<$BlogRSDUrl$>

martes, marzo 14, 2017

Revista COMUNISMO N° 66: El ABC de la "cuestión española" 



Cuando uno ya piensa que no volverá a leer nada decente en un buen tiempo, suele aparecer el nuevo número de la revista COMUNISMO: En esta ocasión, el N° 66 (febrero de 2017), que contiene la Primera Parte de “Revolución y Contrarrevolución en la región española. Años treinta”.

En medio de un verdadero mar de mistificaciones y tergiversaciones de mierda, estos “ABC” se agradecen y merecen todo nuestro esfuerzo de difusión.

Por supuesto que se recomienda leerla entera, pero por de pronto extracto una breve pero contundente parte que aparece casi al inicio:

EL ABC SOBRE LA CUESTIÓN ESPAÑOLA

Insistir sobre el "abc de la cuestión española", que en realidad es exactamente lo mismo que el "abc de la lucha de clases", implica combatir todas las ideologías que han pretendido ver en España contradicciones particulares, condiciones únicas en el mundo o especificidades debidas al supuesto atraso o a la falta de desarrollo capitalista.

Para nosotros, hay sólo una cosa realmente particular en España, y es el desfase con el que llega la confrontación con respecto a la lucha de clases en otros países. Como afirmábamos más arriba, el proletariado había sido derrotado en todo el mundo, cuando en la década del 30, en España, éste hace temblar el orden burgués. Esa es, para nosotros, la única excepción. Contrariamente a todo lo que se dice, la lucha de clases en España es igual que en todas partes, una lucha entre el capital y el proletariado y todo lo demás es una gigantesca mentira.

Dada la complejidad aparente con la que la cuestión española es presentada, este criterio de clase es indispensable, para no enredarse en las mil y unas cuestiones personales, de fracciones, de posiciones y grupos, que ha hecho escribir, a más de uno, que la "cuestión española" es un laberinto inextricable.

La complejidad misma es crucial en la falsificación. Partamos pues de lo que es más simple para nosotros, proletarios, y descubriremos la clave de todo el proceso. El punto de vista del proletariado es siempre el de sus intereses materiales e históricos, el de su antagonismo general con toda la sociedad del capital, el de su necesidad de contraponerse al capital y su Estado. Esta es la tendencia "natural" del proletariado cuando actúa como clase. Sin embargo, en el proceso de asociacionismo, en la organización proletaria en contraposición a la propiedad privada y todos sus defensores, aparecen un conjunto de ideologías, de "teorías socialistas que los intelectuales introducen en la clase", según las cuales "es demasiado prematura la lucha por la revolución social", "lo que hay que hacer ahora es apoyar a tal gobierno progresista", "hay que hacer una alianza con tal o cual sector de la burguesía", "el enemigo principal es el fascismo, el feudalismo, el atraso o, lo que sea". No es que en España dichas teorías fuesen originales (a pesar de la pretensión de algunos de los autores); sino que por el hecho de que toda la burguesía mundial (con sus respectivas expresiones "nacionales") intenta transformar esa lucha revolucionaria en guerra imperialista, se produce la presencia simultanea de multitud de expresiones ideológicas que se encaminan a desdibujar aquella simplicidad de las contradicciones de clase, que caracteriza todo el capitalismo, y a confundir todo en un enjambre confuso de ideologías. La confusión es enorme, llegando en algunos casos al extremo de explicar esa formidable lucha en España como producto de un conflicto ideológico. Hasta algunos de sus protagonistas presentan lo sucedido sin tener en cuenta en absoluto la contraposición de clases, como si en España se hubiesen enfrentado "ideas", o principios "estatistas" versus "anarquistas", o según otros "la reacción" y "el progreso", o diferentes tipos de "socialismos": "socialismo libertario" versus "socialismo autoritario".

Es totalmente lógico que quienes presentan las cosas de tal manera, se alineen necesariamente, como sucedió prácticamente, en uno de los lados de la guerra imperialista, sea a favor del franquismo, sea del antifranquismo; es decir que pongan todas sus fuerzas en la lucha para liquidar al proletariado como clase, como fuerza y transformarlo en simple masa de maniobras o más concretamente en carne de cañón.

Desde el punto de vista de nuestra clase, las cosas son simples, transparentes: el proletariado se enfrenta al capital y al Estado burgués, exactamente igual que en cualquier otra parte. Esa es la contradicción real, profunda, total, que determina, como en cualquier otra parte, a todas las demás. Las "dos Españas", "el atraso no permite...", el feudalismo y el capitalismo", "las tareas democrático burguesas", la "revolución burguesa incompleta", las "necesidades de la guerra", "la lucha contra el fascismo", son, sin excepción, ideologías, anzuelos de la burguesía para ensartar al proletariado, abombarlo y arrastrarlo para mejor servirse de él.

Desde el punto de vista del proletariado, no puede haber absolutamente ninguna duda, se trata de una cuestión de vida o muerte, o se fortifica como clase o se lo destruye transformándolo en base de apoyo de las distintas fracciones burguesas, enviándolo al frente, transformándolo en ejército (industrial y militar.) Y en el ejército republicano o franquista, en la lucha fascista/antifascista, dígase lo que se diga, el proletariado no es clase, no se afirma a sí mismo, sino que da su vida, sus tripas, su sudor y su sangre en beneficio de los (éstos sí) complejos intereses de la ganancia capitalista, del reparto del mundo entre potencias burguesas afincadas en España y al mismo tiempo internacionales. El proletariado no entra en la guerra capitalista (fascismo-antifascismo) como clase, sino como carne de cañón, como negación negativa del proletariado.

Comprendidas las cosas precisamente así, en toda su simplicidad (1), toda alianza interclasista o renuncia a esa simplicidad, es un abandono de la posición proletaria. Es totalmente transparente que las organizaciones que se decían obreras, como el PSOE o el PCE (o el PCUS), afirmaban claramente que no había que hacer la revolución social sino la guerra, que el enemigo no era el capitalismo y la burguesía, sino el fascismo. Siempre fueron, coherentes, en fortificar el Estado burgués para ello, en desarmar el "caos" proletario y armar el orden y el ejército ("todas las armas al frente").

