de los impuestos generales. Y -- dicho sea incidentalmente -- esto puede aplicarse también a la "administracion de justicia con carácter gratuito" de que se habla en el punto A, 5 del programa. La justicia en lo criminal es gratuita en todas partes; la justicia civil gira casi exclusivamente en torno a los pleitos sobre la propiedad y afecta, por tanto, casi unicamente a las clases poseedoras. ¿Se pretende que éstas ventilen sus pleitos a costa del Tesoro público?

El párrafo sobre las escuelas deberia exigir, por lo menos, escuelas técnicas (teóricas y prácticas), combinadas con las escuelas públicas.

Eso de "educación popular a cargo del Estado" es absolutamente inadmisible. ¡Una cosa es determinar, por medio de una ley general, los recursos de las escuelas públicas, las condiciones de capacidad del personal docente, las materias de enseñanza, etc., y, como se hace en los Estados Unidos, velar por el cumplimiento de estas prescripciones legales mediante inspectores del Estado, y otra cosa completamente distinta es nombrar al Estado educador del pueblo! Lo que hay que hacer es más bien substraer la escuela a toda influencia por parte del gobierno y de la Iglesia. Sobre todo en el imperio prusiano-alemán (y no vale salirse con el torpe subterfugio de que se habla de un "Estado futuro"; ya hemos visto lo que es éste), donde es, por el contrario, el Estado el que necesita recibir del pueblo una educación muy severa.

Pese a todo su cascabeleo democrático, el programa está todo él infestado hasta el tuétano de la fe servil de la secta lassalleana en el Estado; o -- lo que no es nada mejor -- de la superstición democrática; o es más bien un compromiso entre estas dos supersticiones igualmente lejanas del socialismo.

"Libertad de la ciencia"; la estatuye ya un párrafo de la Constitución prusiana. ¿Para qué, pues, traer esto aquí?

"¡Libertad de conciencia!" Si, en estos tiempos del Kulturkampf, se quería recordar al liberalismo sus viejas con signas, sólo podía hacerse, naturalmente, de este modo: todo el mundo tiene derecho a satisfacer sus necesidades físicas****, sin que la policía tenga que meter las narices en ello. Pero el Partido Obrero, aprovechando la ocasión, tenía que haber expresado aquí su convicción de que "la libertad de conciencia" burguesa se limita a tolerar cualquier género de libertad de conciencia religiosa, mientras que él aspira, por el contrario, a liberar la conciencia de todo fantasma religioso. Pero, se ha preferido no sobrepasar el nivel "burgués".

---

Invertí las partes, pero justo antes del tema "educacional", Marx se refiere a la exigencia absurda de un "Estado libre":

--

Y ahora voy a referirme a la parte democrática.
A. "Base libre del Estado".

Ante todo, según el capítulo II, el Partido Obrero Alemán aspira "al Estado libre".

¿Qué es el Estado libre?

De ningún modo es propósito de los obreros, que se han librado de la estrecha mentalidad del humilde súbdito, hacer libre al Estado. En el imperio alemán, el "Estado" es casi tan "libre" como en Rusia. La libertad consiste en convertir al Estado de órgano que está por encima de la sociedad en un órgano completamente subordinado a ella, y las formas de Estado siguen siendo hoy más o menos libres en la medida en que limitan la "libertad del Estado".

El Partido Obrero Alemán -- al menos, si hace suyo este programa -- demuestra cómo las ideas del socialismo no le calan siquiera la piel; ya que, en vez de tomar a la sociedad existente (y lo mismo podemos decir de cualquier sociedad en el futuro) como base del Estado existente (o del futuro, para una sociedad futura), considera más bien al Estado como un ser independiente, con sus propios "fundamentos espirituales, morales y liberales".

Y además, ¡qué decir del burdo abuso que hace el programa de las palabras "Estado actual", "sociedad actual" y de la incomprensión más burda todavía que manifiesta acerca del Estado, al que dirige sus reivindicaciones!

La "sociedad actual" es la sociedad capitalista, que existe en todos los países civilizados, más o menos libre de aditamentos medievales, mas o menos modificada por el específico desarrollo histórico de cada país, más o menos desarrollada. Por el contrario, el "Estado actual" varía con las fronteras nacionales. En el imperio prusiano-alemán es otro que en Suiza, en Inglaterra, otro que en los Estados Unidos. "El Estado actual" es, por tanto, una ficción.

Sin embargo, los distintos Estados de los distintos países civilizados, pese a la abigarrada diversidad de sus formas, tienen de común el que todos ellos se asientan sobre las bases de la moderna sociedad burguesa, aunque ésta se halle en unos sitios más desarrollada que en otros, en el sentido capitalista. En este sentido puede hablarse del "Estado actual", por oposición al futuro, en el que su actual raiz, la sociedad burguesa, se habrá extinguido.

Cabe, entonces, preguntarse: ¿que transformación sufrirá el régimen estatal en la sociedad comunista? O, en otros términos: ¿qué funciones sociales, analogas a las actuales funciones del Estado, subsistirán entonces? Esta pregunta sólo puede contestarse científicamente, y por más que acoplemos de mil maneras la palabra pueblo y la palabra Estado, no nos acercaremos ni un pelo a la solución del problema.

