<$BlogRSDUrl$>

jueves, noviembre 15, 2018

comando jungla: asesinos!!!! 


ASESINOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Matan a la gente y no tienen vergüenza, Preguntamos lo que pasa; pero se quedan callados, Cubren la evidencia y nos siguen mintiendo, Piensan que no nos damos cuenta de que son: Bush, Pinochet, Hitler, Baby Doc, asesinos Bush, Pinochet, Hitler, Baby Doc, asesinos No te quedes preguntando: que pasa? Quieres engañar todos que sepan. Tuy yo juntos empujamos Hasta la rebaja de los estados fascistas Bush, Pinochet, Hitler, Baby Doc, asesinos Bush, Pinochet, Hitler, Baby Doc, asesinos
 Bush, Pinochet, Hitler, Baby Doc, asesinos


Etiquetas:


martes, noviembre 13, 2018

Segunda Piel y el post-punk liminal/Hardcore post-punk: entrevista a C. Olea, de Disturbio Menor, x Latin Bliss 


SEGUNDA PIEL



El otro día me acordé de que una vez compré varios casets en oferta en una bencinera (a razón de 3 por mil pesos, creo), en la que casi como en un sueño de esos en que te encuentras plata, aparecían una tras otra Peel Sessions de bandas como Wire, Buzzcocks y...entremedio las dos sesiones de los Chameleons UK. No los conocía para nada. Cuando puse la cinta, de repente una canción realmente memorable salió de ahí..."Second skin". Tenía un efecto hipnótico en mí y  no podía parar de escucharla.

Ya no sé donde está el caset, pero en youtube aparecen tanto la versión original de su primer disco (1983) , va esta porque sale la letra en inglés y español), la de la sesión para JohnPeel, y una presentación notable en Camden en 1985 . Le mostré la canción a mi pareja, y de inmediato ya estaba igual de obsesionada que yo, aunque ella prefiere derechamente esa versión en vivo de 1985  (¡qué tiempos aquellos! Tantas bandas buenas todavía existían, y yo estaba en segundo medio y….fue el año que me emborraché por primera vez, con vino navegado helado y piscola, semanas antes de abandonar la hermosa región de Magallanes).

En verdad, se trata de una especie de canción doble, con una parte que dura hasta el minuto 3, y luego de eso el cierre que dura como 6 minutos más, y me parece sencillamente maravilloso. 

Nunca lo editaron como single, y por eso pasó inadvertida salvo para los fans más duros y los curiosos que seguimos explorando esos años del "post-punk".

Encontré un análisis muy detallado del tema, musical y líricamente hablando:

Según ellos, se trata de una especie de iluminación, o más bien, de una canción que describe una situación de “liminalidad”: 

“La liminalidad (del latín limes "límite" o "frontera") es cuando no se está ni en un sitio (que puede ser físico o mental), ni en otro. Es estar en un umbral, entre una cosa que se ha ido y otra que está por llegar. La enfermedad, la adolescencia, el duermevela o la locura transitoria, son estados liminales, como también lo son los viajes, ya sean por placer o por necesidad. También puede haber lugares liminales, como un aeropuerto o una cárcel, y pueden ser eventos personales o grupales. El concepto de liminalidad es una noción desarrollada en el libro "Ritos de paso", por Arnold Van Gennep,​ tomada posteriormente por Victor Turner, y alude al estado de apertura y ambigüedad que caracteriza a la fase intermedia de un tiempo-espacio tripartito (una fase preliminal o previa, una fase intermedia o liminal y otra fase posliminal o posterior). La liminalidad se relaciona directamente con la communitas puesto que se trata de una manifestación anti-estructura y anti-jerarquía de la sociedad, es decir, de una situación en donde una comunión "espiritual" genérica entre los sujetos sociales sobrepasaría las especificidades de una estratificación. Se trata, por consiguiente, del momento donde las distintividades triviales quedan suspendidas, lo que precisamente permite "el paso" entre una condición social y otra” (Wikipedia).

¿Será esa la sensación que transmite y por eso no puedo sacarme las melodías de mi cabeza hace como 3 o 4 días? Puede que sí. En todo caso, si todo el pop fuera así de bueno, no escucharía tanto ruido!!!!

--

¿HARDCORE POST-PUNK?: La entrevista.




Ya van 7 fechas con Disturbio Menor (Blondie, Comercio Atlético, LOF, Puerto Montt, Chillán, Arena Recoleta -con Varukers!!!-, y Perro Negro). Tantas que después de la segunda no hemos vuelto a juntarnos a ensayar, sólo a tocar en vivo. Quedan dos fechas programadas para este 2018: este viernes 16 en Matucana 100 y el 2 de diciembre en Talca, dentro del Festival Furia. (Por desgracia nuestro baterista no va a estar en Chile para una tocata que teníamos planeada para fin de noviembre  con Marcel Duchamp y Manuel de Combate). Luego de eso meditaremos reposadamente sobre cómo seguir adelante para el 2019.

Por mientras los dejo con la detallada entrevista que salió en LATIN BLISS, fanzine asociado a un sello de casets, distribuido en la tocata en Espacio Riesgo, Chillán. Fue respondida por el vocalista y por el bajista. En esta ocasión van las respuestas del primero.

VAMOS BIEN MAÑANA MEJOR
1 -Sudamérica, nos sigue quedando chica?

-C: ¡Sin duda! Nos sigue quedando chica porque el mito, el relato de los gobiernos democráticos ha continuado con el tópico que funda esta República: "el futuro esplendor", "vamos bien mañana mejor", "Crecer con igualdad", "los nuevos tiempos", "tiempos mejores". Y desde ahí, con mayor dramatismo que en los 90, está instalado en el sentido común de que somos la excepción "en el barrio". Cada vez más cercano al imaginario que Hollywood y los Medio de Comunicación han ayudado a fortalecer: el país a las puertas del desarrollo, ya más cercanos al estereotipo yanqui que inglés..o sea, una sociedad mediatizada, poca reflexión y debate político, presidentes empresarios, dos grandes bloques en el poder, una economía galopante, movimientos sociales más menos controlados, individualismo, etc...

Y agregando ahora la migración, que para muchos confirma "lo bien que estamos", todos quieren venirse. Tal vez era el elemento que faltaba para "parecer del primer mundo".

HERIDAS ABIERTAS
2 -Partamos por el final de la primera etapa. ¿Qué paso? Un día escucho un casete grabado con una presentación donde ejecutan una versión de Descendents; luego, a los meses, me prestan un VHS con Disturbio Menor, pero sin Cristian. Yo, a la distancia, no entiendo.

-C: Claro, debió ser más raro en una época en que los registros no fluían con tanta velocidad como ahora. Bueno, la historia más allá de los matices, está marcada porque había una relación de amistad desgastada. Yo en lo personal no me sentía muy cómodo. Con Julio éramos muy inseparables y en un proceso de crecimiento, sumado a personalidades fuertes, hay cosas que pueden suceder que detonan cuestiones que tal vez cada uno no tenía resueltas y explotan.

Cuando tomé la decisión de irme me dolió mucho porque era un proyecto que tenía una prehistoria, estaba encarnado en la existencia de cada uno de nosotros y que claramente estaba dando resultado.
Yo después, meses después pude ver la banda con Chico Leo. Era raro. La sentía como otra banda, es lógico, creo. Pero sí, era escuchar un vocalista que gritaba y no se entendía nada. Me pareció un poco triste, sé que es otro estilo, pero creo que uno de los aportes que entregó DM era que las letras se entendieran y no reprodujeran una fonética que sentía más anglo.