En cambio, otras organizaciones como la CNT, la FAI o el POUM oscilarán con respecto a esa simplicidad durante toda su existencia, en función de la oportunidad, de los períodos, de las estructuras, de los"programas"y/o dirigentes. Sin embargo las especulaciones sobre "las particularidades de la cuestión española", sobre "el enemigo principal", sobre el hecho de que "la derecha es peor" conducirán a dichas organizaciones, de especulación en especulación, a renunciar a todas las posiciones de clase que se habían expresado en su seno. Dichas estructuras perderán así su carácter contradictorio desde la adopción misma de las tesis frentepopulistas de "primero la guerra, luego la revolución" e implicarán su alineamiento total en la guerra interburguesa, constituyéndose en parte fundamental del Estado burgués, impulsando, desde entonces, el encuadramiento y la militarización del proletariado. En definitiva, esas organizaciones, dentro de las cuales se habían asociado proletarios en su lucha y a pesar de sus tendencias tantas veces dominantes (socialdemócratas y sindicalistas), liquidarán totalmente esta posibilidad y se afirmarán como actores principales para la reorganización del orden burgués.

Todo lo que en España parece complicado, sobre el qué hacer, sobre las consignas, es fruto del abandono fundamental de ese simple análisis de clase que indica: el enemigo es la burguesía y el Estado, no hay un gobierno mejor que otro, no hay una burguesía mejor que otra, la posición del proletariado, frente a la policía y al ejército, es simplemente la de su destrucción. En cambio el POUM y la CNT argumentarían todo lo contrario: "que hay que hacer la guerra", que "el enemigo es el fascismo", "que el gobierno de la república es pequeño burgués", "el carácter excepcional, popular, de las organizaciones burguesas de izquierda" (2)...

Sin embargo, si, en ruptura con la historia oficial se corre el velo de las superficialidades ideológicas, se constata enseguida que la clave es la contraposición de clases, el antagonismo entre necesidades humanas y el Estado burgués. A ese nivel fundamental, es clarísimo que el fascismo y el antifascismo son dos mandíbulas de la misma jeta sanguinaria, dos discursos del mismo monstruo. En efecto, cuando no se olvida nunca el carácter burgués del Estado, y se tiene en cuenta que su objetivo es, como siempre, liquidar la revolución, reventar al proletariado autónomo, desarmar los grupos de proletarios que no aceptan someterse a la disciplina estatal (por ejemplo ante la militarización)..., todo lo ideológico queda clarísimo. Así cada discurso oficial de la República, cada llamado a "renunciar a todo menos a la victoria", "dejar de lado las desavenencias en la retaguardia" sea hecho por Azaña, Companys, Federica Montseny, Andrés Nin, Juan Negrín o Abad de Santillán, adquiere su real significado.

¡Cuánto más simple son las cosas si, contra todos los elementos ideológicos, contra todos los pretextos y mentiras, no olvidamos nunca que el Estado burgués, cualquiera sea su forma, es el capital constituido en fuerza y el órgano vital de opresión del proletariado! ¡Cuánto más transparente resulta cada hecho, y cada figura histórica, si dejamos de lado lo que esos individuos dicen de sí mismos, y vemos si dicha figura luchó por el proletariado o se puso al servicio del Estado!
¡Cómo también quedan claros los discursos de ambos lados del frente de batalla para llamar a la reorganización sindical del trabajo y la marcha hacia la guerra, si no perdemos de vista que de los dos lados de la guerra se impulsan la misma reorganización del capital!

A lo largo de nuestra exposición, veremos la tragedia en la que se sumerge la lucha proletaria en España, en donde los dirigentes fundamentales de su lucha histórica irán pasando a integrar los cuadros del Estado burgués, y le pedirán, al proletariado, que abandone su lucha clasista, hasta desarmarlo y derrotarlo. Veremos que para ello se irán liquidando aquellas bases instintivas y simples de lucha contra la propiedad privada y el Estado que, durante décadas, había caracterizado la lucha del proletariado en esa región, y se construirán complejas explicaciones y teorías para justificar esas claudicaciones.

Notas:
1. Aquí, como en otros dominios, la clave teórica y metodológica está en romper con esa confusa representación ideológica (concreto representado), que aparece en la superficie de la sociedad, haciendo abstracción de todos los elementos ideológicos y propagandísticos que le dan potencia a esa representación (como el cuco del fascismo o cualquier otra fórmula de propaganda partidaria) y concentrarse en los intereses antagónicos de las clases en pugna y los proyectos históricos que de los mismos se derivan. Esta abstracción, que nos permite captar la realidad en toda su simplicidad, es equivalente a la que nos permite, por ejemplo, comprender las formas más simples del valor, así como el desarrollo de ellas (hasta las formas más complejas) y el proceso mismo de valorización; es decir concebir el capital como sujeto general de esta sociedad y poner en evidencia la necesidad y la posibilidad histórica de abolirlo.

2. "Los centristas y reformistas de cada país subrayan siempre el carácter excepcional, popular, de las organizaciones burguesas de izquierda de cada país", decía Moulin, militante que se definía como trotskista o mejor dicho bolchevique leninista, en un artículo de denuncia contra el POUM por su participación gubernamental titulado "El POUM se convierte en partido gubernamental". Moulin fue desaparecido y torturado a muerte por los lenino/estalinistas.

Etiquetas: , , , , , ,


miércoles, marzo 01, 2017

Cochinología 



SÉPTIMO: Que, de los antecedentes acompañados aparece de manifiesto que se recurre en contra de la Resolución Exenta N°77 de 19 de enero de 2017 dictada por el Intendente de Santiago, en el que se resolvió expulsar del territorio nacional al ciudadano italiano, Lorenzo Spairani, pasaporte YA5564340, señalándose como fundamento lo siguiente "El extranjero en cuestión, fue detectado participando activamente en diversas actividades antisistémicas con la “Escena Anarco Libertaria de Chile”, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el Estado", disponiéndose el abandono del país en 24 horas a contar de su notificación.

Cabe tener presente, como lo expresa la abogado de la Intendencia Metropolitana, que los decretos o resoluciones de expulsión, tienen como origen una denuncia, en el caso, de Policía Internacional, quien da el fundamento de dicho requerimiento, conforme a los antecedentes que recaban en el ámbito del resguardo de la seguridad y el orden público del país.

Esta Corte estima que la Resolución Exenta N°77 de 19 de enero de 2017 se encuentra suficientemente fundada.

