<$BlogRSDUrl$>

viernes, julio 03, 2015

De quedarse con algo.... 

...me quedo con esto:

Kaoru Abe tocando el saxofón alto entre el mar y la carretera. Primera y segunda naturaleza, y entremedio, la fuerza humana frente a ambas, haciéndose mierda en el último gesto romántico a corps perdu.

Etiquetas: ,


miércoles, julio 01, 2015

La estrategia de la tensión (Etcétera, N° 54, En el campo de lo posible) 


La Estrategia de la Tensión y la Cultura del Miedo

La Estrategia de la Tensión y la Cultura del Miedo.
Durante las décadas de 1970-80, una serie de atentados terroristas indiscriminados en plazas, estaciones de tren, centros comerciales, etc., causaron centenares de muertos y heridos en diversas ciudades europeas, sobre todo en Italia. Se acusó de ellos a personas relacionadas con  el movimiento revolucionario, muchos fueron torturados y algunos asesinados por la policía («muerte accidental de un anarquista»), los jueces impusieron largas condenas. Finalmente, algo de claridad atravesó el oscurantismo que siempre rodea al Estado y se pudo vislumbrar algo de lo que en realidad pasó. La confesión de dos presidentes del estado italiano (Cossiga y Andreotti) confirmó que eran los servicios secretos europeos, dirigidos por la CIA y bajo el paraguas de la OTAN, coordinados en la llamada Red Gladio, quienes habían organizado y realizado los atentados en las zonas públicas, dentro de lo que denominaban «Estrategia de la Tensión»1. Se confirmaba lo que ya se sospechaba.
Que la estrategia de la tensión se utiliza y/o se crea, nos lo indican los últimos atentados de París. Nunca se ha dejado de aplicar, es más, la han perfeccionado y ampliado, la han globalizado. La tensión del terrorismo es una fantasmagoría que se arrastra por la historia de todo el siglo XX, agitada por el Estado y los medios de comunicación y detrás de la cual, en otras ocasiones, ya se ha descubierto la mano de los servicios secretos militares o policiales. Tan solo recordar que, sin ningún pudor, Hillary Clinton en una entrevista del 2012, cuando era Secretaria de Estado, reconoció que fueron los EEUU quien crearon y armaron Al-Qaeda y que es sabido que son los petrodólares de Arabia Saudí y Qatar quienes respaldan a estos «guerreros» y a su escisión del Estado Islámico. O para poner otro ejemplo, baste rememorar que en 1985 agentes de los servicios secretos franceses colocaron una bomba y hundieron el barco de Greenpeace en Nueva Zelanda, asesinado a una persona, cuando protestaban contra las pruebas nucleares de Francia en el atolón de Mururoa. No se trata de sumarse a las teorías de la conspiración, simplemente recordar los hechos tan pronto escondidos y olvidados.
 Quizás tendremos que esperar, aún, unos años para saber realmente quienes están detrás de estas «organizaciones militares» y de sus «guerreros» que ahora atentan, queman, decapitan o asesinan masivamente e indiscriminadamente, delante de las cámaras de TV. Tendríamos, por higiene mental, que poner puntos de duda y mucho escepticismo ante todas las noticias y opiniones con las que nos «bombardean» continuamente los media, los tertulianos y los políticos. Por otra parte, es obvio que la magnitud de la brutalidad y crueldad extrema de estos atentados y acciones, que en la actualidad nos retransmiten casi en directo, nos dejan, en buena medida, sin palabras. No solo ocurren en el mundo Occidental, que es donde los medios de comunicación resaltan la noticia, sino en todas las regiones en guerra, que mayoritariamente pertenecen a la cultura islámica, los muertos se elevan a centenares cada semana.
Es tal el choque emocional que produce tanta barbarie, que impide, por sí mismo, la reflexión crítica. Los hechos de terror, el vínculo emocional con las víctimas que los sufren, dificultan la realización de un análisis «frio» y «distanciado» de ellos, pues nos remueven los sentimientos más profundos. Es en estos momentos cuando se produce el uso político, por parte del Estado, de hechos tan brutales. Se crea la «unidad nacional» y  el consenso en torno al terror generado, el discurso del Estado, repetido machaconamente por los media, se transforma en opinión general, en el único argumento a repetir. El Otro, el que piensa o es política o culturalmente diferente, queda marginado, es «el excluido de la horda» y por lo tanto el culpable, aquel que puede ser castigado o sacrificado. La tan cacareada libertad de expresión queda, de hecho, suprimida.
Con el monopolio del discurso y el miedo ampliamente extendidos entre la mayoría de la población, el Estado y los políticos-burócratas toman el máximo protagonismo, se nos presentan, hipócritamente, como nuestros salvadores y los garantes de nuestra seguridad y de todo aquello que haya de garantizarse. Es poner los lobos a cuidar las ovejas, con perdón de los lobos.