La parte instrumental, era más fiel a muchas búsquedas que siempre fueron parte de la banda y donde Lautaro y Mogles ya tenían más experiencia por lo que significaba Don Fango en sus vidas musicales.

Después de eso, durante el 98 y el 99 me fui reencontrando con viejos amigos con los que hicimos muchas canciones, en formato acústico. Me dediqué más a la militancia política también. Ya a principios del 2000 armamos Mentalpol y después Pornostalgia que significó la superación existencial del capítulo DM.

3 -Cristian, qué significo para ti que D.M. continuara presentándose, pensando por un lado desde la amistad y por el otro, desde lo creativo: parte de tus letras estaban ahí. Más aún, después de leer el zine que editaron tras el regreso, había más: mucho de lo que aprendiste y conociste tras ver a Los Prisioneros en 1987 estaba volcado en D.M.

-C: Si me remonto a lo que sentí en ese momento, fue decepción. De alguna manera sentía que había tocado durante muchos años con Lautaro y Mauricio. Nos conocíamos desde el colegio, entonces mi primer impulso fue sentir que no seguirían sin mí. Cuando me di cuenta que la banda era demasiado grande para ser desechada de una, entendí que quisieran seguir tocando; había muchas tocatas y posibilidades por delante. Respecto al conflicto con Julio, fue la guerra y después olvidarme. Como que el rencor fue intenso y de duración limitada, lo que creo que fue bueno. Pensar en armar otra banda también ayudó, cuando resultó lo de Pornostalgia me sentí más libre. Todo lo que no podía hacer en Disturbio Menor, sí lo podía lograr con ese nuevo proyecto...me refiero a reivindicar abiertamente influencias como la de Los Prisioneros u otras bandas que nuestra "anteojera" Hardcore Punk.

Ahora que miro hacia atrás, es mucho menos doloroso y todo parece menos grave. De hecho creo que se produjera todo eso le da sabor a este momento, nosotros mismos nos sentimos más libres de reírnos de lo que nos unió y nos separó; la vida nos ha ido regalando la sabiduría para poner las cosas en su lugar y darle su justa medida; ahora que todo resultó tan inesperadamente, podemos hacer lo que queramos.

4 -¿Cómo se gestó la reunión?

-C: Esto sí que tiene tintes literarios o cinematográficos si quieres. Incluso pensaba antes de esto que era más posible la caída del Capitalismo que la reunión de Disturbio Menor.

Me llamó Patán de los Enfermos Terminales. Primero me pidió el teléfono por Facebook, cuestión que me pareció rara, dije: este me quiere hablar de algo importante. Después al habla, me dice que tiene una productora y que traerá a Loquero a la Blondie. Y ahí caché pa donde iba la cosa. Acto seguido la invitación a tocar.

Yo al principio le dije que lo veía bien poco probable porque Lautaro estaba muy ocupado, que no lo veía hace un tiempo y que Mauricio sabía que no estaba tocando. Pero me respondió que Lautaro ya estaba conversado. Entonces mi pregunta obvia fue si quería que tocara la formación original. Me devolvió la pregunta: ¿te complica?...

Y en este punto, debo confesar que lejos de complicarme, me puse nervioso, pero eran nervios de emoción. Me imaginé lo extraño que podía ser hablar con alguien después de 21 años y juntarse a tocar.

Con Mauricio sabía que se motivaría y así fue, de una dijo que sí.

Patán no tenía el fono de Julio (y pa que fuera más cuático) yo le conseguí el número a través de una amiga que tenemos en común.

Espera tensa. Patán al otro lado del fono: "te aviso cuando sepa algo". Pasaron unos minutos: "dijo que sí"...no lo creía, pero dijo "¿por qué no?".

El resto fue juntarse, compartir unas cervezas y después de unas horas comenzar a recuperar una dinámica que felizmente no estaba muerta, sino que suspendida. Podíamos tocar juntos y disfrutarlo, no sería la reunión interesada y fría de una banda cualquiera.

ENTRE EL AMOR Y EL FRÍO

5 -Cuando comenzaron a tocar en los noventa se reunieron porque querían decir lo que ustedes pensaban en la clave musical que les gustaba; eran jóvenes, quizás con más tiempo, energía… Hoy día, ¿qué los instó a reunirse? Para tocar y decir lo mismo de hace 20 años?

-C: Lo primero, honestamente fue disfrutar tocando juntos para gente que sabíamos lo pasaría tan bien como nosotros, cantando estas canciones en un concierto.

Luego, sentir que la banda nunca nos había abandonado. Muchas de las cosas que dijimos en ese momento y cómo las dijimos, estaban marcando una quiebre con cierta tradición punk como también tributando esa herencia; por lo que actualmente, me sigue pareciendo intenso y necesario, porque lo que intentamos denunciar de ese momento histórico, se repite como loop discursivo. Y la forma de componer y sentir nuestra música fue una búsqueda constante. El Punk está constantemente en la encrucijada entre la repetición de una fórmula y la experimentación rupturista. Para mí lo segundo marcó nuestro proceso e incluso ahora sentimos que es necesario tocar esas antiguas canciones como las vivimos ahora y como nos gustaría que sonaran desde lo que somos hoy. Las canciones tienen vida, cada uno escucha una distinta y a través del tiempo se resignifican, creo que hoy estamos dándole otra vida...junto con eso, han venido nuevas ideas, saldrán nuevas canciones. Eso será la prueba de fuego, pero a nosotros siempre nos ha gustado el riesgo.

6- He conversado con integrantes de bandas que escribieron canciones en los noventa, y con varios hemos coincidido que en estos últimos 30 años continúan los mismos micro y macro problemas sociales con otros protagonistas pero los escenarios siguen siendo los mismos. ¿Qué piensan ustedes? Pues otro puñado dice que el resultado de las redes sociales ha generado ciertos cambios a la hora de enfrentar abusos e injusticias y el campo de batalla es distinto.

-C: Creo que hay problemas que no están resueltos, porque es parte del funcionamiento del Capitalismo. Hacernos sentir la crisis y aprovechar sus propias crisis, es parte de la dinámica. En Chile, particularmente, hay una revolución capitalista despiadada y de lo que se fundó a partir de ahí muy pocas cosas han cambiado, estructuralmente hablando. Junto con eso, la raíz originaria, la genealogía de esta República está marcada por la segregación, el autoritarismo, el patriarcado, el racismo y la explotación. Y los principales soportes del eje Estado-Capital siguen perpetuando bajos nuevas formas aquellas bases sobre las que se levanta toda esta mentira.

Lo que sucedió en un momento es que vivimos el repliegue. Vivimos la atomización y el discurso posmoderno que pudo parecer tan novedoso y literariamente seductor, terminó convenciendo a muchas y muchos de que había que resistir desde esa particularidad. A la vez, buena parte de la Izquierda Tradicional seguía anclada a la nostalgia setentera o en el pragmatismo acomodaticio de sobrevivir electoralmente y pelear un lugar en la política de Estado.

Seguimos con un gran bloque en el poder. Un monstruo de dos cabezas que habla sólo consigo mismo y se refiere al país, la patria y/o la nación cuando realmente están hablando de su propia clase y los que le obedecen.

Los campos de batalla siempre van mutando. El problema que veo ahora es que muchas veces no nos damos cuenta de que las batallas tienen múltiples frentes y hay que estar atento no sólo a la táctica y estrategia de nuestra Clase sino también la de nuestros enemigos y sus aliados.

La diferencia que yo establecería es que hoy el simulacro de la colectividad, reforzada por "redes sociales" (en la que muchas veces se cae más que se utiliza) nos impide percibir el profundo individualismo en el que vivimos; el cual termina siendo transversal, está en el lado del frente y en nuestra misma vereda.
  