Redacción de la Ministro Sra. Barrientos Guerrero.
Regístrese, comuníquese y archívese, en su oportunidad.
Criminal (amparo) N°332-2017.

Pronunciada por la Quinta Sala de esta Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago, presidida por el Ministro señor Juan Manuel Muñoz Pardo e integrada por el Ministro señor Miguel Vázquez Plaza y la Ministra (S) señora Elsa Barrientos Guerrero.

Etiquetas: , , , ,


más fragmentos nipones. versiones pretéritas de un trabajo que avanza más lento de lo que me gustaría 

BESAR EL CIELO POR ASALTO (“EXCUSE ME, WHILE I KISS THE SKY”)


Al igual que en el resto del mundo, el 68 trajo en Japón lo que en referencia a Italia algunos llamaron “la gran ola revolucionaria y creativa, política y existencial” (ver el libro La Horda de oro, de Nanni Ballestrini y Primo Moroni, editado en español por Traficantes de Sueños). En 1969 se requirió de 2 días y 8 mil policías de asalto para poder desalojar la ocupación en la Universidad de Tokyo. El alumnado se metía también al distrito de Shinjuku, donde escapaban de la policía, formaban vínculos e irrumpían en plazas y calles como “folk guerrillas”.

En los Festivales de la Juventud contra la guerra, y otros eventos de la juventud combativa, se mezclaban instrumentos musicales tradicionales con guitarras eléctricas amplificadas, saxofones con percusiones de todo tipo y tradición. Y los “músicos” hacían la crítica del arte y de la vida cotidiana, y algunos se mezclaban no sólo en las luchas más sociopolíticas sino que inclusive en acciones de lucha armada como las emprendidas por el Ejército Rojo japonés (el secuestro de un Boeing a punta de machete sin armas de fuego, fue tal vez la más llamativa. Acá en Chile algo similar pero con cortapluma y avioneta hicieron según recuerdo algunos adolescentes de la VOP, casi coincidiendo totalmente en el tiempo, tratando de tomar “el cielo por asalto”. Profetizo que alguien está a punto de lanzar una publicación sobre este poco conocido episodio. Sobre el Ejército Rojo japonés, en su deriva más psicótica denominada Ejército Rojo Unificado, existe hasta una película de Koji Wakamatsu).

(CORRECCIÓN: eran dos adolescentes (14 y 15 años) que actuaron totalmente solos. La acción iba bien hasta que en el norte de Chile la tripulación se les fue encima y los redujo. Los cabros querían ir a Cuba. Uno de ellos después ingresó a la VOP. El libro profetizado, “El cielo por asalto”, será lanzado a fines de diciembre del 2017 por ediciones Memoria Negra. Los japoneses en cambio querían desviar el avión hacia Corea del Norte. Preferí dejar la primera versión y agregar esta corrección, porque de todas formas mis “errores” en la memoria pueden ser interesantes desde un punto de vista freudiano. Supongo).

Ya en los años 20, o sea, durante los años del Primer Asalto proletario contra la sociedad de clases (1917/1923) se había expresado en Japón el movimiento Mavo, impulsado por Murayama Tomoyoshi, que había estado en contacto directo con los dadaístas de Berlín en 1922, y que a su regreso realizó una especie de fusión con la Asociación japonesa de Arte Futurista para crear esta revista. La radicalidad de Mavo estribaba no sólo en sus formas e intenciones sino que en la inter-relación del mensaje revolucionario con su soporte físico: la portada de Mavo 3, secuestrada por la policía antes de llegar a los kioskos en 1924, adjuntaba un petardo de verdad, junto a la leyenda: “Bum! Estalla una bomba… Mavo clama por la revolución!”). Mavo, al igual que dadá, no significa nada traducible.

Me gustaría creer que algo de esa explosión frustrada sobrevivía y latía en la explosión sonora que vamos a revisar a continuación.


INFLUENCIAS “OCCIDENTALES” Y DOS EJEMPLOS DE ROCK JAPONÉS



Dada la hegemonía clara de formas de “música occidental”, nos guste o no, todas sus formas se mezclan y reciben diversas formas de uso, tergiversación y readaptación en otras partes del centro y en todas las periferias a la larga…Los izquierdistas más reaccionarios chillaban de rabia al ver a los jóvenes distraídos con guitarras eléctricas y dejándose el pelo largo. Pero en Japón aquí y en la quebrá del ají se desarrollaron en estrecha competencia dos fenómenos inevitables: expansión de la contracultura como una variedad de crítica radical de la vida cotidiana/mercantilización y a la vez intentos permanentes y sistemáticos de neutralización de dicho potencial crítico de la cultura juvenil, como maniobra ya especializada de la industria cultural (el último y más claro caso: véase como manejó al PUNK, pero así y todo, los resultados son ambiguos y ambivalentes…).

A grosso modo uno podría señalar que en retrospectiva la mayor influencia sónica que dejó la producción de artefactos musicales a inicios de los 70 serían Black Sabbath y John Coltrane. En ambos casos, trato de dejar de lado mis gustos personales: me concentro en lo que creo sintetiza mejor el nivel de desarrollo de las “fuerzas productivas estéticas” de esa época, y que yendo mucho más allá que su envase meramente comercial, eran dos tipos de materiales que emblemáticamente llamaban a mucha gente a atreverse a explorar el sonido, sea con un cuernófono o instrumento de viento, o con el formato clásico del combo de hard rock: guitarra, bajo, batería y micrófono de voz.

Para el caso de la (contra) cultura japonesa de esos tiempos, por alguna razón, y tal como lo ha destacada en entrevistas el señor Keiji Haino, por alguna razón insisto la dupla más influyente y mítica fue la de Blue Cheer y Albert Ayler. A medio camino entre ambas vías  se citaba también la influencia de los alemanes de Guru Guru (un caleidoscopio de rock ultradenso pero humorístico y fragmentado a morir).