Entre la sociedad capitalista y la sociedad comunista media el período de la transformación revolucionaria de la primera en la segunda. A este período corresponde también un período político de transición, cuyo Estado no puede ser otro que la dictadura revolucionaria del proletariado.

Pero el programa no se ocupa de esta última, ni del futuro régimen estatal de la sociedad comunista.

Sus reivindicaciones políticas no se salen de la vieja* y consabida letanía democrática: sufragío universal, legislación directa, derecho popular, milicia del pueblo, etc. Son un simple eco del Partido Popular burgués, de la Liga por la Paz y la Libertad. Son, todas ellas, reivindicaciones que, cuando no estan exageradas hasta verse convertidas en ideas fantásticas, están ya realizadas. Sólo que el Estado que las ha puesto en práctica no cae dentro de las fronteras del imperio alemán, sino en Suiza, en los Estados Unidos, etc. Esta especie de "Estado del futuro" es ya Estado actual, aunque existente fuera "del marco" del imperio alemán.

Pero, se ha olvidado una cosa. Ya que el Partido Obrero Alemán declara expresamente que actúa dentro del "Estado nacional de hoy", es decir, dentro de su propio Estado, del imperio prusiano-alemán -- de otro modo, sus reivindicacio nes serían, en su mayor parte, absurdas, pues sólo se exige lo que no se tiene --, no debía haber olvidado lo principal, a saber: que todas estas lindas menudencias tienen por base el reconocimiento de la llamada soberanía del pueblo, y que, por tanto, sólo caben en una república democrática.

Y si no se tiene el valor** -- lo cual es muy cuerdo, pues la situación exige prudencia -- de exigir la república democrática, como lo hacían los programas obreros franceses bajo Luis Felipe y bajo Luis Napoleon, no debía haberse recurrido al ardid, que ni es "honrado" ni es digno, de exigir cosas que sólo tienen sentido en una república democrática a un Estado que no es más que un despotismo militar de armazón burocrático y blindaje policíaco, guarnecido de formas par lamentarias, revuelto con ingredientes feudales e influenciado ya por la burguesía; ¡y, encima, asegurar a este Estado que uno se imagina poder conseguir eso de él "por medios legales"!

Hasta la democracia vulgar, que ve en la república democrática el reino milenario y no tiene la menor idea de que es precisamente bajo esta última forma de Estado de la sociedad burguesa donde se va a ventilar definitivamente por la fuerza de las armas la lucha de clases; hasta ella misma está hoy a mil codos de altura sobre esta especie de demo cratismo que se mueve dentro de los límites de lo autorizado por la policia y vedado por la lógica.

Que por "Estado" se entiende, en realidad, la máquina de gobierno, o el Estado en cuanto, por efecto de la división del trabajo, forma un organismo propio, separado de la sociedad, lo indican ya estas palabras: "el Partido Obrero Alemán exige como base económica del Estado: un impuesto único y progresivo sobre la renta", etc. Los impuestos son la base económica de la máquina de gobierno, y nada más. En el Estado del futuro, existente ya en Suiza, esta reivindicación está casi realizada. El impuesto sobre la renta presupone las diferentes fuentes de ingresos de las diferentes clases sociales, es decir, la sociedad capitalista. No tiene, pues, nada de extarño que los Financial-Reformers*** de Liverpool -- burgueses, con el hermano de Gladstone al frente -- planteen la misma reivindicación que el programa.

Etiquetas: ,


domingo, septiembre 11, 2011

Armando Acosta, RIP. 


El guatoncito bigotudo de la izquierda, que golpeaba los tambores en Saint Vitus, murió el año pasado pero me acabo de enterar. Descanse en paz. Esta copa de tinto va por él, mientras hace su solo de batería en "Clear Windowpane" cerrando su "Live" en Alemania registrado el 10 de noviembre de 1989.

Etiquetas: ,


Lo absurdo del capitalismo 


No se ha insistido lo suficiente en que, además de malo, injusto, violento, etc., el sistema capitalista es por sobre todo tremendamente IMBÉCIL y ABSURDO.

Adorno, por ejemplo, decía que nuestra sociedad era "racional en sus medios pero no en sus fines".

A su vez, I. Wallerstein lo ha expresado así de contundentemente:

"Lejos de ser un sistema "natural" como muchos apologistas han tratado de mantener, el capitalismo histórico es un sistema patentemente absurdo.

Se acumula capital a fin de acumular capital. Los capitalistas son como ratones en una rueda, que corren cada vez más deprisa a fin de correr aún más deprisa. En el proceso, sin duda, algunas personas viven bien, pero otras viven en la miseria; y ¿cómo de bien, y durante cuánto tiempo, viven los que viven bien?

Cuanto más reflexiono sobre ello, más absurdo me parece.

No sólo creo que la inmensa mayoría de la población del mundo está objetiva y subjetivamente en peores condiciones materiales que en los sistemas históricos anteriores, sino que pienso que se puede argumentar que también están en peores condiciones políticas.

Todos nosotros estamos tan influenciados por la ideología justificadora del progreso que ha configurado este sistema histórico, que nos resulta difícil admitir incluso los grandes inconvenientes históricos de este sistema. Hasta un denunciador tan enérgico del capitalismo como Karl Marx hizo gran hincapié en su papel históricamente progresivo.