7- ¿Tienen planes de crear más canciones? ¿Hoy, ustedes de qué hablarían? A mí me pasa lo siguiente, sobretodo con algunas bandas y personas, ligadas al punk y hardcore (y todos sus derivados), que parecieran estar detenidas en el tiempo, porque tratan temas con un espíritu adolescente-veinteañero y, obviamente, la mirada de una persona de 40, 50 años o más, independiente de cómo te vistas y suenes, es distinta… pero claro, por otro lado hay gente que su vida (y trabajo) está ligado al hardcore punk y tienen una experiencia de vida limitada, eso también es entendible… la famosa burbuja.

-C: uff ese sí que es desafío. Yo parto de una desconfianza y crítica al discurso generacional. Si bien ha generado históricamente mucha fuerza, cohesión y energía, creo que debe ser superado. Desde ahí me parece que bandas que mantienen ese espíritu en las letras y en la música que hacen, no sé, creo que reflejan una parte del mundo hardcore punk que no comparto, pero con el que me interesa dialogar críticamente. El punk envejece, porque nosotros envejecemos, el punk son las personas que lo construimos, las que pasamos por él. Hay un despertar adolescente y una energía juvenil, pero la rebelión no tiene fecha de vencimiento. La juventud es una energía que va más allá de nuestra edad cronológica; hay tanto joven conservador y aturdido por este sistema, matándose por la farsa de la meritocracia. Creo que nosotros estamos muy frescos, cansados, pero frescos. No hemos dejado de buscar, de cuestionarnos y luchar; eso debe traspasarse a los procesos creativos.

Hemos pensado en canciones nuevas y lo que ha surgido en torno a esa posibilidad es bastante prometedor. Insisto en que aquella química que teníamos para pensar en canciones, se mantiene intacta...sin embargo, estamos tan metidos haciendo cosas, nunca nos detuvimos, trabajamos e hicimos nuestras familias, sin dejar de crear. Seguimos viviendo y pensando un mundo distinto desde las derrotas y pequeñas victorias, cantar desde aquí será ahora nuestra forma de aportar al proceso de lucha que seguiremos dando con todas y todos. ¡Ojalá salgan!

8- De hacer nuevo material ¿Seguirían por Masapunk o darían nombre a otra etiqueta? ¿Masapunk hoy en día los representa?

C: De Masapunk hemos sabido indirectamente, tenemos muy buena onda con todo el mundo que fundó y siguió con el proyecto. Fuimos parte de él activamente.

Sin embargo, por ahora no hemos pensado en aquello. Estamos haciendo todo nosotros mismos, a un ritmo muy rico. Lo más posible es que siga siendo así. Si queremos hacer algo más grande, no sé, grabar un vinilo o algo, sería interesante hacerlo con la colaboración de más gente. Si es con Masapunk la raja, si es con ellos y más gente, mejor.

9.- ¿Cuáles son los temas de hoy más urgentes a enfrentar hoy? Como si nada tenemos ideas de extrema derecha con espacios en todos los medios de comunicación. Hubo una marcha a favor de los derechos de la mujer que termina con agresiones con arma blanca. Tarde, pero están cayendo algunos abusadores de la Iglesia. Chile está polarizado, dicen… ¿Está polarizado? ¿O nunca dejó de estarlo? Pero de que estamos enojados, lo estamos.

-C: Para mí el tema que más me obsesiona es disputar el sentido común. Revertir las creencias que se instalan y se refuerzan diariamente para que sigamos repitiendo el idioma de nuestros dominadores. Lo más urgente es hablarle a mundos divesos, no a los convencidos.

La arremetida fascista es la cara despiadada de lo que ha instalado el bloque en el poder. Ahora el Neoliberalismo puede tener también una versión conservadora y autoritaria. Aquel mundo que sentían se caía a pedazos puede tener una segunda oportunidad. Lo terrible es que nuevamente la salida a aquel infierno será siempre volver sobre los ya conocidos miserables que han administrado la herencia de la Dictadura. Cambiar para no cambiar. Por lo tanto, la polarización es un discurso que se levanta como cazabobos y ahí pueden caer todos. Así que creo que hay que seguir atentos y atentas, ya que las supuestas posiciones "moderadas" son las que terminan aprovechando el escenario. Hacen el negocio y se llenan la boca con el populismo de derecha y de izquierda, para eternizarse y mantener sin alteraciones el modelo.

10.- ¿Cómo se llevan con las nuevas generaciones? Millenials, Centellials, no sé qué más nombres han aparecido para etiquetar los gustos, pasiones y cultura de los jóvenes. ¿hay algún tipo de vínculo laboral, de amistad…?  ¿Cómo ha sido la recepción de los más jóvenes con su música, su mensaje? ¿O derechamente su público es adulto?

-C: Aún no lo sabemos. Creo que hace falta tocar más para profundizar en eso. El día de Blondie me pareció ver a la gente que históricamente estuvo como también a muchas y muchos que nunca nos habían visto en vivo. Fue muy emocionante. Aparecieron aquellos adultos que iban a las tocatas, aquellos que tenían un vínculo desde lo ideológico con la banda y estábamos todos ahí cantando junto a las gargantas más juveniles.

Ahora que lo pienso, para mí sería lo ideal, poder ser una banda que le habla y se identifica con ese mundo que cree en el encuentro intergeneracional. Aquellas personas que piensan la continuidad de su vida, pudiendo tener todos los cambios posibles, como una lucha que se da hasta desaparecer de este planeta y más allá.

11.- Cómo sortean el día a día con las redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, Snapchat y otras aplicaciones como Whatsapp)? Ustedes vienen de la época de las cartas, encomiendas, llamadas telefónicas, fanzines, afiches pegados en los muros reales y no virtuales. ¿Da nostalgia o les acomoda esta nueva forma de comunicación?

-C: La nostalgia por aquella época termina siendo transferida a la manera en cómo enfrentamos estas redes sociales. Julio es el más distante de aquel universo. Creo que en general las utilizamos para mover nuestros proyectos musicales y para compartir información. Creo que permite desarrollar contactos interesantes, compartir opinión, organizarte para acciones concretas. Sin embargo, también puede terminar haciéndote creer que todo el mundo piensa similar a ti y que las cosas pueden ser mejores, cuando en realidad eso el efecto de una segmentación programada.

TIEMPO RAZONABLE

12-Cristian, en tu rol de profesor, ¿qué opinas de Aula Segura? Están divididas las opiniones pese a la ofensiva comunicacional de Gobierno que, mediante imágenes de violencia unilateral, han tratado de levantar el tema ¿La sala de clases es un lugar peligroso para trabajar?

-C: Aula Segura es otra manifestación más de cómo entiende el Neoconservadurismo la Educación y la escuela. Desde las aulas de la educación pública ha nacido buena parte de las experiencias de lucha colectiva e individualidades que han enfrentado las políticas neoliberales. La educación pública a su vez es una de las áreas más afectadas de los derechos sociales. El Estado ha ido deshaciéndose de lo que siente un lastre, en su política de licitar, concesionar todo rincón de la vida a la iniciativa privada.
Entonces no es novedad que aquellos jóvenes que viven uno de los mayores embates del capitalismo, reaccionen y se movilicen. Ahora, yo tengo una visión crítica del estado actual en que se encuentra el movimiento estudiantil en general. Espero que exista un proceso de reflexión y autocrítica, junto con una mayor profundización de la acción política anticapitalista desde los estudiantes. Sin embargo, para que eso ocurra, creo que debe existir organización y ausencia de sectarismo; cosas que hoy están instaladas en la cotidianidad escolar y universitaria.