De todas formas, si no todos los japos de que hablaremos eran seguidores entusiastas de Ayler, es fácil imaginar el impacto de la gira que hizo Coltrane en 1966, que está documentada en una caja de 4CDs, con una formación propia de su última y más furiosa época (en vez del cuarteto clásico: Pharoah Sanders en saxos tenor y alto; Alice Coltrane en piano; Jimmy Garrison –sobreviviente del cuarteto- en contrabajo; Rashied Ali en batería). En este set la famosa y adorada “My favorite things” (versión de Rodgers-Hammerstein) dura 57 minutos y ocupa el cuarto CD entero. En los 44  minutos de “Leo” en el disco tercero Trane y Pharoah se dan tiempo hasta para retarse a duelo con los saxos altos que les acababa de regalar Yamaha…

Ese mismísimo año de Nuestro Señor de 1966 visitaron Japón los Beatles, con enorme despliege policial dadas las amenazas de odiosos estudiantes reaccionarios y nacionalistas, y el compositor alemán Karlheinz Stockhausen.

El power trio Blue Cheer es algo más antiguo que Black Sabbath, y fueron los auténticos pioneros del sonido del heavy metal, pero que por la influencia avasalladora de los chicos de Ozzy (junto a otros megavendedores como Led ZeppelinDeep Purple), terminaron siendo injustamente relegados a un lugar casi de culto (junto a otras dos grandes B del género Heavy Metal: Budgie, y Blue Oyster Cult). Lester Bangs alababa el efecto sonoro de la ineptitud de la guitarra, y por esa vía los ubicaba entre el panteón de los pioneros del Ruido Horrible (En A reasonable guide to horrible noise (1981) Lester decía que: “Estos tipos pueden haber sido la primera verdadera banda de heavy metal, pero lo que importa acá no es si Leigh Stephens dio nacimiento a ese gruñido de macho antes que Mark Farner –de Grand Funk- (ambos se lo robaron a Hendrix) sino que sus overdubs de guitarra sub-sub-sub-sub Hendrix se encuentran unos con otros tan ineptamente que convergían en una atonalidad realmente vivificante”). Sus dos primeros y más relevantes albums, Vincebus Eruptum y Outsideinside eran de 1968, justo el inicio del período que estamos analizando aquí, y tienen toda su marca registrada de uso/abuso del feed back y agujeros negros de puro ruido eléctrico.

Ayler podría ser visto como hijo de Coltrane, pero en realidad lo que más bien ocurrió fue un proceso de influenciamiento recíproco en el más alto nivel de la expresividad y creatividad individuales. Sin el sonido de Ayler, no podríamos ni imaginar el nivel de intensidad y expresión humana pura a que llegó Coltrane en su tramo final, justo antes de morir. Además, creo que es evidente que es la escuela ayleriana del free jazz la que mayor efecto de inspiración y contagio hacia otras formas musicales ha tenido…lo cual resulta evidente si escuchamos al Captain Beefheart  y su Banda Mágica de fines de los 60, a los Stooges y MC5.

Y no me cabe duda de que por ahí van las influencias expresadas notoriamente en agrupaciones de Haino como Lost Aaraaff y Fushitsuha (proyecto que mantiene hasta el día de hoy). Pero si nos atenemos a un documento bastante conocido a estas alturas del “japo rock”, el primer álbum de la Flower Travellin Band, Anywhere (1970) (cuya portada es a la vez la tapa del libro JAPROCKSAMPLER de Julian Cope, que por lo visto ningún alma amable ha subido hasta ahora a la web -a diferencia de su maravilloso KRAUTROCKSAMPLER-) la selección de material para versionar no parece tan distinta de la de cualquier joven rockero del mundo: “Black Sabbath” la canción, “House of the rising sun” de los Animals, y una de King Crimson: “21th century schizoid man”. Nada mal, pero por original que resulte el tratamiento dado a ese material, tampoco parece muy fuera de serie, ¿no? Como sea, habrá que esperar sólo un año para obtener el aporte más definitivo de los FTB: el maravilloso álbum Satori (1971).

A simple vista (o audición), el sonido no deslumbra por la pesadez que uno podría suponer, pero es a nivel sobre todo compositivo donde se manifiesta la singularidad de este ensamble nipón. Mediante un desarrollo en cinco partes, Satori es un viaje por panoramas que se alejan bastante de lo que ofrecía el hard y el prog rock más conocido de esos años. La vocalización no encuentra parangón en el mundo occidental, y más parece una batalla entre samuráis que…el encuentro entre luchadores de sumo que sería una imagen más adecuada para la abulia de Van Halen y Whitesnake…(no sé cómo llegamos hasta este punto). Haciendo escuchar este material a ciegas a una amiga el otro día, resultaba evidente para su oído que estábamos en una zona intermedia entre heavy metal y krautrock…pero en ningún caso adivinó que se trataba de una banda japonesa. 

En fin, en el plano del rock and roll tal vez mucho más impresionante que la mismísima Banda de la Flor Viajera, tenemos a Les Rallizes Denudes, que a estas alturas parecen ser bastante conocidos en el mundo de la melomanía hipster y no tanto, en parte gracias a las recomendaciones de Julian Cope. Me decía alguien que hasta parece que habían traído una copia de uno de sus LPs a una tienda muy ondera del centro de Santiago de Chile. No me consta. No he ido.  Lo importante es tener en cuenta que esta banda se mantuvo operando durante un asombrosamente largo lapso de tiempo (¡empezaron a funcionar como banda en 1967!, y unos años antes que eso, pero como grupo de teatro), a veces en base a impros de ruido blanco puro y duro, y de repente en medio de todo eso también gracias a un breve y simple y bello puñado de temas que repetían una y otra vez, y en que lo que de inmediato cautiva al oyente es la mezcla de candor ingenuote del ritmo y la melodía (una amiga una vez dijo que sonaba bastante “a go go”), y las maravillosamente monstruosas explosiones de ruido generadas por la guitarra del cantante, Takashi Mizutani cuando de vez en cuando irrumpe masacrando la canción desde adentro. No en vano los apodaban como “los Velvet Underground japoneses”, referencia que si bien es más o menos adecuada, tampoco es totalmente justa. Mizutani impresiona incluso antes de oírlo: solo con su look. Junto a Haino deben ser de lo más “fashionable” que pudiera surgir de toda esta movida, pero por suerte los hipsters todavía no se disfrazan de ellos. La radicalidad extrema de su abordaje estético lo hace más que difícil. Por suerte.

(NOTA: a Mizutani se le han atribuido simpatías por el Ejército Rojo, y hasta he leído que un bajista de la banda,   Moriaki Wakabayashi, efectivamente tomó parte el famoso secuestro de un avión el 31 de marzo de 1970, un mes antes del inicio de protestas masivas por la ocupación gringa de Okinawa. No me consta. Habría que investigar un poco más).