No creo que sea progresivo en absoluto, a menos que se crea por ser "progresivo" simplemente se entienda aquello que es históricamente posterior y cuyos orígenes pueden ser explicados por algo que lo ha precedido.

El balance del capitalismo histórico es tal vez complejo, pero el cálculo inicial en términos de la distribución material de los bienes y de la asignación de las energías es en mi opinión muy negativo".

(Immanuel Wallerstein, El capitalismo histórico, 1983).

Etiquetas: , ,


La abolición del trabajo asalariado según Carlitos Marx himself 


Lotro día un amigo "marxista-leninista" revisaba un listado de comunicados de "acciones" (léase bombazos) acontecidas en la ciudad de Santiago en los últimos años, uno de los cuales llamaba a la "abolición del trabajo asalariado", y se impresionaba de la consigna: "¿cómo es eso? pero si tenemos que trabajar pos...como vamos a dejar de trabajar". Yo le decía: "Claro, y según muchos de tus maestros, el socialismo consiste precisamente en trabajar más, pero lea a Marx, a quien por lo visto, Ud. no ha leído, o si lo ha hecho lo ha hecho mal, o tal vez ha estado sometido a puras "lecturas guiadas" por la inteligentsia del Partido".

He aquí lo que Marx decía en su "Crítica del programa de Gotha" . Recuerdo que cuando la leí a los 15 años, rondaba por ahí una parienta lejana de 15 años, bastante guapa, que me decía "¿Para tí es más importante leer ese libro que estar conmigo?". Y yo le respondía: "Sí". Tal vez estaba equivocado. Podríamos haberla pasado muy bien juntos (o sea, más juntos), y de la lectura debo haber entendido poco, pocazo o muy poco.

---

II


"Partiendo de estos principios, el Partido Obrero Alemán aspira, por todos los medios legales, al Estado libre y la sociedad socialista; a la abolición del sistema del salario, con su ley de bronce y la explotación bajo todas sus formas; a la supresión de toda desigualdad social y política".

Sobre lo del Estado "libre", volvere mas adelante.

Así, pues, de aquí en adelante, el Partido Obrero Aleman ¡tendra que creer en la "ley de bronce del salario" lassalleana! Y para que esta "ley" no vaya a perderse, se comete el absurdo de hablar de "abolición del sistema del salario" (debería decirse: sistema del trabajo asalariado), con "su ley de bronce". Si suprimo el trabajo asalariado, suprimo también, evidentemente, sus leyes, sean de "bronce" o de corcho. Pero la lucha de Lassalle contra el trabajo asalariado, gira casi exclusivamente en torno a esa llamada ley. Por tanto, para demostrar que la secta de Lassalle ha triunfado, hay que abolir "el sistema del salario, con su ley de bronce", y no sin ella.

De la "ley de bronce del salario" no pertenece a Lassalle, como es sabido, más que la expresión "de bronce", copiada de las "ewigen, ehernen grossen Gesetzen" ("las leyes eternas, las grandes leyes de bronce"), de Goethe. La expresión "de bronce" es la contraseña por la que los creyentes ortodoxos se reconocen. Y si admito la ley con el cuño de Lassalle, y por tanto en el sentido lassalleano, tengo que admitirla también con su fundamentación. ¿Y cuál es ésta? Es, como ya señaló Lange poco después de la muerte de Lassalle, la teoría malthusiana de la población (predicada por el propio Lange). Pero, si esta teoría es exacta, la mentada ley no la podré abolir tampoco, aunque suprima yo cien veces el trabajo asalariado, porque esta ley no regirá solamente para el sistema del salario, sino para todo sistema social. ¡Apoyándose precisamente en esto, los economistas han venido demostrando, desde hace cincuenta años y aún más, que el socialismo no puede acabar con la miseria, determinada por la misma naturaleza, sino sólo generalizarla, repartirla por igual sobre toda la superficie de la sociedad!

Pero todo esto no es lo fundamental. Aun prescindiendo plenamente de la falsa concepción lassalleana de esta ley, el retroceso verdaderamente indignante consiste en lo siguiente:

Después de la muerte de Lassalle, se había abierto paso en nuestro Partido la concepción científica de que el salario no es lo que parece ser, es decir, el valor, o el precio del trabajo, sino sólo una forma disfrazada del valor, o del precio de la fuerza de trabajo. Con esto, se había echado por la borda, de una vez para siempre, tanto la vieja concepción burguesa del salario, como toda crítica dirigida hasta hoy contra esta concepción, y se había puesto en claro que el obrero asalariado sólo está autorizado a trabajar para mantener su propia vida, es decir, a vivir, en la medida en que trabaja gratis durante cierto tiempo para el capitalista (y, por tanto, también para sus combeneficiarios en cuanto a la plusvalia); que todo el sistema de producción capitalista gira en torno a la prolongación de este trabajo gratuito alargando la jornada de trabajo o desarrollando la productividad, o sea, acentuando la tensión de la fuerza de trabajo, etc.; que, por tanto, el sistema del trabajo asalariado es un sistema de esclavitud, una esclavitud que se hace más dura a medida que se desarrollan las fuerzas productivas sociales del trabajo, esté el obrero mejor o peor remunerado. Y cuando esta concepción viene ganando cada vez más terreno en el seno de nuestro Partido, ¡se retrocede a los dogmas de Lassalle, a pesar de que hoy ya nadie puede ignorar que Lassalle no sabía lo que era el salario, sino que, yendo a la zaga de los economistas burgueses, tomaba la apariencia por la esencia de la cosa!