Aula Segura es la salida represiva y un esfuerzo regresivo ante una cultura democrática que los estudiantes fueron intentando instalar en los liceos. Los y las docentes también hicieron un esfuerzo en ese sentido. Una buena parte de los y las que estudiamos pedagogía en los 90, fuimos compartiendo los espacios escolares y aportando en ese sentido. Hoy el Colegio de Profesores puede sufrir cambios, porque existe también un cambio generacional junto con un cambio de paradigma de cómo entendemos la organización de los trabajadores de la Educación.

Hoy, el gobierno de Piñera pone esta solución, luego de como siempre dejar que la crisis escale. Lo que ha pasado con la violencia es lo que ha pasado también con el financiamiento. Dejan el barco a la deriva, dejan que todo fracase para luego aparecer con la medida extrema rectificadora. En este caso, no pueden pensar que la comunidad en su conjunta pueda enfrentar de otra manera la cultura escolar, desde el diálogo, la convivencia democrática real y por qué no estableciendo normas entre todos los estamentos. Puede que alguna situación de violencia, ya sea un profesor a un estudiante o al revés, termine con sanciones, pero esto no puede nacer desde una figura unipersonal ni saltándose los mínimos derechos que cualquier sujeto debiera tener.

Hoy hay profesores de Santiago que viven en la tensión permanente y esa situación han permitido que crezca y que las comunidades escolares se fracturen aún más. Entonces cuando todos desconfían de todos y se ve al estudiante como un enemigo (o un delincuente dijo el más probo) la medida ejemplificadora, la medida urgente, termina viéndose como la única salida. La misma lógica del Golpe Militar pero en la micropolítica de la Escuela. ¡Necesitamos que alguien nos salve!

13- Para mí el hardcore punk que me tocó conocer en la mitad de los noventa fue muy importante porque había un mensaje de tolerancia, de respeto, de apoyo y de aprendizaje que en otras áreas de la vida social no veía, algo en lo que ustedes tuvieron mucho que ver. Tanto así que causas tan masivas hoy en día no me parecen novedosas, están en mi ADN, porque las hice mía hace tiempo… para ustedes, qué les deja Disturbio Menor y lo que hicieron en esos años?, pensando que ustedes eran generadores de contenidos, ya sea musical, a través de fanzines, entre otras cosas.

-C: Toda esa experiencia fue para mí una gran escuela de la política de lo cotidiano. Fue un salto importante, conocer mucha gente, reflexionar y crear desde una subjetividad libertaria. Sobre todo, en un tiempo en que la herencia del mundo libertario no tenía mayores referentes cercanos, las experiencias históricas del Anarquismo en Chile eran un bonito pero lejano espejismo.

Por lo que aquella experiencia fue muy intensa. Sentíamos que estábamos diciendo algo que era compartido y que crecía a gran velocidad. Y al mismo tiempo, en torno a la música habían más cosas, todo un mundo.

Comenzamos a ocupar todo el tiempo y la energía en esto. Aunque para mí ser anarquista era primero, ser punk lo segundo. Así me lo explicaba en ese momento. Ahora pienso que era un proceso en que la contracultura punk permitía coordinar ese disturbio menor, que en el futuro habrían nuevos desafíos.

En ese momento, creo que alcanzamos una primera maduración ética y estética. Lo que vino después, todas las vueltas que nos dimos, nos fueron arrojando a otros espacios. En lo personal, abrirme a lo diferentes; salir al encuentro de lo intergeneracional; poder ir más allá de la burbuja contracultural, me hizo crecer, sin abandonar todo lo que traía conmigo. Hay mucha gente con la que me encontraba años después en organizaciones políticas y/o sociales. Compartíamos esa escuela, pero que creo que es muy noventera. En la actualidad creo que la cercanía entre esos mundos debiera ser mayor, lograr permearse, pero para eso creo que falta.

14- ¿Qué se ven haciendo de aquí a 20 años más? Palabras finales…

C: Primero espero vivir 20 años más en una condición digna como para que valga la pena hacerlo. Me veo disfrutando de mis hijos grandes, eso sería maravilloso. Y viendo nacer más canciones en el formato que sea, tocando en una banda o como solista. Nunca he dejado de hacerlo y si la condición física me lo permite seguiré haciéndolo.

Quiero seguir grabando en mi casa o en la de amigos, en alguna sala o en un parque. Nunca detener ese proceso de buscar música en mi cuerpo y en mi entorno.

Me veo en el frente de jubilados, dando nuevas peleas o disfrutando de las victorias del futuro. Espero también beber una cerveza y reír con mis compañeros de Disturbio Menor, escuchando la música que nos hace sentir vivos y jóvenes.

Gracias por la entrevista.

Etiquetas: , , ,


viernes, noviembre 09, 2018

Lucía muérete 



A REAL STORY:

Cuando tenía 10 años y llevaba uno o dos viviendo en Punta Arenas, Pinochet visitó la zona. Creo que fue ahí cuando se atribuyó la destrucción de la sede de la Universidad de Chile, a la que le puso U. de Magallanes, y la vendió como un regalo al pueblo magallánico. OK….bueno, en la XI región aún muchos le prenden velas por haberles regalado la carretera austral.

La cosa es que con un primo de mi edad que estaba de visita desde Valparaíso, acompañamos a mi madre a la Zona Franca, que era todo un panorama de vitrineo en esos años previos a la masiva instalación de malls y otros centros comerciales.

Mientras mi madre estaba haciendo compras, con mi primo paseábamos jugando por los pasillos. De repente al llegar una esquina vemos una escena de terror: luces, cámaras, guardaespaldas y…..¡la Lucía!!! La Tirana iba saludando a cuanto niño de le atravesaba en su camino, haciéndole arrumacos y acariciando las mejillas. Era un espectáculo realmente terrorífico, y de inmediato nos dimos cuenta de que habíamos entrado en su órbita visual, y se estaba empezando a acercar hacia nosotros.

Salimos corriendo lo más rápido que pudimos como niños de 10 años, y entramos a una tienda de ropa, donde nos escondimos entre varios abrigos que estaban  colgados.

Aún recuerdo la cara de miedo de mi primo mientras preguntaba si la vieja ya se había ido. Yo asomé la cabeza, y ví que ya no estaba.

Uffff. Tremenda salvada. No hubiera podido soportar el agravio enorme de haber sido saludado por esta vieja de mierda.

En fin: mañana es la primera versión del festival MUÉRETE. Si juntamos fuerza mental desde ya, puede que lo logremos, como esa vez que tocamos con Fracaso en el Bar Il Consiglieri, y King Gordo quemó y meó un retrato de Pinochet, y gracias a esa psicomagia el Tirano murió dos semanas después.

Vienen desde Chillán los Culpables, una de las bandas más enérgicas y frescas que he visto en el último tiempo. Va una pequeña muestra de esa tocata en Chillán el sábado pasado, Disturbio Menor interpretando “Armado y sin cerebro”.


Nos vemos.

Etiquetas: , ,


miércoles, noviembre 07, 2018

Fascismo y antifascismo/Crímenes de Estado en las cárceles-empresa 




Ganó Bolsonaro en Brasil y una vez más los demócratas del mundo y de Chile se asustan, porque encuentran perfectamente tolerable el capitalismo cuando el Gobierno queda a cargo de la socialdemocracia, pero creen que es el fin del mundo cuando gana la ultra derecha. Incluso viejxs amigxs que rara vez se han asomado a una urna, ya empezaron con la cantinela de que por culpa de nosotros los que nunca hemos votado, es posible que gane Kast en las próximas elecciones del….¿cuándo son? No tengo idea.