Demás está decir que en su versión del noise rock LRD van mucho más allá de las distinciones tradicionales occidentales entre hippies/sicodelia, punk rock/hardcore, etc., porque su amalgama sonora es una lava que derrite esas barreras. Casi todos sus discos suenan mal, y son piratas, y así y todo me atrevo a recomendar su doble en vivo de 1977, y otros que se han editado mucho después con nombres tan interesantes como “El bebé ciego tiene los ojos de su madre” o “Más pesado que una muerte en la familia”. Si exploran en youtube, les será fácil encontrar incluso registro de sus tocatas en festivales estudiantiles de lo más militantes.

Etiquetas: , , , ,


sábado, febrero 11, 2017

Guy Debord in love/La violenza 


Nunca fui a Italia. Una vez conocí a un joven anarquista suizo de la “suiza italiana” (allá en ese lejano y carero país se hablan como 4 idiomas creo: alemán, francés, italiano y romaní). Sólo con él pude conversar sin mayor problema, una vez que estuve por esos lados hace ya hartos años, y lo hacíamos en una especie de “italiñol” -o “casteliano” si prefieren-. Debord sí que anduvo hueveando harto tiempo por esos lados. Me imagino cómo habrá disfrutado de todo. Las mejores fotos del personaje aquél creo que son esas donde sale con su segunda esposa, Alice, y Gianfranco S., tomando vino tinto en unas callejuelas de esas que cada vez hay menos.

En el Panegírico (consiga su copia en Tercer Asalto), Debord mismo cuenta una interesante anécdota que nos revela una de sus técnicas de seducción, mediante abordaje callejero. Tomen nota:

“En Italia, ciertamente no fui bien visto por todo el mundo; pero tuve la fortuna de conocer a las “sfacciate donne fiorentine” en la época en la que vivía en Florencia, en el barrio del otro lado del Arno. Estaba aquella pequeña florentina que era tan bonita. Por la tarde, ella cruzaba el río para venir a San Frediano. Me enamoré de manera muy imprevista, quizá por su hermosa sonrisa amarga. En resumen, esto fue lo que le dije: “No guarde silencio; pues yo estoy ante usted como un extranjero y un viajero. Deme algo reconfortante antes de que me vaya y ya no esté”.

Muy bien Guy-Ernest. Así se hace. No trabajes nunca. Jamás volveremos a jotear tan jóvenes.


Me acordé de la canción italiana “La Violencia”, de Alfredo Vandelli (1968):

Pero hoy he visto en la manifestación
tantas caras sonrientes
las compañeras de quince años
los obreros con los estudiantes
«El poder a los obreros
no al sistema del patrón
siempre unidos venceremos
viva la revolución».
Cuando después las camionetas
hicieron las redadas
los compañeros empuñaron
los palos de los carteles.
Y vi coches blindados
volcados y luego quemados
tantos y tantos policías
con las cabezas rotas.
La violencia, la violencia
la violencia, la revuelta
quien esta vez haya dudado
mañana luchará con nosotros.

[…]

Etiquetas: , , ,


El segundo asalto en Italia: Umberto Tozzi, Apocalipsis y sobrevivencia, Area, El Terrorismo y el Estado, La horda de oro, etc. 




UMBORTO TOZZI EN 1977

Iba a escribir Umberto pero…algo pasó. Bueno: como un ciudadano correcto me levanto hoy y veo en El Mercurio (versión emol) a Umberto Tozzi quejándose de que hoy en día los éxitos sólo duran una temporada. No estoy de acuerdo: creo que incluso es peor que eso: no hay ya éxitos ni fracasos, porque no hay actividad musical humana en los rankings.  Y claro que en este tiempo de mierda hay aberraciones perdurables, como por ejemplo “Macarena”.
--
ROMA.- Hace casi cuarenta años el italiano Umberto Tozzi sumó a la historia de la música temas como "Gloria", canciones inolvidables y aún tarareadas por muchos que contrastan con el panorama actual en el que, según lamenta, "los éxitos solo duran una temporada". Tozzi (Turín, 1952) no esconde su nostalgia en una entrevista y reconoce que aquellos años fueron "un momento de gran libertad y de gran democracia", un periodo "irrepetible e histórico" desde el punto de vista creativo que marcó a los artistas venideros. "Había una creatividad de locura en aquella época. Algo que ahora no hay. Hay grandes éxitos pero no son como los de entonces. Son éxitos que duran una temporada. No veo ni escucho cosas que a mi juicio tengan las características de un gran éxito", consideró. A él aquellos tiempos "extraordinarios" le pillaron en la veintena y a su juicio fueron mucho mejor que los actuales

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Espectaculos/2017/02/11/844491/Umberto-Tozzi-Los-exitos-de-ahora-solo-duran-una-temporada.html
--

Lo curioso es que antenoche estaba revisando dos ediciones realmente necesarias para comprender nuestra época reciente, aquella de la cual venimos, o de cuyo fracaso hemos brotado. El segundo asalto (1968/77): en esta ocasión lo que pasó en Italia.  Me refiero al de Francesco Santini, Apocalipsis y supervivencia. Ese lo leí hace años en el sitio de Comunización. Me dejó bastante impresionado. Y deseaba que existiera en papel. Finalmente eso ocurrió, por iniciativa de Comunización ediciones, y por supuesto que la idea es que lo tengan todos a mano. En nuestro tiempo, el sentido de la “educación” bien entendida pasa por la iniciativa de los pares. Junto con eso, ediciones Pensamiento y Batalla acaba de editar el famoso panfleto situacionista italiano sobre El terrorismo y el Estado. Hemos hablado de él varias veces.

Como debe ser, en ambos casos los textos son presentados desde el contexto temporal y espacial actual. Se agradece eso. No siempre ocurre.

Vayan a por ellos, y creo que el punto más interesante para conseguir material de este tipo de (auto)educación proletaria es el siguiente: Tercer Asalto, librería situada en el Galpón Victor Manuel del Persa Bío-Bío.

Traten de llegar desde cualquier punto cercano y se acordarán de la frase de WB sobre saber perderse en una ciudad como quien se pierde en el bosque (con la que parte su hermoso librito “Infancia en Berlín hacia 1900”, que por cierto forma parte del catálogo de dicho puesto).