Es como si, entre esclavos que al fin han descubierto el secreto de la esclavitud y se alzan en rebelión contra ella, viniese un esclavo fanático de las ideas anticuadas y escribiese en el programa de la rebelión: ¡la esclavitud debe ser abolida porque el sustento de los esclavos, dentro del sistema de la esclavitud, no puede pasar de un cierto límite, sumamente bajo!

El mero hecho de que los representantes de nuestro Partido fuesen capaces de cometer un atentado tan monstruoso contra una concepción tan difundida entre la masa del Partido, prueba por sí solo la ligereza criminal, la falta de escrúpulos con que ellos han acometido la redacción de este programa de transacción.

En vez de la vaga frase final del párrafo: "la supresión de toda desigualdad social y política", lo que debiera haberse dicho es que con la abolición de las diferencias de clase, desaparecen por si mismas las desigualdades sociales y politicas que de ellas emanan.

Etiquetas: , ,


DNA? No weís. 

Esto es música. Esto es video!

Acá en cambio, tocan "la rubia colorina", pero ya se habían vendido a la industria cinematográfica indie. Buenos pasitos de baile en todo caso.

Etiquetas:


Una adorable canción oriental 

เพียงคำเดียว

Etiquetas: ,


La buena canción, parte XX (Paul Verlaine) 

J’allais par des chemins perfides,
Douloureusement incertain.
Vos chères mains furent mes guides.

Si pâle à l’horizon lointain
Luisait un faible espoir d’aurore ;
Votre regard fut le matin.

Nul bruit, sinon son pas sonore,
N’encourageait le voyageur.
Votre voix me dit : « Marche encore ! »

Mon cœur craintif, mon sombre cœur
Pleurait, seul, sur la triste voie ;
L’amour, délicieux vainqueur,

Nous a réunis dans la joie.


--

No entiendo ni mierda de francés.

Jacinto Luis Guereña lo tradujo así:

Por malos caminos iba,
Eran dolorosamente inseguros y
Tus manos queridas me guiaron.

En el horizonte lejano, pálidamente,
Lucía una frágil promesa de alba;
Y tu mirada fue la mañana.

Ningún ruido, salvo sus pasos sonoros,
Nada estimulaba al viajero.
Y me dijo tu voz: "¡Sigue caminando!"

Mi corazón, temeroso y sombrío,
A solas lloraba, por esa triste senda;
El amor, vencedor maravilloso,

Nos reunió en la felicidad.


¿Quién se lo habrá inspirado? ¿Su esposa? ¿Arturo Rimbaud?

De todas formas, discrepo de la traducción.

Yo lo dejaría así:

Yo iba por malos caminos,
Dolorosamente inseguros.
Tus queridas manos me guiaron.

Pálida en el horizonte lejano
Lucía una frágil promesa de aurora;
Tu mirada fue la mañana.

Ningún ruido, salvo sus pasos sonoros,
Nada estimulaba al viajero.
Tu voz me dijo: "¡Sigue caminando!"

Mi corazón temeroso, mi corazón sombrío
lloraba, solo, por esa triste senda;
El amor, vencedor delicioso,

Nos reunió en la felicidad.

Etiquetas: ,


do min go 


esta cerveza solitaria es por Kaoru Abe.

Etiquetas:


sábado, septiembre 10, 2011

sá ba do 

Por el parque almagro vi un papel pegado en un muro que está firmado por el FEL (frente de estudiantes libertarios) y que dice así:

"DESDE ABAJO CONSTRUYENDO
AL ESTADO DESTRUYENDO".

¿No quedaría mejor así?:

"DESDE ABAJO DESTRUYENDO
COMUNISMO CONSTRUYENDO".

Además, recibí una misiva interesante motivada por la inclusión de las actividades de la Silvestri en la "agenda cultural":

¿Qué clase de porquería postmoderna es esta? Con desequilibrados mentales con problemas de madurez, poco probable superar el capitalismo. Más bien parecen vanguardistas de la barbarie estetizada que impulsores de algún tipo de emancipación. Una cosa es críticar la disociación femenino - masculino como elemento de la sociedad productora de mercancías y otra muy distinta es creer que se producen rupturas con este mundo con la afirmación de un activismo muy confuso.
"El trabajo/valor abstracto y la disociación constituyen una totalidad negativa, quebrantada en sí misma. Por ello, tampoco los momentos disociados pueden ser positivados, ni malentendidos como puntos de partida para una superación de la forma de la mercancía; antes deben ser abolidos como tales, juntamente con la referida forma".


De hecho, creo que el "post-porno" es lo más post de lo post post moderno. Más que con el comunismo lo relaciono con Genesis P-Orridge de Throbbing Gristle/Psychic TV poniéndose tetas de plástico y proclamando dicho acto como la subversión por excelencia. Por algo yo soy pre-posmoderno.