Como si cambiara mucho las cosas en un orden global totalmente sometido al sistema capitalista el que un país sea dirigido por tal o cual representante electo. Como si en Chile las leyes más represivas del último tiempo no hubieran sido dictadas por obra de la Concertación/Nueva Mayoría. Como si la policía pegara más suave cuando la intendenta es la Tohá en vez de Monga. Como si a Mauricio Hernández no lo hubiera torturado todo este tiempo en la cárcel brasileira el PT, antes que Bolsonaro….En fin, se vienen tiempos duros en cuanto a cretinismo democrático-electorero, y por supuesto que Barrot tenía razón: el peor producto del fascismo, es el antifascismo!

(Otro paralelo: como se ha revelado en estos días a raíz de un documental, la dictadura prohibió la visita de Queen a Chile, porque las viejas de mierda que oficiaban de primeras damas en la Junta Militar de Gobierno encontraron que “promovía la homosexualidad en la juventud”. Lo chistoso es que poco después, en la democracia de Aylwin, prohibieron la entrada de Iron Maiden, a sugerencia del asesor canuto de ese gobierno, el sociólogo “experto en sectas” Humberto Lagos, que estimó que promovían a Satanás!!! ¿Qué es más absurdo? Juzgue Ud.).

Sobre este supuesto “ascenso” del fascismo se han hecho varios artículos en la web, entre ellos los de Felipe Ramírez y Rodrigo Karmy en El Desconcierto. Pero lo único realmente lúcido que he leído es este breve y contundente texto firmado por Atopos Blaidd, que obviamente sacó ronchas entre todos los demócratas izquierdistas.

La ultraderecha nunca ha accedido al poder político para derrotar a la clase trabajadora e impedir que haga la revolución. Cada vez que la ultraderecha ha llegado al poder, es porque la clase trabajadora ya había sido derrotada. ¿Por quién? Por la democracia. Por el progresismo. Por la izquierda.

Si Bolsonaro ganó las elecciones, es porque antes de su llegada tres gobiernos sucesivos del Partido de los Trabajadores se encargaron de aplastar cualquier rastro de fuerza propia y combatividad que pudiera quedarle a la clase trabajadora de Brasil. Al igual que en 1970 Allende inició su mandato garantizándole a la burguesía chilena que sus intereses no serían amenazados, asimismo Lula da Silva empezó a gobernar en 2003 prometiéndole a los grandes empresarios y banqueros internacionales que ninguno de sus intereses en Brasil correría riesgo alguno. 

En efecto, Lula gobernó para garantizar el pago de la deuda pública, asegurando al capital un piso mínimo de estabilidad fiscal que le permitiese invertir con seguridad. Ninguno de los gobiernos del PT alteró en nada las condiciones de la explotación social y la acumulación capitalista en Brasil. Muy por el contrario, tales gobiernos fueron el soporte de una “amplia negociación nacional” destinada a garantizar que la explotación capitalista pudiese proseguir sin contratiempos. 

Para cumplir su cometido, a lo largo de sus tres períodos de gobierno el PT cooptó y puso bajo su control a la mayoría de las dirigencias sindicales y sociales, transformando a los líderes populares en ministros, asesores de mercado, administradores de fondos de pensión e inversionistas. Simultáneamente, con tal de preservar las bases de su poder, el PT se puso a sí mismo bajo control de las fuerzas más reaccionarias representadas por el capital agrario, el empresariado de la industria nacional e internacional, el sistema financiero y la teocracia evangélica. 

Mientras gobernaba para los propietarios de Brasil, el PT se las arregló para anestesiar el descontento social con una calculada combinación de programas sociales y terror represivo. Cuando Lula aceptó dirigir la Misión de ocupación de Haití en 2004, no sólo le demostró a EEUU que era un aliado confiable para aplastar democráticamente la protesta social en el continente. Al llevar al ejército brasileño a los barrios pobres de Haití, le proporcionó a las tropas un laboratorio para intervenir en las favelas de Río de Janeiro, tal como ocurrió durante las masivas agitaciones populares en contra del Mundial de Fútbol del 2014.

Durante los gobiernos del PT la producción de alimentos en Brasil disminuyó en más de 35%, con el consiguiente aumento de los precios cobrados a la clase trabajadora, debido a las facilidades dadas a las multinacionales agrarias para introducir monocultivos. 200 mil campesinos fueron desplazados mientras que 4 millones perdieron sus tierras a manos de las grandes empresas agropecuarias. Fue bajo los gobiernos del PT, y no bajo gobiernos fascistas, que la deforestación de la Amazonía alcanzó el "punto de no retorno". 

Fue el gobierno de Dilma Rousseff, y no uno fascista, el que recalificó los cortes de carreteras y las tomas de tierras como delitos terroristas. Fue bajo esos gobiernos progres, y no bajo el fascismo, que los comandos de la muerte sembraron el terror entre los más desposeídos de los desposeídos en las grandes urbes del Brasil. Fue bajo gobiernos socialdemócratas, y no de derecha, que las cárceles de Brasil batieron los récords mundiales de hacinamiento y degradación de las condiciones de "vida" de los reclusos. Fue bajo esos gobiernos de izquierda que la clase trabajadora y los oprimidos de Brasil conocieron el umbral más bajo de la humillación y la vergüenza. Al proletariado de Brasil lo derrotó la democracia, no la dictadura.

Lo cual, por cierto, no es ninguna novedad. Mussolini accedió al poder cuando el proletariado italiano ya había sido derrotado por los compromisos electorales de los "partidos obreros y populares". Hitler fue designado como canciller por el presidente Hindenburg, quien había recibido el apoyo de los socialistas que veían en él un baluarte de la democracia contra el nazismo. En 1973 Allende, en vez de poner en los ministerios clave a representantes de los trabajadores, puso a los militares, mientras los partidos de la UP votaban una Ley de Control de Armas para desarmar a la clase trabajadora y entregársela en bandeja a las tropas pinochetistas. Quince años después, fue la Junta Militar la que organizó la transición democrática, cumpliendo al pie de la letra la doctrina formulada por Jaime Guzmán, quien fue al mismo tiempo el más democrático de los fascistas y el más fascista de los demócratas.

Como todos los fascistas, Bolsonaro ha llegado simplemente a ordenar los negocios después que la democracia progre sacó del juego al proletariado de Brasil, reduciéndolo a nada.

Tengan esto en cuenta cuando se pongan de nuevo a lloriquear por "la llegada del fascismo". Estos lamentos llegan demasiado tarde. Tendrían que haberse lamentado así, tendrían que haber entrado en pánico y haberse indignado cuando la izquierda socialdemócrata desarmó al proletariado, lo maniató y le hizo adicto a las comodidades, a la anestesia y a las mentiras. El lloriqueo asustado que se deja oír por todas partes hoy, es patético. Sólo demuestra que quienes gimen habían estado durmiendo, viviendo en una fantasía, rehusándose a ver la sangre que brotaba frente a sus narices y la mierda en la que se hundían poco a poco, al son de elecciones y batucadas.

En realidad, la llegada del fascismo nunca es tan mala como parece a primera vista. Al menos, ofrece la oportunidad de desengañarse, madurar y hacerlo un poco mejor de aquí en adelante.


Hablando de las leyes represivas de la socialdemocracia chilensis, la agenda corta del año 2008 generó el más alto incremento en la población penal que se conociera hasta ese momento, llegando a casi 50 mil presos. No olvidemos que previo a ello el socialista Lagos inventó el negocio de las cárceles concesionadas, que son el mayor matadero de carne proletaria que exista en Chile hasta el día de hoy. Sea en manos de gendarmes, o de otros presos, se trata por supuesto de verdaderos Crímenes de Estado, que demuestran que la fase terrorista de la dominación no se acabó con la acumulación originaria ni los genocidios de pueblos originarios, sino que sigue día tras día hasta hoy.