La política del miedo.
El miedo es una emoción como respuesta a una sensación, un estado fisiológico propio de todos los animales y sin embargo por el mismo hecho de la sociabilidad, es también un fenómeno social. Existen los riesgos naturales y los temores que provocan y también los miedos fabricados y construidos interesadamente desde el poder, fantasmagorías manufacturadas que causan miles de muertos y generan globalmente una sensación inducida de peligro constante: es la Cultura del Miedo. Un miedo ya no local, sino globalizado que se fabrica para el mundo entero y se comercializa a través de los diversos medios de comunicación de propaganda global. Los temores pueden ser reales o imaginarios. Las amenazas creadas y fabricadas en serie, una tras otra, en secreto por organismos secretos, producen efectos y miedos reales, determinan y establecen comportamientos y opiniones en el individuo aislado.
Muchas han sido las alarmas creadas en las últimas décadas para seguir imponiendo la Cultura del Miedo. Los fantasmas de estos miedos nos paralizan y nos ocultan otras realidades posibles, como por ejemplo la fuerza que supone una sociedad en marcha, dispuesta a solucionarse por sí misma los problemas que la oprimen. Paralelamente el Estado del Capital legisla continuamente (leyes antiterroristas, inmigratorias, laborales, económicas, sanitarias, de educación…), siempre a favor de la clase capitalista que es para la que gobiernan y para reforzar más y más un sistema, ya muy fuerte y autoritario.
Son muchos los miedos inducidos y producidos por las crisis económicas: el paro, los EREs, la descolocación, la desinversión, la inflación o la deflación, los bajos salarios y el constante aumento de la carestía de la vida, la imposición totalitaria del dinero y la miseria que provoca… terribles realidades provocadas y constantes amenazas de que todo puede ser peor. Al mismo tiempo, se pierden derechos duramente conquistados, se acepta cualquier ley e imposición, contratos y sueldos basura, menos cobertura social, más precarización y pobreza general… En el lado opuesto, en la otra cara resguardada y protegida, la riqueza se acumula en manos de la minoría de la clase capitalista que, al menos aparentemente,  parece ser la única clase que actualmente tiene «conciencia de sí y de para sí» («hay una guerra de clases y la estamos ganado los ricos», W. Buffet). No solo aprueban públicamente leyes que únicamente les favorecen a ellos, en secreto también negocian acuerdos y tratados que les facilita el seguir aumentando los beneficios que siempre quieren crecientes, como está ocurriendo ahora con el TTIP, acuerdo comercial entre EEUU y Europa.
¿Cuántas han sido las amenazas de pandemias en los últimos años? La penúltima, siempre habrá una más que tampoco será la última, la del ébola; durante unos meses era la noticia más importante y difundida por Tv, radio, prensa, redes; cuando el mundo entero parecía en peligro de contagiarse, de un día para otro desapareció tan rápidamente como llegó. Todo el angustioso ruido que produjo se ha transformado en la perplejidad de un angustioso silencio. ¿Qué fue de la gripe A que, en el año 2009, paralizó durante días una metrópoli inmensa como México DF y puso al mundo en estado de excepción? Se puede concretar en que supuso una gran fuente de ganancias, un traspaso de dinero, para la industria farmacéutica con la compra de los Estados de millones de supuestas vacunas. ¿Y la gripe aviar? ¿Seguirán las vacas locas encabritadas por los prados ingleses? Tras estas quimeras amenazantes, que nos dejan el miedo producido por la incertidumbre de lo que en realidad se ignora, están los intereses y la amenaza real que supone la potente industria farmacéutica, sus productos, sus experimentos y sus inmensos beneficios.
Del miedo a la guerra, que no impide la realidad de la guerra, el complejo industrial-militar2 acumula poder y beneficios. El número de guerras se multiplica en Asia y África, pero también en Europa. Para que no olvidemos las dos grandes matanzas del siglo XX los EEUU y la OTAN provocaron la guerra y bombardearon los Balcanes y la República Yugoeslava desapareció entre miles de muertes y crueldades. Actualmente, también por oscuros intereses económicos y geopolíticos, le toca el turno a Ucrania. La política militar de enfrentamiento de unas comunidades contra otras y crear el «caos organizado» que impone EEUU y sus aliados, los estados satélites europeos enrolados en la OTAN, la sufren brutalmente Afganistán, Irak, Libia, Chad, Siria, Yemen, Somalia, Níger y un largo etcétera de países. Muerte, miseria, tortura, el desplazamiento de masas humanas hacia campos de refugiados, que en realidad son campos de concentración, golpean a millones de inocentes en distintas partes del mundo, sobre todo en África y Asia. Regiones enteras sumidas en la barbarie de la guerra. Los Estados agitan el fantoche del terrorismo y aplican leyes represivas sobre sus súbditos-ciudadanos.
Aquí, el gobierno del Estado español y su partido, junto al principal partido de la oposición, al que pronto se le unirán otros, firman un nuevo pacto y una ley antiterrorista más, la enésima de las muchas que se han aprobado contra nosotros, ahora se decreta la cadena perpetua, mañana será la pena de muerte. Al mismo tiempo, la policía monta el espectáculo de varias redadas antiterroristas: anarquistas, antisistemas, abogados de los comités de solidaridad con los presos de Euskadi, islamistas en la colonia de Ceuta. Todo el mundo que protesta es un terrorista. La situación de estado de excepción se convierte en norma. «Este desorden aparente es en realidad el grado más alto del orden burgués» (Dostoievski).
Fomentar el miedo es usado por el Estado y los poderes facticos como una herramienta más para garantizar su orden social. El miedo se ha convertido en un componente importante para la política, es de hecho una idea política que se aplica como instrumento de control social. Como bien señala Corney Robin, «el miedo es un instrumento de ‘élite’ para gobernar las resistencias dadas en el campo de lo social».