Interesante en todo caso me resulta que Silvestri manifieste simpatías por el Comité Invisible/Tiqqun, dado que eso confirma que dentro de las corrientes comunistas/insurreccionales/comunizadoras (y sé que al incluir este último concepto me arriesgo a generar debate) estos franchutes constituyen claramente el sector más posmo y post-todo, y que no es causal que su jerga huela tanto a Foucault/Deleuze-Guattari/Agamben y otros próceres "biopolíticos".

En fin, la época es "posmo", nos guste o no, y los hombres (y mujeres) se parecen más a su época que a sus padres (y madres)....

Etiquetas: ,


viernes, septiembre 09, 2011

Post qué??!! 

Recibí un mail que invitaba a algunas actividades de una tal Leonor Silvestri, "activista pornoterrorista". La de ayer sonaba interesante. Creo que ahora solo queda una, anunciada con referencias a Tiqqun y el insurreccionalismo y no se qué más.



miércoles 7 de sept. 18:00 hrs.
sala +18 biblioteca de santiago matucana
Taller "Me cago en la cultura, especialmente en la libre"
Descripción: charla teórica sobre el software libre y la cultura libre en contra de todo (desde el copyright hasta el creative commons), especialmente contra los artistas y la noción de "vivir de lo que hago".
Duración: 1.30
JUEVES 8 SEPT. 19.30 HRS
CASA DE PERLITA DE MORAGA
Taller de devenir orgía y magia sexual a cargo de Leonor Silvestri
Duración: 3 hrs. máximo
Descripción: 1 encuentro práctico para la organización de una orgía comunal performática a partir del despliegue de prácticas sadomaso, componentes somáticos y verbales. Socialización del concepto de pornoterrorismo para un DIY de performances pornoterrorismo sudaka.
(Cupo de 15 personas)
CONFIRMAR ASISTENCIA CON LAS ADMINISTRADORAS DEL EVENTO POR VIA PRIVADA
Leer atentamente los requisitos
Encuentro práctico para la organización de una orgía comunal performática a partir del despliegue de prácticas sadomaso, componentes somáticos y verbales y de magia sexual.
Circulación –de manera práctica- de una serie de armas mágicas para la organización de una orgía comunal y posterior desarrollo de una orgía con quienes asistan al encuentro.
Orgía como corriente horizontal y descentrada de flujos deseantes, cuya apuesta política se inscribe en la potencial descodificación de los cuerpos y los deseos/placeres, tal como aparecen normalizados y administrados por el heterocapitalismo y sus ordenamientos disciplinarios.
Devenir orgía en su potencia desterritorializante, devenir que hace estallar, en sus desbordamientos insumisos, los límites naturalizados entre cuerpos deseables, cuerpos deseantes y cuerpos excluidos o invisibilizados.
En nuestra orgía es menester que todxs participemos con todxs, desdibujando así las fronteras identitarias y sexo-expresivas para devenir magma ardiente, manada.
Por lo tanto, incitamos a explorar esos devenires otros de nuestros cuerpos y nuestros deseos.
Potencia insubordinada, desobediente e insurrecta, esta orgía supone una erosión de la idea misma de sujeto, ya que no hay “sujeto de la orgía”, solo circulación deseante.
A los efectos del desarrollo de la orgía proponemos una serie de pautas básicas, que parten de experiencias previas:
es condición participar activamente de la orgía.
no se permite tomar fotos ni filmar.
debemos quitarnos la ropa al iniciar la orgía (como máximo, podemos dejarnos una única prenda, pero evitando aquellas especialmente incómodas para la propia práctica de la orgía, como los jeans o zapatos).
podemos vestir un atuendo orgíastico BDSM.
debemos desprendernos de nuestras identidades (cualesquiera sean) al ingresar al recinto ritual, como de las prendas que vestimos, deshaciéndonos comunalmente.
la orgía no pretende estimular la práctica de la penetración, sino salirse de esa lógica con el propósito de desplazar la intensificación de los placeres hacia otras zonas de nuestros cuerpos.

Lunes 12 DE SEPTIEMBRE 15 hs
Liceo Experimental Artístico, Mapocho 3885, Quinta Normal
Taller de Tiqqun/Comité Invisible “Huelga de Género y Huelga Humana” dirigido por Leonor Silvestri
Encuentro teórico de debate sobre cómo adquirir una posición en la guerra en curso desde el género utilizando los lineamentos insurreccionalistas del Comité Invisible desde Francia y las teorías de Beatriz Preciado
Duración: 2 horas.

Etiquetas: ,


De la pega a la casa 

Una combinación no necesesariamente razonable de metros y micros me tiene a bordo de una 514 que entra a salvador...una horda de secundarios avanza hacia providencia por la calle. Muchos están encapuchados, llevan piedras en la mano (una o dos cada uno, pero bien seleccionadas), e inclusive algunos llevan guantes que me imagino serán de gran utilidad para devolver bombas lacrimógenas a los pacos. Me viene el impulso de bajar a ver que va a pasar. Aunque no ví policías en providencia el encuentro debería ser cosa de minutos. La micro abre dos puertas, adelante y el medio, pero no la de atrás, al lado de la cual estoy. Pienso en tocar el timbre, pero después reflexiono: no soy quinceañero, como ellos, y ando con terno y corbata y me esperan en la casa. Muy a mi pesar decido no bajarme. Sigo leyendo. Título del libro: "Marxismo y literatura". ¡Ja! Me da risa y pena.