Después salgan de ahí con los materiales en la mochila y aprovechen de comprar en cualquiera de las botillerías del barrio latas de Escupo de ½ litro a 500 pesos cada una. Siempre hay pacos pero igual se puede beber en la calle con un mínimo disimulo. Incluso en una de esas botillerías suministran un cambuchito de papel mercurio para mantener el frío de la cerveza y de paso disimularla ante el ojo policial.

Y yo sé que hoy en día casi nadie gasta plata en comprar discos. Pero no deja de ser interesante tener en cuenta de que por esos mismos lados, con un poco de suerte, es posible toparse con ciertas piezas de la banda sonora del segundo asalto italiano, y no me refiero a Tozzi Umberto sino que a Demetrio Strattos y su Area (internacional POPular group) y en general formaciones del prog rock italiano setentero, de las cuales las más interesantes eran al mismo tiempo las más ultraizquierdistas. Antes de eso, desde el 67/8 tuvieron una importancia enorme una amplia variedad de cantautores subversivos.

En el libro “La horda de Oro”, editado por traficantes de sueño, hay capítulos enteros dedicados a eso.

Ahora que me acuerdo, Area también le cantó a un secuestro aéreo, en su hermosa canción con inicio de voz de niña en árabe, “Julio, Agosto, Septiembre Negro”. Por eso mismo fue prohibida.

Sobre Italia en el segundo asalto proletario contra la sociedad de clases se realizó una notable jornada en Volnitza a fines del año pasado, Intervento. Cuatro voces, documentación histórica, videos, canciones....De lo mejor que he visto en años, pero sólo pude mirar algo así como 40 minutos y partir lejos  en aplicación del principio del “interés superior del niño”. No creo que haya un registro en video. Y además, creo que la Intervención no se entendería en ese formato…

Los dejo con un documento interesantísimo encontrado casi al azar esta mañana luego de ver la entrevista de mierda a U. Tozzi y ponerme a pensar en estos materiales sobre Italia, en La horda de oro (llegar y descargar):

Hasta hace algunos años, las manifestaciones de protesta se mantenían en pie por los obreros y los campesinos (los pocos intelectuales presentes tenían una simple función decorativa) [...]. El uso y el abuso por parte de los dirigentes políticos [de los partidos de izquierda] de estas energías y de las porras de la policía de Scelba han echado a perder este potencial humano; las manifestaciones callejeras han estado cada vez más desiertas: los que continuaban participando lo hacían por una nostálgica fidelidad a un deber».

Pero mientras tanto, un ejército de reserva estaba tomando conciencia y fuerza combativa.

Los estudiantes comenzaron esta práctica acercándose por espíritu solidario a las manifestaciones obreras. En un principio eran sólo pequeños grupos, no siempre bien recibidos por los obreros, que desconfiaban en parte por instinto y en parte porque la policía reservaba (por conveniencia) un tratamiento preferencial hacia ellos. Pero con los hechos de julio de 1960 comienzan a hacer sentir sus voces; y progresivamente se vuelven protagonistas de las agitaciones, junto con las generaciones obreras más jóvenes (inmigrantes y nativos). De este nuevo peso de los estudiantes en las manifestaciones da también fe el método diferente con el que son tratados por la policía. Perdida la ilusión de que los jóvenes, después de alguna inevitable «bravuconada», fueran a sentar la cabeza reforzando las filas de la pacífica burguesía, la policía reserva ahora un idéntico tratamiento a estudiantes y obreros: les pega sin misericordia para aterrarlos, trata de dejarles marcas en la cara para que no persistan en su actitud. Los «desórdenes» de la semana crucial de Cuba fueron organizados en su gran mayoría por estudiantes. Algunos de ellos caídos por allí por casualidad, vuelven deliberadamente en los días siguientes «gracias» a la violencia de la policía.

Estos jóvenes no tienen nada en común, por ejemplo, con los jóvenes ingleses que participan en las manifestaciones anti-H de Bertrand Russell, no son una categoría ordenada de ciudadanos, que tiene el sentido de ciertos límites. [...]

Hay una razón precisa por la que los que hoy se manifiestan por la paz son llamados extremistas. ¿Se puede participar en una manifestación con «un sentido de ciertos límites» cuando se sabe que la policía ha matado a centenares de ciudadanos, desde 1945 hasta hoy, y ha herido a otros cinco mil? Definir por lo tanto como extremistas a los que se manifiestan, aceptar este término gracias al cual Taviani [entonces ministro del interior] pretende dejar de lado la cuestión del desarme de la policía y al mismo tiempo rechaza la responsabilidad de la sangre que está siendo derramada, no es dar una calificación negativa a las agitaciones, significa en todo caso reconocer su alcance revolucionario [...].

(Grazia Cherchi y Alberto Bellocchio, «Appunti per un bilancio delle recenti manifestazioni di

piazza», en Quaderni Piacentini, num. 6, diciembre de 1961. En: la horda de oro, página 51).

Etiquetas: , , , , , ,


martes, febrero 07, 2017

Actualización mínima de verano. 



Todas mis ideas parecen haberse agotado. Puede ser el calor. Puede ser el verano. Puede ser lo que sea.

Lo único que podría asegurar es que al día de hoy, las 5 mejoras bandas de todos los tiempos son (no necesariamente en orden de aparición):

1.- JOY DIVISION
2.- THIS HEAT
3.- THE MINUTEMEN
4.- CAPTAIN BEEFHEART AND HIS MAGIC BAND
5.- WIRE.

Amo la música. Odio el verano.

Etiquetas: , , ,


miércoles, febrero 01, 2017

Este viernes (o sea, sábado) en TallerSol: El progreso es la catástrofe.  