Contra el miedo
La cuestión social, la lucha, sigue su curso sin dejarse instrumentalizar por la política del miedo. Si como hemos visto la cultura del miedo se construye sobre la ocultación de la verdad y la propagación de la mentira, nuestra resistencia se basa en nuestro deseo de saber, en nuestra lucha por el conocimiento que desvela lo oculto y lo secreto. Si la cultura del miedo se construye sobre el individuo aislado, sobre nuestra atomización, nuestra resistencia se basa en la fraternidad, en la amistad, en la afinidad. Si la cultura del miedo nos iguala en una «unidad nacional», todos iguales frente a la amenaza del terror, nuestra resistencia se basa en la afirmación de nuestra individualidad, de nuestras diferencias que no se convierten en desigualdad, sino que construyen la comunidad.
Etcétera, marzo 2015

1. Daniele Ganser “Los ejércitos secretos de la OTAN”. Se encuentra en la red.
2. Termino inventado por Daniel Guerin en su libro “Fascismo y gran Capital” (1936). En castellano editado por Fundamentos.



¿Nos queda la palabra? ¿Queda la palabra si no es capaz de detener la barbarie: Ayotzinapa, para ponerle un solo nombre? En la duda, aún la utilizamos para nombrar la brutalidad del capital, de la relación social que impone, y para nombrar nuestras resistencias y la construcción de nuestra vida en común. 