Etiquetas: , ,


lunes, septiembre 05, 2011

Claudia López 

Etiquetas: ,


Yeta 

Etiquetas:


Mientras usted llora, la CONFECH se baja los pantalones...(x AZ) 


Es imposible separar el amor que muchos chilenos puedan tener a una imagen de la acción de los medios actuando de consuno imponiendo el luto y la compasión. Difícil es resistirse a bromear de la forma más burda sobre los muertos como un modo de resistir a tan gratuito y falaz panegírico, a tantos que se han apurado en canonizar a un frívolo vendedor de tarjetas de crédito, de vida amorosa “enigmática” (parece un revival del macartismo de los cincuenta), el blanqueamiento de un viaje que tenía como finalidad exclusiva eclipsar la reunión de los estudiantes en la Moneda.

Visto de ese modo el vuelo, incluido el accidente, es un éxito.

Negocio redondo. Tanto que nuestro mitómano presidente salió a la luz dando entrevistas y hasta conversando largo y tendido con los condolidos conductores de tolerancia cero. Ivan Quezada decía que mientras más hable Piñera peor para él. Exactamente eso sucedió, confirmó que el gobierno no piensa cambiar en nada el sistema pinochetista-concertacionista, defendió explícitamente el lucro en la educación, se explayó largo y tendido sobre el asesinato de Manuel Gutierrez, tanto, que en cualquier país decente sería llamado a declarar a los tribunales, y aprovechó de mentir, sirviéndose de la ignorancia de los panelistas, o de su obsecuencia, sobre que los “hijos y de los nietos de los chilenos en el exterior son chilenos, sólo por nacer” para de ese modo eludir el fardo de la votación de los nacionales en el extranjero.

Vergüenza para los que votaron por él, vergüenza para quienes designaron como opción a otro sinvergüenza, Eduardo Frei, incluso más tonto y facho que Piñera.

Pero este artículo no está dedicado a ellos. Tampoco a otro santo, el facho Felipe Cubillos que condena a los pobres por quejarse cuando les pegan y absuelve de inmediato, y sin investigar, a cualquier asesino de uniforme [1], o al mártir circense Felipe Camiroaga, quién murió en acción, ganando millones fiscales y haciendo gastar otros tantos. No ha faltado el que ha recordado, parcialmente, un video en donde éste “apoya a los estudiantes”. Sin embargo todos lo han hecho, hasta los Jaivas, todos quieren a los estudiantes, todos los apoyan, todos quieren que incluso que sus nanas y jardineros estudien. El problema es otro, ninguno está dispuesto a sacrificar sus privilegios por ello y más, todos quieren que los pobres se eduquen para pobres, para asegurar la división de clases en el país. San Felipe, las pelotas, vulgar herramienta de la lumpen burguesía para endeudar a los hueones y embobar a las malatendidas dueñas de casa culpando a los más pobres de cualquier catástrofe ¿Alguien tiene un video de este santo condenando sinceramente el asesinato de Manuel Gutierrez? ¿Comprendiendo el malestar de los penquistas que saqueaban supermercado para sobrevivir? No sólo lugares comunes, no sólo tibieza inaceptable e imperdonable en momentos límite. Como todos los supernumerarios de la prensa canalla y farándula bananera nunca, ni en un exabrupto, estos tipejos dejan de representar el rol de relacionador público de los dueños del país.

Y por mientras obligan al país a estar de rodillas, posición que a algunos les agrada demasiado, pasan la aplanadora al movimiento estudiantil, como lo han hecho durante los últimos veinte años: La izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas.


La venta, o el regalo, del movimiento.


Los grandes líderes nos entregan maniatados y en bandeja del reyezuelo de turno.

Primero, se margina a la ACES, organización de secundarios que comenzó las movilizaciones de este año y sucesora de los pingüinos del 2006. En flagrante incumplimiento de lo previamente acordado “vamos todos o ninguno”, el que el gobierno marginara a una importante organización de una invitación a la Moneda no les pareció mal a los demás invitados y trataron de adaptarse a ella.

Segundo, aparecen por la prensa doce puntos “intransables” [2] que cuesta creer que los estudiantes hayan consensuado puesto que no existió tiempo desde la invitación de Piñera para que se reunieran las bases y se los debatiera. Como se trata de un petitorio sobre el que todo el mundo parece estar de acuerdo tampoco se cree necesario resolver sobre el mismo, parece una cuestión burocrática, un simple trámite que cualquiera puede cumplir.

Tercero, se dice, y se reitera hoy por Vallejo, que las reuniones no son una “negociación” lo que confirma que el “petitorio” no es tal sino que un simple documento de trabajo.

Sin embargo, en función de ese documento, algo así como un borrador, el gobierno redacta una respuesta y la presenta a los estudiantes y propone un calendario de negociación.

Lo que hasta aquí nadie ha recabado es que no es necesaria una negociación por cuánto el “documento de trabajo” presentado por la CONFECH suprime de antemano todos los puntos discordantes con el gobierno, justamente aquellos que delimitaban ideológicamente a los piñeristas de los movilizados. A saber: La gratuidad de la educación superior, la nacionalización del cobre y la reforma tributaria para financiarla, el fin al binominal para emprender estas reformas políticas, la asamblea constituyente y la renuncia inmediata de Hinzpeter de modo de detener la criminalización de la demanda social.