Consideremos además las modificaciones a la Ley de Control de Armas que hicieron hace pocos años no los fascistas de Kast, sino que la democracia socialista de Bachelet, y veremos que en comparación a meras amenazas como la “ley Hinzpeter” en el primer gobierno de Piraña los hijos de la II Internacional continúan siendo enemigos claros de cualquier emancipación humana.

¡Pero los progres e izquierdistas se movilizaron contra la Ley Hinzpeter, y dejaron pasar sin rechistar las agendas cortas y demases paquetes represivos de Lagos/Bachelet! Y mientras más se acerquen las elecciones más van a seguir hinchando para que vayamos y votemos por el "mal menor"....

Un ejemplo muy evidente de la cobardía represiva del Estado conducido por el partido que sea es el reciente asesinato de Kevin Garrido en la cárcel-empresa Santiago 1. Pero veamos bien este hecho: a Kevin se la encarceló por poner dos bombas de noche, sin víctimas, contra emblemas del sistema represivo. 

Al momento de cometer tales delitos, tenía 18 años de edad, y lo condenaron a nada menos que 17 años de cárcel, sin necesidad de invocar el fantasma del terrorismo ni las complejidades de la Ley 18.314, sino que usando exclusivamente la Ley de Control de Armas, la misma ley que la UP usó para desarmar a los Cordones Industriales, reformada ahora por enésima vez, por la Nueva Mayoría. Si hubiera tenido 17 y no 18, ni siquiera se hubiera ido a una cárcel como esa, sino que a las del SENAME.

Recordemos que a Manuel Contreras por la colocación de una bomba en Washington que mató a dos personas (Letelier y Moffit), se le condenó a …..¡6 años de cárcel!

A Kevin lo enviaron a una muerte segura en estas cárceles de mierda, a manos de otro preso, pero con la complicidad evidente de los custodios. La responsabilidad del Estado es evidente.

Hoy salen a la calle desde sus jaulas educativas estudiantes desde 7° básico, conmovidos y enrabiados por este asesinato de Estado, y el Estado aprovecha la ocasión para disimular el “estancamiento del crecimiento económico” arremetiendo en una guerra declarada contra la juventud antisistémica, urgiendo al resto del Estado para aprobar ya su ley de “Aula Segura”.

No podría ser de otro modo.

“Para la sociedad, en su favor, no quiero inventar algún dispositivo nuevo con el objeto de que ella se proteja. Confío en ella: ella sabrá bien, sola, cuidarse del gracioso peligro que son los niños criminales. Es a ellos a los que hablo. Les pido que no se avergüencen jamás de lo que hicieron, que conserven intacta en ellos la rebeldía que los ha hecho tan bellos” (Jean Genet, El niño criminal).


Etiquetas: , , ,


jueves, octubre 25, 2018

Disturbio Menor en mini-gira al Sur/Estruendo 2.0 


-Si bien parecía más probable que se acabara el capitalismo de una buena vez antes que una reunión de Disturbio Menor en el año 2018, lo cierto es que la banda ya ha tocado en tres fechas, y se vienen unas cuantas más, incluyendo estas fechas en el Sur de Chile. ¡Nos estaba quedando chico Santiago! 



Por supuesto, habrá mesa de publicaciones, y entre ellas, además de las usuales, tendremos copias del nuevo libro de nuestro viejo colaborador, el Licenciado J.C.

-Va la intro del autor a esta versión reforzada de Estruendo, con 3 textos más.

Es bastante larga para un blog,  así que recomendaría leerla escuchando las primeras grabaciones de Pink Floyd, hacia 1965, y si aun así no han terminado, seguir con las Peel Sessions de T. Rex en 1970.



Introducción

Estos materiales fueron elaborados entre los años 2010 y 2012, y cumplían una doble función. Por un lado, servían como parte de una Tesis de Magister en Derecho Penal sobre el delito de asociación ilícita terrorista: una de las figuras más curiosas y políticamente peligrosas del ordenamiento jurídico-penal chileno, en que se amalgaman la legislación propia del Código Penal de 1874 con la Legislación Antiterrorista de la dictadura de Pinochet: la Ley N° 18.314, aprobada en 1984, modificada y relegitimada en diversos momentos de la transacción democrática posterior (1), y que aún hoy en pleno siglo XXI continua siendo un importante vehículo de criminalización de la disidencia política radical.

Dicho Magister no fue cursado por motivaciones academicistas (2) sino que obedecía a razones bastante prácticas, pues el estar a lo menos cursando estudios de postgrado era ya en ese entonces un requisito formal mínimo para poder trabajar como profesor universitario. Dicha presión objetiva me llevó a interrumpir mis habituales lecturas autodidactas de criminología (3) y otros temas favoritos, para centrarme en el estudio formal del Derecho Penal de fondo y procedimental.

La casualidad quiso que a poco de haber iniciado dichos estudios el Estado chileno -a través del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, la Fiscalía y las policías-, asestara un fuerte golpe represivo al entorno anarquista y/o libertario de la Región Metropolitana. Esta espectacular operación consumada el 14 de agosto del 2010 había sido anunciada por la prensa a lo menos desde el año anterior, y se había ido impulsando y afinando en todos sus detalles desde que Piñera y Hinzpeter llegaron al Poder Ejecutivo y designaron a Alejandro Peña, en ese entonces cabeza de la Fiscalía Metropolitana Sur, a cargo de la investigación penal de la larga serie de atentados explosivos bautizada como “Caso Bombas”.

Ante las dudosas pruebas relativas a la participación concreta de determinados individuos en la colocación de bombas, el Poder, bastante inquieto por esta “ofensiva antiautoritaria” que se venía intensificando justo antes del inicio de una gran agitación social estudiantil (que llegó a su peak en el 2011-2012), recurrió precisamente a invocar la existencia de una fantasmal asociación ilícita anarco-terrorista como fundamento de una política represiva orientada al conjunto del ambiente okupa y anárquico, o como a partir de entonces le dice la policía: la “escena anarco-libertaria” (4).

En ese contexto, la opción obvia fue dedicar esos estudios de Derecho Penal a analizar detalladamente esa figura penal tan extraña (la asociación ilícita en general, que se sanciona por el mero hecho de organizarse, aunque no llegue a cometer delito alguno de su “plan criminal”), y su vinculación con la legislación antiterrorista, desde la profunda convicción de que el terrorismo es por sobre todo un sistema de dominación, no de resistencia a la misma, y que por ende la asociación ilícita terrorista es una forma organizativa autoritaria y jerárquica, un “Estado dentro del Estado”, que en caso alguno podría ser aplicable a quienes se definen precisamente por su oposición frontal a toda autoridad.

Así, la finalidad académica coincidió felizmente con la finalidad de preparar una adecuada defensa penal de las individualidades que fueron sometidas a esta maniobra, y que fueron encarceladas por casi 1 año bajo acusaciones de liderazgo, pertenencia y/o financiamiento de las actividades de esta peculiar asociación ilícita terrorista.