Etiquetas:


jueves, junio 25, 2015

La revolución del Amor/Ornette en Italia/Almas gemelas que ya no están acá 


LOVE REVOLUTION (ni idea de por qué lo titularon así)
Ornette con Charlie Haden y, David Izenzon en los contrabajos, y Ed Blackwell, en Roma y Milán, febrero de 1968.
No sé por qué en la foto sale Ornette con su hijo, Denardo, que no toca en estas grabaciones.  
Cornejo amaba este registro. Una vez le obsequié una copia (dos CDRs robados al trabajo asalariado. El copiado creo que también). Al tiempo, me entregó una carta larguísima, que pude leer mientras viajaba de Copiapó a Santiago, y que entre muchas otras cosas, dedicaba un par de páginas a hablar de cómo lo había afectado profundamente este regalo, y creo que amaba sobre todo el disco que estoy escuchando en este momento: el 2 (Milán). (¡dos bajos!: eso debiera ser el estándar. por culpa del rock blanco estamos acostumbrados a que en cada formación haya uno solo).
Creo que pillé ese CD doble en la Feria del Disco (aka Feria Mix, RIP). Gambit records, 2005. Olor a pirata, semilegalizado, Made in the EU, y FILE UNDER: JAZZ.
Parte con ese tema que Ornette debe haber tenido metido en la cabeza desde siempre, y que quedó inmortalizado de la manera más conocida en el formato digamos “free funk” de los 70, con el impresionante álbum “Bailando en tu cabeza”. Eso hace Ornette y su banda eléctrica en esa placa, y eso hace en general ese riff tan curioso y pegajoso, interpretado una vez hace más de 10 años por los mismísimos Hermanos “Love Supreme” Manuschevic, en la Plaza O´higgins de Valparaíso. A esa misma canción mi hijo la denomina desde más pequeño “la canción tontorrona”, y es cantada a dúo por padre e hijo como “soy pajarón y tontorrón”. Esa letra le inventamos. Toda una declaración de principios.
Una semana antes de la muerte de Ornette, Le mostré a mi hijo "The empty foxhole", para mostrarle que un niño sí puede tocar batería, y bastante bien (en ese álbum toca Denardo Ornette, aún un prepúber).
En fin, sobre esa misma melodía/ritmo, el cuarteto de Ornette, en el año del inicio del segundo asalto proletario contra la sociedad de clases, desarrolla un diálogo impresionante durante 23 minutos. Acá se titula “Tulli” (ya casi no leo nada a esta hora. Tras haber gozado siempre muy buena vista –y un mucho más discutible  “ojo”-, a mis 44 mis ojos café verdosos ya no son los mismos). Verdosos. Mierdosos. En fin.
Ni Cristóbal ni Coleman están con nosotros ahora.
La idea misma de felicidad humana se ha visto afectada por eso.
Buenas noches.

Qué frase más idiota.

--

Tulli no está en youtube todavía. Los dejo en cambio con Buddha Blues (último tema del CD 1, o sea, del concierto en Roma).

Etiquetas: , ,


Este viernes: Cine en CFT/1848 




Se resiste, pese a todos los intentos de Sabat y sus policías, y este viernes nos juntamos a ver y comentar una selección de escenas fílmicas preparadas por un compañero.
Vaya, lleve lo que quiera.
Sapos y tarados: abstenerse.

Etiquetas: , , ,


martes, junio 23, 2015

Kaoru e Izumi: el vals eterno 

No me acuerdo si supe primero de Kaoru Abe por una revista The Wire que se concentraba en la escena japonesa de los 70,o en un fragmento de la película Endless Waltz que ví hace una década aproximadamente en la página de Ecstatic Peace. Era justo el fragmento donde aparece Fushitsuha en el escenario, y con su agujero negro de estática y electricidad cambiaron mi vida y me percepción del sonido hasta ahora.



Su tormentosa vida, arte y amor aparecen retratados en el film de Koji Wakamatsu, de 1995. hasta ahora no tenía idea de que la esposa de Abe, la bellísima Izumi Suzuki, era escritora y había trabajado también como modelo de revistas. Después de la muerte de Abe por sobredosis en 1973, ella vivió una década más y se suicidó.

Va un link a la película (con subtítulos en inglés),



y un fragmento de una improvisación de 1970 con Masayuji Takayanagi, lleno de imágenes de Izumi.