"El desarrollo de la producción ha demostrado cabalmente, a estas alturas, su verdadera naturaleza como realización de la economía política: el desarrollo de la miseria, que ha invadido y arruinado el medio mismo de la vida. La sociedad en la que los trabajadores se matan trabajando y sólo pueden contemplar el resultado, ahora los hace ver —y respirar— con toda franqueza el resultado general del trabajo alienado, que es resultado mortal.En la sociedad de la economía superdesarrollada, todo ha entrado a formar parte de la esfera de los bienes económicos, incluso el agua de las fuentes y el aire de las ciudades; lo que es decir que todo se ha convertido en el mal económico, la «negación total del hombre» que está llegando ahora a su perfecta conclusión material. El conflicto entre las fuerzas productivas modernas y las relaciones de producción, burguesas o burocráticas, de la sociedad capitalista ha entrado en su última fase. La producción de la no-vida ha seguido con cada vez mayor rapidez su proceso lineal y acumulativo; ahora ha traspasado un último umbral de su progreso y está produciendo directamente la muerte" (Guy Debord, El planeta enfermo").

Dead Kennedys, Incendio forestal.

Etiquetas: , , , , , ,


viernes, enero 27, 2017

Músicas de fuego, pecados, catástrofes y este calor.  

Deslumbrados por las guitarras eléctricas e influenciados por el sonido de los Shadows, los Ventures y luego de James Bond, la estela de música de espías que dejó, ideal  para el contexto de la llamada Guerra Fría, los japoneses inventaron su propio estilo de guitarras: el sonido Eleki. Algo digno de tener en cuenta como un elemento de la primera mitad de los 60, pero que obviamente iba a mostrar su sello en los sonidos desarrollados en Japón en la segunda mitad, y en la década siguiente.

Pensando en eso, girl trouble,  y en ciertos asuntos político-organizativos me doy cuenta de que ya me pasé del paradero de destino, así que sigo reflexionando en todo eso cuando me bajo en el paradero siguiente, sólo para descubrir que esta ruta hacia el Tiempo de Trabajo es mucho más interesante y refrescante que la que he seguido por años. Pero el ambiente está raro…no escucho ningún pájaro, se ve poca gente…Todos se esconden en los pocos espacios de sombra que aún hay a esas horas de la mañana.



El megaincendio acapara todas las portadas. Y yo justo traía en el interior de mi mochila el “Fire Music” de ArchieShepp. Si me aplicaran un control de identidad investigativo y me revisaran la mochila…¿material incendiario? OK: Sin ir más lejos,  eso pasó hace poco con unos muchachos que viajaron desde Perú a quienes la policía les revisó la mochila en La Serena encontrándoles “literatura subversiva” de corte anarquista y deteniéndolos.

Igual, la policía (o a lo menos su facción “inteligente”) ya debe tener claro a esas alturas que los neoterroristas nihilistas posmo ya no se consideran anarquistas  que tiraron como ellos mismos han dicho “a la basura” la Biblia del anarquismo clásico, sobre todo su consigna de “Ni Dios ni amo”. ¿Y saben por qué? Porque ya no son ateos, pues han devenido una horda mística de “paganos”. En fin, lo que menos se podría criticar es que no reflejen el espíritu de época. Como repetía Debord, “los hombres se parecen más a su tiempo que a sus padres”.

Estos incendios, al igual que los terremotos, maremotos y demás “catástrofes naturales”, nos demuestran de manera dramática algo que los llamados “ecoextremistas” y otras corrientes de la crítica social y antisocial sí tienen a la vista centralmente y todo el rato: que no es en la primera naturaleza sino en la segunda, el cúmulo de historia sedimentada tras siglos de dominación y explotación de la humanidad y el planeta, donde está el meollo del asunto. Y eso es así porque una y otra vez hemos dejado pasar el momento de la realización de la comunidad humana verdadera con estas consecuencias ahora de todos conocidas y cada vez más graves. En rigor, los "ecoextremistas" trasladan el problema a la primera naturaleza, y así concluyen que hay que acabar con la raza humana.

Mientras la ciudadanía virtual se entretiene e indigna con las maniobras relativas a la importación de megamáquinas del aire en las que depositan la fe para aliviar la catástrofe, los ideólogos académicos aprovechan de hacer el sermoneo “ecologista” a la manera de todo ese cine comercial que nos muestra a una raza humana reaccionando algo tarde pero justo a tiempo para salvarse, tan sólo “tomando conciencia”, o sea…reciclando la basura y donando parte del sueldo a Greenpeace?

Veamos una carta de un profesor universitario católico del Maule en la prensa burguesa del día de hoy:

“Las autoridades de nuestro país, en los últimos 60 años, han permitido o propiciado que se hayan cometido dos enormes errores que han provocado desequilibrios ecológicos gigantescos. Uno es la pesca de arrastre industrial con las consecuencias que vemos ahora de desaparición de la fauna marina, y el otro, por razones económicas de corto plazo, fue permitir la sustitución del bosque nativo por especies foráneas que no son apropiadas para la zona central, porque degradan la tierra y porque son fáciles de incendiar al no permitir el crecimiento del sotobosque, con la consecuente desaparición de la fauna y flora que tenía el bosque nativo.

Como se sabe, el régimen de lluvias de la zona central es de solo tres meses anuales y nueve meses de sequía, lo que propicia el fácil incendio tanto de los pinos como de los eucaliptos, y bastó la modificación de solo una variable, que es la temperatura del aire a consecuencia del calentamiento global para que aparezcan los incendios forestales. Dos o tres grados más de aumento de la temperatura para el hombre parece poco importante, pero para la naturaleza es gravísimo: derretimiento de glaciares, sequía, incendios, etc. Estas dos especies son originarias de zonas donde llueve casi todo el año, de manera que no están expuestas a los incendios gigantescos como los que estamos sufriendo. Es una triste lección que nos da la naturaleza, de que el hombre no puede intervenirla sin pagar graves consecuencias” (Pecados ecológicos gravísimos, emol, 27 de enero de 2017).

Nótese que lo que en rigor es una consecuencia del progreso capitalista en sí mismo, es presentado como producto una grave omisión a nivel de las altas esferas de las decisiones “políticas” institucionales. Verdaderos “pecados” a los ojos de Dios.

Qué "malas autoridades" hemos tenido. Todos se quejan de eso. Por eso los fachos ya instaron a Piraña en las altas cumbres del Estado y por eso ciertos sectores de la burguesía necesitan nuevos partidos y un Frente Amplio: para cambiarlas y poner a nuevas generaciones, más conscientes y ecológicas. Jo jo  jo. No podríamos creer que son ingenuos en eso.