Los mentados doce puntos, presentados entre gallos y medianoche, para ser justos el día viernes, es decir, mientras la prensa duerme o está carreteando, coincidió además con la renuncia de Gordón, no por asesinar a Manuel Gutierrez sino que por falsificar un parte de tránsito, y luego con el farandulicidio.

El resultado es que nadie reparó, hasta bien entrado del sábado, que se nos había metido el dedo con caca en la boca y hasta las amígdalas. El petitorio CONFECH no tiene conflictos sustanciales con la propuesta de Lavín (GANE 1) ni con las de Bulnes (GANE 2 y 3). Significa en castellano castizo fortalecer el modelo educativo actual, incorporando normas meramente semánticas como “calidad en la educación”, “apuntar a la gratuidad” o “aplicación del convenio 169 de la OIT”, pero manteniendo incólume el modelo creado por Alfredo Prieto, Agusto Pinochet, José Piñera y Jaime Guzmán en 1981, fortalecido por Lagos, Arrate y Brunner en los 90' es decir: Cada quién se rasca con sus propias uñas y si no eres tan rasca le vendes tu alma, y tu vida, a la banca.

Si se dice que esto es gratuidad no sólo mienten sino que lo hacen al tiempo que se ríen de nosotros. Esto no es más que lo que propuso Lavín, sucesor de Prieto y Guzmán, es decir, aumentar las becas a los más pobres, una reforma meramente nominal pues todos saben que los realmente pobres no pueden llegar a una universidad puesto que desertan en la básica, en la media o no pueden cargar con el costo de oportunidad; “mejorar los créditos” a los que sí pueden pagar olvidando que si pudieran pagar no habría razón para endeudarse. Tras de esta farsa se encubre el que se haya borrado, entre gallos y medianoche, del “borrador”, la reforma tributaria y la nacionalización del cobre.

El gobierno justifica tales medidas apelando a lo “injusto que sería que el Estado subsidie a los ricos” [3] olvidando que el principal subsidio que reciben es que, a diferencia de los pobres, no están obligados a pagar impuestos. Si los ricos pagaran tributos, y más, si pagaran lo que realmente es justo, el subsidio hacia sus hijos sería insignificante en consideración de su aporte.

Pero, como los estudiantes sacaron a la reforma tributaria y a la nacionalización del Cobre dentro de sus propuestas de financiamiento confirman las tesis de libertad y desarrollo, o de Bitar, que lo único justo es que la educación sea gratis, pero sólo para los más pobres. Eso no es más que hablar de sistema mixto con otras palabras más rebuscadas, un sistema en que el Estado libra a su suerte a los más pobres asegurándoles gratuidad de arancel pero sin subsidios directos adicionales que le permitan financiar los costos ajenos a la educación pero que todo humano, y por sobre todo un pobre, tiene, impidiéndoles de esa forma entrar a la educación superior o titularse. A los demás, a los que no se sienten tan pobres, los abandona a su suerte en la puerta de un banco para que pidan un crédito y así puedan pagar aranceles (sin que exista un control sobre el valor de esos aranceles).

Fin al lucro pero ninguna condena a los que han lucrado, ninguna confiscación que compense lo mal habido, lo ilícitamente percibido.

De aquí en adelante nos quieren ofrecer un espectáculo digno para septiembre, es decir, una tanda de charchazos de payasos, incluyendo la bajada del paro nacional tanto por el “duelo” por el farandulicidio como por los riesgos anejos al “once”, no vaya a ser cosa “que despierten las odiosidades entre los compatriotas durante el mes de la patria”.

Nos dicen por TV que negociarán, cuando la cita no era para negociar. Luego nos dicen que discutirán en el pleno la agenda propuesta por el gobierno pero ocultan que todo debe volver a foja cero pues nadie le ha concedido facultades a la CONFECH para maniatar al pueblo y entregárselo en bandeja al piñerismo.

No hay nada que conversar, a esos doce puntos falta agregar a los menos unos diez más, y bien escritos, no a la democratacristiana.

En definitivas, los doce puntos parecen haber sido redactados en el Instituto Libertad y Desarrollo de la UDI pero conociendo como se cuecen las habas en este país se hizo en la sede de la concertación con los buenos auspicios del Partido Comunista.


Enlaces:

[1] http://www.desafiolevantemoschile.cl/2011/08/columna-de-felipe-cubillos-soy-un-indignado/
[2] http://www.chilecrece.cl/2011/08/los-12-puntos-planteados-por-la-confech-al-presidente-pinera
[3] http://www.slideshare.net/movilizadosubb/reunin-con-piera-3-de-sept

Etiquetas:


Populismo histérico y ventajas de la comunidad (x comunización) 



La semana pasada era peligroso hacer, en el lugar de trabajo, cualquier crítica al sistema social imperante; pero hoy día está bien visto hablar contra el lucro en la educación, y por qué no, criticar dos o tres cosas más que impiden a todos los ciudadanos participar plenamente de las bondades del sistema.