Etiquetas: , , , ,


viernes, junio 19, 2015

1971 



"Íbamos riendo...bañados por la luz amarilla que ahora es para siempre la luz de 1971, no sólo para mí sino para cualquiera que viera una película u hojeara una revista de ese año. Luz filtrada y suavidad y destellos dorados" (Hari Kunzru, Mis revoluciones, Alfaguara, 2008).

Black Juju, Alice Cooper Band (Love it to death, Straight records, 1971).

Etiquetas: ,


No todo vale (carta de Francisco y Mónica) 


El Estado recurre a diversas estrategias para eliminar a sus enemigxs e incluso a quienes alcen la voz para cuestionar el orden imperante.

Intenta cortar de raíz cualquier iniciativa rebelde; para este propósito cuenta con un eficiente aparato judicial el cual posee un amplio abanico punitivo que va desde acusaciones leves, que por lo general terminan en multas o penas remitidas, a la utilización de instrumentos duros entre los que el comodín de la Ley Antiterrorista es una carta que pierde novedad y se hace frecuente en el tablero de juego. Para lxs que hemos asumido la cárcel como una posibilidad dentro de la lucha contra la dominación, vemos el actual contexto político proclive para que esta posibilidad sea más cercana para muchxs más, varixs son lxs que no saben si mañana estarán durmiendo en una celda y para quienes ya estamos dentro, por cuanto tiempo más estaremos en ellas. La situación por momentos se torna confusa al encontrarnos frente a una maquinaria avasalladora movida por sus paranoias y alucinaciones que, en definitiva, constituye una de sus tantas maneras de ejercer el dominio.

La rapidez con que se han sucedido los diferentes golpes represivos alimenta esta confusión, más aún al ser las acusaciones sumamente “imaginativas” acompañado todo por la espectacularidad otorgada por los medios de comunicación del Poder. Quienes ejercen y sustentan la dominación jamás entenderán nuestras formas antiautoritarias, por lo que intentan amoldarnos a sus lógicas.

Como se ha podido ver, son heterogéneos los colectivos, espacios e individualidades golpeadas por la represión, los cuales presentan distancias y cercanías a la hora de entender el Estado y su función, y a su vez el cómo se enfrentan los embates del Poder, la prisión y de qué forma y con quienes establecer alianzas. Ante esto se dice que es preferible superar lo que nos distancia dándole prioridad a nuestros elementos comunes con el propósito de hacer frente a los golpes del Poder de manera eficaz, planteamiento que a todas luces privilegia la cuestión numérica antes que la determinación y voluntad, aspectos fundamentales para nosotrxs. Somos conscientes de la importancia de establecer alianzas, el asunto es con quién. La Historia ha dejado en claro las consecuencias nefastas que han significado para lxs anarquistas alianzas con grupos autoritarios y/o a favor de la política institucional, los que siempre se inclinarán por el Poder aplastando finalmente cualquier iniciativa libertaria. ¿Es que debemos agachar la cabeza y dejar pasar aspectos que para nosotrxs son indispensables? De ninguna manera.

El ceder en aspectos éticos importantes ha dado como resultado, entre muchas cosas, el ir cada vez más a remolque de movimientos izquierdistas, ciudadanos y demócratas con lo que nada tenemos que ver, ellos sostienen el Poder que nosotrxs intentamos eliminar de nuestras vidas. La confrontación es inevitable, es necesaria para el crecimiento político. ¿De qué forma nos diferenciamos de quienes defienden y refuerzan el actual sistema imperante? Con nuestros actos y su coherencia.

Ahora bien, si como anarquistas vemos inviable cualquier alianza o proyecto común con grupos o personas ligadas a la institucionalidad, de la misma manera pensamos que es imposible generar vínculos con quienes optan por estrategias para hacer frente a la represión que no compartimos en absoluto, ni deseamos avalar por ningún medio. En los periodos marcados por la represión, detenciones y cárcel, nuestras convicciones y su coherencia entran en juego, se tensionan de forma inevitable, pero no todo vale a la hora de evitar entrar en prisión e incluso salir de ella. Creemos que hay opciones que quiebran nuestra dignidad y en definitiva sepulta lo que somos y las ideas que defendemos. La petición de indulto representa una de esas opciones.