Los resultados del “Caso Bombas” fueron de todos conocidos, en su dimensión de gran fiasco investigativo y absoluto fracaso judicial. La Ley Antiterrorista en la versión que quedó desde fines del 2010 (cuando se eliminaron las “presunciones de finalidad terrorista” por el uso de artefactos explosivos o incendiarios) siguió siendo en estos 8 años un importante vehículo de represión, justificando largas prisiones preventivas de decenas de personas en la Región Metropolitana y la Araucanía, pero fracasando una y otra vez en la pretensión de fundar condenas por delitos terroristas, a excepción de dos curiosísimas sentencias en procedimiento abreviado aplicadas con su consentimiento a Raúl Castro Antipán, un informante de la Inteligencia de Carabineros. Recién en los últimos meses el Estado ha podido condenar por terrorismo a tres personas en el Wallmapu (en el segundo Juicio Oral, y basándose en las declaraciones de un “delator compensado”, a pesar de sus retractaciones posteriores y denuncias de haber sido apremiado por la policía para declarar) y una sola persona en Santiago, por la bomba en metro Escuela Militar en septiembre del 2014, a pesar de que en su momento el Ministerio Público habló de que los responsables eran una “célula hermética y compacta”.

En el intertanto, y después de tantos fracasos, el segundo gobierno de Bachelet (con la “Nueva Mayoría”, es decir, la vieja “Concertación de Partidos por la Democracia” más el “Partido Comunista de Chile”), hizo aprobar sin mucha publicidad una importante modificación a la Ley de Control de Armas y Explosivos (N° 17.798 (5)), incorporando expresamente mediante la Ley 20.813 del año 2015 las colocaciones de bombas en el artículo 14-D (6), y modificando el régimen de penas sustitutivas, haciéndolas inaplicables a este tipo de delitos, siguiendo así el modelo de la llamada “Ley Emilia” (7).

La intencionalidad era clara: dado que los tribunales en los pocos casos en que dictaban condenas no aplicaban la Ley Antiterrorista sino que la Ley de Control de Armas (por lo general en concurso con el delito de daños), se optó por endurecer esta última, generando un efecto inmediato: la inevitabilidad de largas prisiones preventivas, que ante la certeza de una “pena efectiva”, sin beneficios, ya no parecían medidas cautelares desproporcionadas en relación a la pena probable. Por esa vía se mantuvo en prisión a decenas de jóvenes como producto de las agitaciones sociales de los años recientes, evitando la excesiva publicidad de años previos y sin necesidad de perderse en debates y pruebas relativas al “dolo terrorista”.

En paralelo a dichos esfuerzos, el año 2014 se presentaron dos proyectos para modificar la Ley Antiterrorista, uno por parte de un grupo de Senadores de Renovación Nacional y otro por la Presidencia de la República a cargo del segundo gobierno de Bachelet. El año 2015 el Senado decidió refundirlos en una tramitación conjunta (8), y en abril del 2018 el Ejecutivo conducido ahora en por Piñera -también en un segundo mandato-, presentó dentro de la misma una Indicación Sustitutiva que en rigor constituye una especie de tercer proyecto de ley.

Si la socialdemocracia bacheletista de la Nueva Mayoría había pretendido por unos meses al inicio de su segundo mandato tantear mediante una Comisión de Expertos la posibilidad de derogar la Ley 18.314, planteando la necesidad de incorporar estos tipos penales dentro de la legislación común (Código Penal y Código Procesal Penal), el proyecto que finalmente enviaron al Congreso solamente modifica el contenido de dicha legislación especial, y lo mismo hacen el proyecto de los senadores RN y la indicación sustitutiva del actual gobierno.

Lo más llamativo en estos proyectos es que pretenden desligarse de la tradicional figura de la asociación ilícita, para abrirse tanto a la posibilidad de “organizaciones horizontalmente constituidas” (9), a células descentralizadas y autónomas que incluso sin contacto entre sí mantengan una adhesión a un mismo programa de violencia, como al así llamado “terrorismo individual” de lobos solitarios (con Ted Kaczynski, el Unabomber, como modelo de referencia).

Los textos aquí reunidos corresponden a distintos capítulos de la Tesis titulada “Enemigos del Estado” (10). El capítulo inicial en esta selección fue en su momento difundido como un texto autónomo, bajo el título de “El estruendo de la batalla”, y a fines del 2013 fue publicado bajo el nombre de “Estruendo” por Ediciones del Perro Negro.

El segundo texto, “Algunas consideraciones sobre el ‘Derecho Penal de bombas’” también fue difundido como un texto aparte, levemente modificado, pues ahí se trataba de dar cuenta de las distintas posibilidades que el ordenamiento jurídico chileno ofrecía para hacerse cargo de las colocaciones de artefactos explosivos. Debemos recordar que en esos años el discurso del poder represivo insistía que en que necesariamente toda colocación de bomba era en sí misma un delito terrorista, y que no existían otros tipos penales aplicables a dichos fenómenos. La percepción comenzó a cambiar cuando hacia el año 2014 se produjo una verdadera moda de usar artefactos explosivos por parte de la llamada “delincuencia común”, como medio para poder destruir cajeros automáticos y apoderarse del dinero contenido en su interior.

A nadie se le ocurrió catalogar dichos hechos como atentados terroristas, con lo cual quedaba claro que ninguna bomba en sí misma puede ser “terrorista”, sino que se trata por lo general de un medio de comisión de otros delitos y/o de consecución de determinados objetivos políticos o publicitarios, desde el bombardeo a La Moneda en septiembre de 1973 (11) o las bombas usadas por los aparatos de seguridad del Estado (dentro de Chile, por ejemplo en la bomba a la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en la combativa Población 18 de septiembre en Punta Arenas ejecutada por la CNI en octubre 1984 y en que murió uno de los militares-colocadores; y fuera de Chile para asesinar a Orlando Letelier en Washington, 1976, o a Carlos Prats y su esposa en Buenos Aires, 1974), hasta su uso por la delincuencia común para conseguir distintos objetivos propios de la lumpen-acumulación capitalista, y por distintas formas de subversión y resistencia a la dominación (en términos de Walter Benjamin o Gunther Anders, violencia limpia o legítima defensa). Sin ir más lejos, el destacado profesor de Derecho Penal de origen español, radicado en Valparaíso, don Manuel de Rivacoba y Rivacoba, estuvo preso en España desde 1947 a 1956 por la colocación de una bomba, que le acarreó una condena por el delito de rebelión, incluyendo cárcel y trabajos forzados, y en estos momentos es un best seller el libro de Guarello sobre Aldo Marín, exiliado chileno que muere en 1977 en Italia portando una bomba. Tolstoi, un libertario cristiano y pacifista, llegó a decir que lo realmente extraño no era que de vez en cuando estallara una bomba, sino que el hecho de que eso no ocurra todos los días (12).

Este texto adquirió un interés adicional cuando fuera mencionado en el Auto de Procesamiento de dos ex acusados del Caso Bombas, al ser detenidos en España bajo la imputación de haber colocado un artefacto explosivo en una Iglesia en Zaragoza en octubre del 2013. Al parecer, a la Policía hispana le llamó la atención descubrir este documento, que tuvo amplia circulación en diversas páginas, en un USB encontrado en la casa de los acusados, y lo describieron de esta forma: “Un documento nombrado 1USB1.000-72092.doc y titulado Algunas consideraciones sobre el derecho penal de bombas”. En este informe, firmado por Julio Cortés Morales, se realiza, en la introducción y posteriormente en su desarrollo, una definición de artefacto explosivo y de terrorista, tanto de un modo definitorio como desde un punto de vista del derecho  internacional. Se trata de un estudio pormenorizado de la legislación chilena en lo que se refiere a las consecuencias penales  de la colocación de artefactos explosivos, referenciando el caso “bombas” de 2009” (13).