Así, ése que ayer trabajaba pensando en fútbol para impedirse a sí mismo pensar en la pérdida de su vida, hoy dispone de nuevos temas – el plebiscito, la nacionalización del cobre, la próxima caída del gobierno - para conjurar la misma pesadilla. Equipado con esas novedades – que ahora sí le piden una participación más activa e incluso algún riesgo – , puede seguir existiendo como agente económico privado, reanimado por el espectáculo de la política que se sacude al ritmo de la crisis de reproducción social del capitalismo planetario.

La verdad es que, aquél que súbitamente se volvió progresista, o recordó que siempre lo había sido, seguirá estando despojado de su propia vida, convertido en una partícula de valor empleada en la producción de valores que nunca poseerá, aislado en medio de una muchedumbre de empleados contratados y despedidos de a uno. Seguirá siendo un asalariado, es decir un ser deshumanizado. Sólo que ahora será un asalariado de izquierda.

Ahora bien, en el caso del vecino esa actitud ingenuamente oportunista es un reflejo de pura desesperación. Puede verse como la reverberación discursiva de una necesidad vital que en lo inmediato es indiscutible: hay que conseguir que la educación sea gratuita para que a lo mejor los hijos no se hundan en la miseria material, para que a lo mejor el sueldo alcance para vivir con dignidad, para que así, quizás, algún día no tengamos que pagar para que los médicos martiricen nuestros cuerpos en inhumanos recintos sanitarios… gratuitos.

El izquierdismo en tanto ideología organizada, es otra cosa: es la afirmación, nada ingenua, de que el modo de producción dominante no puede ni debe ser puesto en tela de juicio sino hasta que se haya desarrollado plenamente. Éste es el axioma que compromete en el mismo proyecto progresista a demócratas radicales, ciudadanistas y algunos ultraizquierdistas. Si a ellos se les pregunta por qué en su discurso no tiene cabida la crítica del trabajo asalariado, de la producción de mercancías, del valor; en una palabra, la crítica del capital, dirán sencillamente que comprenden muy bien esas críticas, pero que aún no es tiempo de hacerlas públicas, que es inútil tratar de hacérsela entender a la gente común. Y ante la lógica pregunta de ¿qué falta para que llegue el momento de difundir esa crítica?, responderán: Chile no ha tenido aún su revolución burguesa, no “tenemos” una verdadera burguesía moderna, ni un Estado legítimo y eficiente, ni un genuino Capital Industrial Nacional, ni ingenieros, ni Educación, ni una elevada Cultura que nos permita pensar siquiera en una crítica del capitalismo… Y esa es la verdadera naturaleza del izquierdismo, que en Chile al igual que en Venezuela y en todas partes, no puede sino echar mano al populismo histérico, el forcejeo político y la reivindicación económica patriotera para ordenar a las masas tras la bandera de su “proyecto-país”.

En efecto, esos grandes objetivos siempre sirven, cuando ya no sirven las telenovelas, para obstaculizar la toma de consciencia de los explotados acerca de su verdadero, inmediato y universal problema: la forma alienada de sus relaciones humanas, la transformación de su actividad psicofísica en mercancía transable en el mercado de trabajo, la propiedad privada de los recursos productivos. Sólo para eso existen los “problemas nacionales” y todos sus derivados, de izquierda y de derecha: para impedir que los hombres y mujeres subviertan la forma deshumanizada de su actividad diaria, en su lugar de trabajo principalmente. Para que no cuestionen la educación en tanto domesticación de masas, ni el trabajo como sumisión a una objetividad alienada: sino que en cambio se contenten con criticar la injusta administración de esas entidades supuestas naturales, idílicas y dignificantes.

Se centran todos los ataques en el gobierno, en la derecha, en la constitución “ilegítima” (¿sería más legítima si la hubieran votado en condiciones más transparentes unos cuantos millones de hombres y mujeres atomizados?), en la desigual distribución de capital, en la falta de democracia y de ciudadanía… para amordazar a los explotados en su limitada condición de ciudadanos, condición que consagra y hace parecer como algo natural su debilidad y su aislamiento.

Por el contrario, sólo puede haber transformación radical de la sociedad a partir de nuevas relaciones materiales entre los hombres y mujeres, y eso sólo puede ocurrir si cambia el uso que hacen de su actividad y de su tiempo. Que eso les lleve a pasar por encima del derecho de propiedad de la clase explotadora, es una mera consecuencia que conducirá desde luego a un enfrentamiento armado, y al desmantelamiento del estado. Pero ésos son efectos de un movimiento anterior, cuya premisa es otra, más profunda: ningún cambio significativo sobrevendrá porque sean distribuidos gratuitamente los frutos del trabajo enajenado (por más que en lo inmediato la gratuidad de la educación, la salud y lo demás suponga ventajas dinerarias para unos seres totalmente despojados de comunidad); es la actividad humana misma la que debe fluir libremente sin intermediación del dinero.

Una vez que se haya asumido esto, las categorías de la actividad social que hoy dominan el horizonte y las reivindicaciones – salario, distribución del ingreso, educación, salud – se revelarán como lo que realmente son: medios para nuestra reproducción como masa trabajadora esclava. Medios que deben ser superados.

http://comunizacion.org

Etiquetas: , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?