Como presxs anarquistas manifestamos que no somos ni seremos parte de movilizaciones o manifestaciones antirrepresivas con quienes opten por seguir la estrategia del indulto (sea o no parcial). No queremos caminar junto a ellxs por la mencionada diferencia insalvable, no queremos ser cómplices por omisión de una estrategia que para nosotrxs representa un punto de inflexión determinante. Y si finalmente las consecuencias de nuestras convicciones nos llevan a que encierren nuestros cuerpos por más años, lo seguiremos llevando con la cabeza alta y con la dignidad por delante.

Del Estado no queremos su perdón, sólo deseamos su destrucción.

Mónica Caballero y Francisco Solar
Junio de 2015

C.P. Villabona

Etiquetas:


jueves, junio 18, 2015

Campaña "No sea pelota": Deje de mirar jugadores. Concéntrese en la lucha de clases. 



Federico Corriente y Jorge Montero publicaron El libro negro del deporte. Editado en España por Pepitas de Calabaza, y en Argentina por Lazo negro. Tenemos copias para distribuir.


Desde la transformación de las fiestas y juegos populares en deportes, pasando por las distintas nociones de cultura física que se han sucedido desde la Antigüedad hasta llegar a nuestros días, este ensayo analiza el proceso de difusión internacional del deporte y su evolución en el seno de la sociedad moderna, prestando especial atención al papel de los deportes en la configuración del liberalismo decimonónico, el colonialismo y el imperialismo, y haciendo especial hincapié en el destacado lugar que ocupan en el discurso ideológico totalitario.
El deporte no solo es una válvula de escape y un mecanismo de control social sino también una ideología de la competición, de la selección biogenética, del éxito social y de la participación virtual. Lejos de limitarse a reproducir en formato espectáculo las principales características de la organización industrial moderna (reglamentación, especialización, competitividad y maximización del rendimiento), cumple además una misión ideológica de trascendencia universal: encauzar y contener las tensiones sociales engendradas por la modernidad capitalista.
Este libro es un trabajo crítico, riguroso, muy bien documentado y de lectura ágil, que aborda la relación entre deporte, democracia y totalitarismo desde una perspectiva completamente inédita.
Citius, Altius, Fortius. El libro negro del deporte | Federico Corriente, Jorge Montero | Lazo Ediciones 2014

Ver sobre este libro acá:

https://vimeo.com/98004133https://vimeo.com/98004133

Parte con una impresionante cita del mafioso Joao Havelange:

"El fútbol hace muy bien al país, le trae tranquilidad social, la gente hace 15 días que habla del Argentina Brasil  por la Copa y seguirá hablando una semana más, dejando de lado otros problemas".


Etiquetas:


lunes, junio 15, 2015

La forma del jazz por venir (1959) 



Después de escribir una entrada sobre Ornette, recordé que en realidad poco antes de escuchar el "Spy vs. spy" (tremendo homenaje "hardcore"), había conocido el tema "Lonely woman" en la no tan deslumbrante versión que ofrece Zorn con Naked City en su álbum homónimo.

Unos cuantos años después vine a escucharla en el contexto de origen: este bello álbum del bello cuarteto de Ornette.

Ayer mi hijo me dice: "Tú siempre escuchas a Ornette". le digo: "Claro que sí", y pongo una vez más The Shape of Jazz to Come.

Etiquetas: , ,


Foro en Valpo./Kafka: Renuncia 


--
RENUNCIA
Era muy temprano por la mañana, las calles estaban limpias y vacías, yo iba a la estación. Al verificar la hora de mi reloj con la del reloj de una torre, vi que era mucho más tarde de lo que yo creía, tenía que darme mucha prisa; el sobresalto que produjo este descubrimiento me hizo perder la tranquilidad, no me orientaba todavía muy bien en aquella ciudad. Felizmente había un policía en las cercanías; fui hacia él y le pregunté, sin aliento, cuál era el camino. Sonrió y dijo:
-¿Por mí quieres conocer el camino?
-Sí –dije-, ya que no puedo hallarlo por mí mismo.
-Renuncia, renuncia -dijo, y se volvió con gran ímpetu, como las gentes que quieren quedarse a solas con su risa.
(Franz Kafka).

Etiquetas: , , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?