En efecto, el texto trataba de hacer un análisis pormenorizado del lugar de las bombas en el Derecho Penal, pero así y todo quedó fuera una figura bastante desconocida del Código Penal, el artículo 481, que en la parte relativa a incendio y otros estragos sanciona a quienes “porten elementos” que sirvan para cometer tales delitos. Posteriormente, dada la modificación ya señalada a la Ley de Control de Armas, el panorama se ha completado con su nuevo art. 14-D, ya referido.

Los otros dos textos permanecieron inéditos, aunque algunos fragmentos del capítulo sobre el terrorismo y el Estado han sido usados para otras exposiciones y artículos breves, dedicados a analizar el rol del Derecho en la acumulación originaria del Capital, y su secuestro por el Estado a partir de los siglos XVIII y XIX, hasta llegar al actual “Estado de Derecho”, que encubre y recubre ideológicamente la inmensa acumulación de violencias pretéritas, actuales y potenciales que implica el tan sacrosanto concepto de Orden Público. En ese capítulo se analiza también a posición revolucionaria, marxista y anarquista, frente a la cuestión de la violencia.

Hartas cosas han pasado entre los años 2010 y el momento presente, pero las lecciones del Caso Bombas, que ya han sido sacadas en gran medida desde el lado de quienes nos explotan y dominan, siguen siendo una tarea pendiente desde este lado de la barricada.

Al principio, y en parte debido a que la socialdemocracia estaba en la oposición, los acusados del caso Bombas causaron simpatías en todo el mundo “progre”, en la misma medida que crecía la antipatía pública hacia personajes públicos como Hinzpeter y Peña. Después, a medida que la legitimidad del gobierno en general y su conducción del aparato represivo en particular hacían aguas por todos lados, la comedia de errores garrafales de la “Inteligencia policial” y fiscal dejaba un sabor alegre en la superficie, que hacía olvidar que al Estado también se aplica eso de que lo que no le mata lo fortalece, que hubo efectos reales de las operaciones de criminalización no sólo judicial, sino que policial, social y mediática, sobre todo un ambiente juvenil proletario que se radicalizaba espontáneamente desde su terreno social, y que el Estado –con independencia de las variaciones de estilo que imponen al aparato represivo los sucesivos cambios de gobierno- garante del desarrollo capitalista global en esta angosta faja de tierra ha reservado en exclusiva la etiqueta de “enemigos” tanto a ese medio como a los sectores en resistencia en Wallmapu. Por algo será.

En el momento presente, en que la legitimidad de dos viejas instituciones opresivas y represivas como son la policía y la iglesia está totalmente socavada, y ambas aparecen visiblemente podridas hasta el tuétano, exhibiendo claramente lo que realmente son, y en que junto a las formas tradicionales de Estado represivo se agregan formas diversas, privadas, ciudadanas y hasta nostalgias nacional-microfascistas, confluyendo todas en un inmenso archipiélago posmoderno del Control, es un buen momento para acometer entre todos el estudio sistemático de la Represión, rabiosa y alegremente, desde fuera de las disciplinas oficiales, subvirtiendo y revirtiendo teórica y prácticamente desde esta dimensión de lo existente todas esas tecnologías e ideologías de la dominación.

NOTAS:
1.- Las modificaciones más relevantes a la definición de terrorismo que se le han hecho fueron las de la Ley 19.027, en 1991, apenas iniciada esta “transición”; la Ley 19.806, en 2002, que introdujo la figura de testigos con identidad reservada; la Ley 20.467, de 2010, que dio lugar a la versión aún vigente.

2.- Para quien suscribe, 8 años de educación básica,  más 4 de media, 5 de universidad y 1 de un pos-título realizado hacia 1999, totalizando casi dos décadas como sujeto educativo, eran más que suficientes para cualquier ser humano.

3.- Disciplina que finalmente en la versión que nos depara alguna utilidad consiste ni más ni menos que en el estudio a fondo de las distintas aristas de los procesos de criminalización.

4.- Muy curioso concepto policial, pues por una parte el concepto de “escena” proviene de subculturas juveniles, como la del punk rock, y por otra los términos anarquista y libertario en general se usan como sinónimos.

5.- Esta Ley fue aprobada durante el gobierno de la Unidad Popular, y luego ha sido reforzada y sistematizada tanto durante la dictadura de Pinochet, como durante los gobiernos de Lagos (incorporando directamente las bombas molotov) y Bachelet.

6.- "Artículo 14 D.- El que colocare, enviare, activare, arrojare, detonare, disparare o hiciere explosionar bombas o artefactos explosivos, químicos, incendiarios, tóxicos, corrosivos o infecciosos en, desde o hacia la vía pública, edificios públicos o de libre acceso al público, o dentro de o en contra de medios de transporte público, instalaciones sanitarias, de almacenamiento o transporte de combustibles, de instalaciones de distribución o generación de energía eléctrica, portuarias, aeronáuticas o ferroviarias, incluyendo las de trenes subterráneos, u otros lugares u objetos semejantes, será sancionado con presidio mayor en su grado medio. La misma pena se impondrá al que enviare cartas o encomiendas explosivas, químicas, incendiarias, tóxicas, corrosivas o infecciosas de cualquier tipo.
     Si las conductas descritas en el inciso precedente se realizaren en, desde o hacia lugares u objetos distintos de los allí señalados, la pena será presidio mayor en su grado mínimo.
     Ejecutándose las conductas descritas en los incisos anteriores con artefactos incendiarios, explosivos, tóxicos, corrosivos o infecciosos cuyos componentes principales sean pequeñas cantidades de combustibles u otros elementos químicos de libre venta al público y de bajo poder expansivo, tales como las bombas molotov y otros artefactos similares, se impondrá únicamente la pena de presidio menor en su grado máximo, en el caso del inciso primero, y de presidio menor en su grado medio, en el del inciso segundo.
     Quien disparare injustificadamente un arma de fuego de las señaladas en la letra b) del artículo 2º en, desde o hacia uno de los lugares mencionados en el inciso primero será sancionado con la pena de presidio menor en su grado máximo. Si lo hiciere en, desde o hacia uno de los lugares que indica el inciso segundo, la pena será de presidio menor en su grado medio. Si el arma disparada correspondiere a las señaladas en la letra a) del artículo 2º o en el artículo 3º, se impondrá la pena inmediatamente superior en grado".


7.- Tanto en relación a la Ley Emilia como a esta modificación de la Ley de Control de Armas ha habido una verdadera avalancha de requerimientos de inaplicabilidad ante el Tribunal Constitucional, que en varios casos ha sentenciado que en efecto este “régimen” especial es desproporcionado e inconstitucional.

8.- Boletines 9.692 y 9.696-07, refundidos, actualmente en primer trámite constitucional en el Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado.

9.- Como se señala expresamente en el Mensaje del proyecto de Bachelet.

10.- Cuya profesora guía fue Myrna Villegas Díaz, y que fuera defendida el 28 de enero de 2013, ante una comisión integrada, además de por ella, por los profesores Miguel Soto Piñeiro y José Luis Guzmán Dálbora, siendo evaluada con distinción máxima.

11.- No deja de ser grotesco que quienes estuvieron detrás de dicho bombardeo  del palacio de gobierno no hayan sido sancionados por ello, sino que más bien todo lo contrario: gobernaron por 17 años, se enriquecieron notoriamente y siguen enquistados en el poder político, en cambio una adolescente que hace pocos meses dibujó la A circulada en la pared de esa réplica perfecta de La Moneda original que tenemos ahí en el centro de Santiago fue detenida por su acción.

12.- Aunque, ¿quién podría decir en este mundo nuestro del siglo XXI que no estallan bombas a diario?

13.- Auto de procesamiento, Sumario 2/14, Audiencia nacional de España, 4 de julio de 2014.


Etiquetas: , , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?