Por cierto, las autodenominadas “Juventudes Comunistas de Chile” acaban de declararse, en pleno año de 2017 después de nuestro señor Jesucristo (cuya mejor frase sin duda alguna fue: “Mi reino no es de este mundo”, anticipando así en varios siglos y hasta milenios al camarada Jacques Camatte), como “feministas y antipatriarcales”. Sin comentarios. Voy a juntar agua.

“El progreso es la catástrofe. La catástrofe es el progreso” (W.B.).

O también: El futuro ya se jodió.




This Heat (o Este Calor). Deceit,1981. Uno de los discos más apocalípticos que conozca.

Etiquetas: , , , ,


martes, enero 24, 2017

Estalinismo tropical. Un avión a.... 



Y así, mientras algunos secuestraban aviones para irse a Cuba, otros se iban a Corea del Norte. La crítica del estalinismo no era muy fuerte aún, o sólo se conocía la realizada por los gemelos envidiosos que era los trotskistas.

Pero bueno, se murió Fidel, en Corea gobierna el nieto de Kim Il Sung, y hasta supe que el ex-bajista de Les Rallizes Denudés que protagonizó el secuestro de avión como miembro de la Liga Comunista (Bundo) fracción del Ejército Rojo sigue ahí, pero está arrepentido de la acción, a la que califica de egoísta", y querría irse a Japón a pagar sus culpas (ver: Kyodo News, "Ex-Red Army Faction Member Says Airplane Hijacking Was 'Selfish'", March 31, 2010.)

Lo que casi nadie hizo fue desmitificar toda esa vieja mierda vendida como "socialismo", y el rol contrarrevolucionario de dicha asimilación. La muerte de Castro parece un buen motivo para avanzar en dicha crítica. Así lo intenta por ejemplo la Corriente Comunista Internacional en un texto reciente del que extraemos la parte final:

El estalinismo tropical de Castro
Uno de los argumentos teóricos que definen al marxismo son sus postulados internacionalistas. El llamado con el que Marx y Engels terminan el Manifiesto del Partido Comunista en 1848, sintetiza ese principio: “¡Proletarios de todos los países, uníos!” El mayor ataque que ha recibido el marxismo a partir de la llamada “revolución cubana”, justamente ha sido en la intensión de eliminar su condición internacionalista, supliéndola por el llamado a construir el “socialismo en un solo país”. En Cuba la tradición estalinista no tenía un gran arraigo, ni aún Castro o sus seguidores tenían cercanía a esa ideología y sin embargo la fuerza imperialista de la URSS logró imponerse como la fuerza dominante en la isla, transformar al Estado cubano en su satélite y hacer de Castro un servidor del estalinismo. Ya como dictador, Fidel Castro cumplió muy bien su mandato: someter el descontento y extraer la plusvalía de la clase obrera cubana, pero, sobre todo, extender la confusión entre los trabajadores del mundo sobre la falsa idea de que lo que existe en Cuba es socialismo.
En los países llamados socialistas, como en Cuba, los medios de producción están en manos del Estado, lo cual hace aparentar que no existe el capital, y sin embargo está presente, pero de forma despersonificada, de tal manera que no se percibe a un capitalista individual, sin embargo, la estructura burocrática cumple las funciones de la burguesía, es decir, comandar la represión, organizar la acumulación y asegurar la extracción de plusvalía. Es, a fin de cuentas, una representación burda del capitalismo de Estado[9]. La figura de Castro y el mito de la “revolución cubana” han permitido a la burguesía crear y fomentar la falsa idea de que la revolución socialista tendría que ser como en Cuba, es decir, ser un acto llevado por un grupo militarizado, autonombrado representante de los trabajadores y la imposición de una economía estatizada… Un principio defendido por Marx de frente a la diversas visiones utópicas y voluntaristas-aventureras que se pretendían revolucionarias, es que “La emancipación de la clase obrera debe ser obra de la misma clase”. Justamente si hacemos la comparación de la revolución rusa de 1917 y la llamada “revolución cubana”, podemos notar que mientras en la primera la clase obrera ésta organizada y activa a través de los soviets, en Cuba el grueso de la clase obrera se encuentra expectante y pasiva al avance de la guerra… Por la gran confusión que ha creado entre los proletarios del mundo la burguesía le debe mucho a Castro.
Hasta la muerte fiel… a la burguesía
El gobierno que se impone en Cuba luego de la toma del poder por parte del ejército de Castro, pudo sobrevivir gracias a las transferencias y contratos comerciales acordados con la URSS, al colapsarse la economía de la URSS (y con ella el bloque imperialista que comandaba), el Estado cubano queda sin padrinos y con una profunda crisis, la cual utiliza para justificar la imposición de medidas de racionamiento brutales a la población y ahondar las penurias de los trabajadores.
Ante la orfandad en que queda el gobierno de Castro, con el desplome de la URSS, desesperadamente busca mecanismos que le permitieran resarcir la dinámica de la acumulación. La estrategia que el estado cubano establece es la apertura al capital foráneo, primero al de origen español, pero luego, aprovechando que el gobierno venezolano de Chávez promueve la caricatura llamada “socialismo del siglo XXI”, Castro establece una alianza política que le permite recibir transferencias de la renta petrolera que recibió la burguesía venezolana durante la coyuntura de altos precios del combustible. De esta forma Chávez apuntalaba el proceso de acumulación de Cuba y a cambio recibía una transferencia de la carga mitológica de la que se ha levantado alrededor de Castro y la “revolución cubana”, ayudando a la confusión que hace pasar a la caricatura grotesca del gobierno de Chávez como una experiencia revolucionaria y de esperanza para la clase obrera.
Con la muerte de Castro (como con la de Chávez hace algunos años) la condición de los explotados no ha cambiado nada. No basta la muerte de un tirano para que las cosas cambien para los trabajadores; mientras el capitalismo se mantenga en pie, la muerte de un tirano será suplida por otro igual o más bestial, ya vemos como Raúl Castro repite las dosis de opresión y explotación para los trabajadores. Lo que sí es cierto es que la muerte de Fidel Castro permitirá a la burguesía dar un nuevo aliento al mito de la “revolución cubana” e intentar lanzar esa carga de ideas confusas a las nuevas generaciones de proletarios que no les tocó vivir ese período y por tanto esos mitos no tienen una afectación directa sobre ellos… de esa forma Fidel Castro aún muerto sigue sirviendo a la burguesía.

Etiquetas: , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?